Es posible que conozcas lo beneficiosa que puede resultar la papaya para la salud, especialmente para el aparato digestivo y el sistema inmunológico. Tiene un alto contenido en fibra, calcio, fósforo, hierro, papaína, tiamina, niacina y vitaminas. Pero tal vez no sepas, que sus semillas esconden muchas propiedades.

Aportaciones de la papaya en el deporte

La papaya es una fruta tropical con un alto aporte nutricional y, especialmente, en el mundo del deporte. Es un alimento que puede incluirse en, prácticamente, la totalidad de las dietas. Ocupa un importante papel en la asimilación de proteínas, por lo que se convierte en una aliada a la hora de aumentar la masa muscular. La papaya contiene papaína, una enzima que actúa descomponiendo las proteínas en aminoácidos. De este modo, promueve la formación de tejidos y el crecimiento muscular. Además, es un alimento que ayuda en el proceso digestivo, evita la acumulación de gases y hace que nos sintamos más ligeros tras las comidas.

La papaya es una fruta baja en grasas y en calorías, ideal para dietas de pérdida de peso. Su alto contenido en potasio hace que actúe como diurético, evitando la retención de líquidos.

Pero los beneficios de la papaya, se extienden también a sus semillas.

Propiedades de las semillas de papaya

Cuidan la salud intestinal y el sistema digestivo

Gracias a su contenido en enzimas parasitarias, favorecen la salud de nuestros intestinos. Además, son unas grandes aliadas contra el estreñimiento.  También poseen importantes propiedades antibacterianas y antiinflamatorias.

Absorben el exceso de azúcar

Las semillas de papaya tienen el poder de impedir que el organismo absorba un exceso de grasa y azúcares. Por ello también están especialmente indicadas en dietas orientadas a la pérdida de peso.

Ayudan a depurar el hígado

El hígado es el encargado de filtrar las toxinas y sustancias tóxicas para prevenir muchas enfermedades. Cuando este órgano se ve afectado, podemos desarrollar problemas, convirtiéndose algunos de ellos en trastornos crónicos.

Fortalecen el sistema inmunológico

 

Tienen aportaciones muy positivas para el sistema inmunológico, por lo que ayuda a mantener fuertes nuestras defensas, encargadas de proteger nuestro organismo.