Desde que ha empezado la consciencia sobre los buenos hábitos, el consumo de chocolate se ha disparado. Se habla mucho sobre qué porcentaje de cacao tiene que llevar para que sea óptimo para la salud, cuáles son los que debemos desterrar y de qué manera los podemos introducir en nuestro día a día. Porque sí, podemos comer chocolate a diario y que no suponga un problema para nuestro peso corporal.

Un consumo habitual de este alimento mejora la salud cardíaca y la función cognitiva. El chocolate está repleto de antioxidantes como las catequinas y las procianidinas, vitaminas A, B, calcio, hierro, magnesio, fósforo, cobre, potasio y hasta ácido fólico. Incluso, también podemos encontrar un aporte de fibra y vitamina B1.

Para salir de dudas ya, te contaré que el chocolate que debes consumir (si quieres aportar beneficios a tu cuerpo) tiene que deber mínimo un 80% de cacao. En este artículo te dábamos unos consejos para la compra chocolate, y en este otro te comparábamos dos marcas punteras en el mercado. A continuación te contamos las propiedades y beneficios que posee el chocolate.

Alto contenido en antioxidantes

Siempre nos vamos a referir al cacao, que es ese polvo que no contiene ni azúcar ni grasa añadida. Cuanto mayor porcentaje de cacao posea la tableta, más saludable será. El cacao presenta hasta 40 veces más antioxidantes que los arándanos, presidido por compuestos polifenólicos, que realizan una importante labor en la lucha del estrés oxidativo.
Este estrés afecta al desarrollo de ciertas enfermedades cardiovasculares (obesidad, diabetes), cáncer o trastornos neurodegenerativos. Así que mediante el consumo moderado de este alimento podemos reducir el riesgo a padecerlas.

Es un perfecto anticoagulante

Hay investigaciones que afirman que se podrían prevenir la formación de coágulos, así como influir beneficiosamente en la función del corazón. En medicina se llega a catalogar como una sustancia anticoagulante. Es decir, se encarga de “limpiar” las arterias gracias a las flavonoides. Esto hace que la sangre no se solidifique demasiado y que se retrase la oxidación de las células.

Posee sustancias estimulantes

Hay quienes dicen que es un alimento afrodisíaco, aunque para llegar a ese nivel deberíamos hartarnos a comer cacao. Lo que sí contiene son sustancias estimulantes, aunque muy leves. La teobromina, la cafeína y la feniletilamina son las encargadas de esta estimulación, haciendo que el cerebro preste más atención y tengamos un mejor estado de ánimo. ¿Es cierto que puede sustituir al sexo?

Mejora la función cognitiva

Es cierto que la mayoría de los estudios sobre el cacao se refieren en gran medida a sus beneficios cardiovasculares, pero también se ha descubierto que mejora la función cognitiva. Tomar chocolate negro de manera habitual se relaciona con una mejor respuesta en pruebas neuropsicológicas. Aseguran que optimiza la memoria visual espacial, la memoria de trabajo y el escaneo.

Consume con moderación

Que sea un alimento saludable no implica que tengamos que atiborrarnos de él para potenciar sus beneficios. Los expertos recomiendan tomar diariamente entre 7 y 20 gramos de cacao (un par de onzas), pero no una tableta. Además, te aseguro que no es extremadamente apetecible una tableta con alto contenido en cacao, como sí lo es una mezclada con leche y azúcares.

El cacao puede contener cadmio, que es una sustancia dañina para los riñones y considerada incluso cancerígena. Sobre todo se puede localizar en cacaos procedentes de Sudamérica, ya que las plantas crecen sobre suelos volcánicos.
Tampoco hay nada que temer siempre que lo consumas con moderación.