Una alimentación variada y equilibrada pasa por ingerir diariamente, la cantidad mínima recomendada de frutas y verduras. Por ello, si nos cuesta o vemos que se nos complica incluir ciertas variedades, es importante elaborar recetas que nos permitan hacerlo. De esta manera podremos tomarlas sin excesivo esfuerzo. Hoy hablamos de la coliflor.

Hay muchas personas que no incluyen la coliflor en su alimentación porque no les gusta o les resulta complicado comerla. Sin embargo, esto no debería ser excusa para desecharla totalmente de la dieta. Y es que podemos elaborar gran cantidad de platos y recetas que la incluyan sin que apenas se note. La coliflor tiene grandes beneficios que favorecen la salud y debemos aprovechar las maravillosas aportaciones de los alimentos que nos brinda la naturaleza.

Valor nutricional de la coliflor

La coliflor es un alimento muy completo en cuestión nutricional. Dispone de un muy bajo contenido en calorías, y es rica en vitaminas, minerales y antioxidantes, necesarios para el correcto funcionamiento del organismo. Es fuente de fibra y un elevado porcentaje de su composición es agua. La coliflor aporta ácido fólico, calcio, potasio, fósforo, manganeso, magnesio y vitamina C y K.

Beneficios de la coliflor para la salud

  • Su elevada composición de agua la convierten en un alimento ideal para luchar contra la retención de líquidos
  • Su bajo aporte de calorías hace que sea excelente en dietas orientadas a la pérdida de peso o mantenimiento
  • Es fuente de fibra por lo que ayuda a mantener la salud digestiva en óptimas condiciones, evitando la inflamación, facilitando las digestiones, y previniendo afecciones como la diarrea, o problemas intestinales
  • Su contenido en fibra también ayuda a reducir el riesgo de sufrir enfermedades coronarias, favoreciendo la salud cardiovascular
  • Tiene efecto saciante, por lo que evita el picoteo y ayuda a combatir la obesidad
  • Dispone de un elevado poder antioxidante, que cuida nuestras células frente a los radicales libres
  • Se le ha adjudicado la capacidad de prevenir diversos tipos de cáncer
  • Es ideal para sustituir al arroz, la pasta, las harinas o las patatas en diferentes recetas, de esta manera se obtienen platos bajos en carbohidratos. Un ejemplo, es nuestro Falso arroz con setas al curry
  • Tiene grandes propiedades antiinflamatorias que mantienen la inflamación del cuerpo bajo control, previniendo la aparición de diversas enfermedades
  • Es un alimento excelente para proteger la salud cerebral