¿Eres un amante del pescado? ¿Te cuesta comerlo porque prefieres la carne? Sea cual sea tu postura, es posible que no estés consumiendo la cantidad suficiente. Lo normal es que las personas se decanten por el pollo o las carnes rojas, por lo que deberías seguir leyendo el artículo para conocer cuáles son los pescados que no deberían faltar en tu alimentación saludable.

Es pescado tiene numerosos beneficios nutricionales, siendo los ácidos grasos Omega-3 los más importantes. Es cierto que también podemos encontrar una buena cantidad de vitamina D, así que podrás mantener fuerte tu corazón y el sistema inmunológico. Además, tienen una alta concentración de proteínas, algunos incluso más que el pollo.

Te contamos los 10 pescados con mayor aporte proteico. Para degustarlos de forma saludable, te recomendamos asarlos y añadir un poco de jugo de limón. ¡Riquísimo!

Atún (al natural en lata)

Por supuesto, el atún no podía faltar en este ránking. En 100 gramos de producto encontramos 33 gramos de proteína y 225 calorías. No temas por el mito del mercurio presente en este pescado, la FDA dijo que: «cinco de los pescados que se consumen con más frecuencia y que son bajos en mercurio son las gambas, el atún claro enlatado, el salmón, el abadejo y el bagre«.

Anchoa (enlatada en aceite)

En 100 gramos obtenemos 52 gramos de proteína y 378 calorías. Lógicamente, es complicado que te apetezca comerte 100 gramos de anchoas, a no ser que quieras pasarte una semana bebiendo agua y sin poder salir a la calle. Aun así, una dosis moderada de anchoas no puede faltar, ya que son muy altas en Omega-3 y sabor.
Puedes añadirlas a una pizza o a algún plato de pasta para darle un toque especial.

Sardinas (enlatadas en aceite)

Seguimos con las conservas en lata. Es cierto que las sardinas asadas están riquísimas, pero no solemos tener tanto tiempo como para hacerlas habitualmente. En 100 gramos de este pescado encontramos 28 gramos de proteína y 236 calorías. Son ricas en Omega-3 y puedes comerlas en ensaladas o bocadillos saludables.

Salmón plateado

Este pescado salvaje es bajo en calorías y posee un alto contenido en Omega-3. Aporta 31 gramos de proteína y solo 209 calorías, así que está genial para una cena ligera. Su sabor es intensamente fresco y casi dulce, por lo que debes tener cuidado de no arruinarlo. Queda perfecto si lo cocinas a la parrilla con jugo de limón, sal y un poco de eneldo picado.

Trucha

¡Mítico pescado adorado por los pescadores! Son difíciles de conseguir, pero cuando la pruebes vas a alucinar. Su carne es sumamente tierna y te hará degustar un pescado que nunca habías probado antes. Un filete de 100 tiene unos 30 gramos de proteína y 215 calorías.

Pargo

Es posible que encuentres pargos rojos en tu supermercado habitual, y todas las variedades comparten un perfil nutricional parecido: 30 gramos de proteínas y 145 calorías por cada 100 gramos. Es un pescado que tiene una carne más firme, por lo que es una excelente opción para asar sin que se desmenuce con facilidad.

Caballa

Suele confundirse con el atún rojo, pero en este caso la caballa tiene un color rojo más intenso. Cuando se cuece la carne, queda totalmente blanca y escamosa. También puedes probar a asarla. En 100 gramos encontramos 29 gramos de proteína y 180 calorías.

Abadejo

Este pescado es familia del bacalao. Es escamoso y tiene un sabor neutro. Es posible que lo encuentres en los famosos palitos de pescado. Prueba a cocerlo rápidamente y meterlo dentro de un burrito. ¡Increíble! Obtendrás 28 gramos de proteína y 134 calorías en 100 gramos de producto natural.

Mero

Todos sabemos que este pez es bastante feo, pero lo importante es su valor nutricional. En 100 gramos, tenemos 28 gramos de proteína y 134 calorías, por lo que no puede faltar en tu mesa. Pruébalo a la sartén con diferentes especias.