Con el creciente interés por la alimentación saludable, comienzan a surgir diferentes alimentos que nunca antes habían introducido en tu dieta. Si estás leyendo esto es porque alguien te habrá hablado del pan morado y de sus posibles beneficios como superalimento.

El profesor Zhou Weibiao, de la Universidad Nacional de Singapur, inventó esta versión del pan. Afirma que está hecho con ingredientes totalmente naturales, es rico en antioxidantes (muy necesarios para prevenir el cáncer) y evita cualquier efecto secundario que pueden provocar los panes a los que estamos acostumbrados. ¿Nos hemos estado «envenenando» durante años sin saberlo?

¿Por qué tiene este color morado?

Su creador empezó extrayendo las antocianinas, un pigmento natural que se encuentra en alimentos como las uvas, los arándanos y las moras, del arroz negro y las introdujo en el pan. Las propiedades del almidón del arroz se eliminaron, pero las cualidades antioxidantes se preservaron en la corteza cuando se hornearon. Estas antocianinas son las que aportan el color morado al pan.

Este pigmento crea una reacción química que desacelera la digestión, por lo que muchos defienden que no engorda aunque tenga el misma valor nutricional y calórico que el pan clásico. Weibiao asegura que también ayuda al cuerpo a luchar contra el cáncer, la obesidad y la diabetes.

Explicó a la CNN: «El reto era ver si podíamos transformar la fórmula del pan, sin cambiar la textura suave del pan blanco que la gente tanto adora. A pesar de su capacidad antioxidante y los beneficios para la salud asociados, el conocimiento del uso de las antocianinas como ingrediente para los productos alimenticios es muy limitado.» Weibaio dice que el pan morado se digiere un 20% más despacio que el pan blanco regular, debido a una reacción química entre las antocianinas y las enzimas del almidón.

Uno de los «problemas» del pan blanco es que nuestro cuerpo lo digiere muy rápido. Los azúcares van directo al torrente sanguíneo y se crean picos de insulina muy poco saludables. Por eso, en los últimos años se destaca el consumo de pan integral, con granos enteros.

Aun así, cualquier alimento que contenga antioxidantes está muy bien valorado, ¡imagina si encima es pan!

No es ningún superalimento

Sabemos que queda muy guay en tus fotos de Instagram, junto a trocitos de aguacate y un café recién hecho, pero tampoco vamos a volvernos locos diciendo que es un superalimento. Hincharte a comer este tipo de pan no hará que prevengas la obesidad o el cáncer; de hecho, subirás de peso con seguridad.

Si quieres añadirlo en tu dieta como algo habitual, está bien, pero sin excedernos en su consumo. No obstante, el pan morado aún no está listo para comercializarse a nivel mundial, pero Weibaio está muy interesado en hacer llegar este alimento a cualquier casa. ¿Podremos degustarlo próximamente? ¿Os gustaría comer un sándwich morado?