Con todo el auge de las nuevas películas de Disney, parece que hemos vuelto a recuperar el hábito de ir al cine todos los meses. Ver una película en casa está bien, pero verla en una macro pantalla, con un sonido impecable y palomitas, es otro nivel. Sobre todo por las palomitas. Ese snack favorito para muchos y que a menudo crea confusión sobre si son una opción saludable o no.

Si las palomitas vienen del maíz, y el maíz es un cereal integral… ¿Puedo comerme un bol yo sola? Es cierto que son una gran fuente saludable de hidratos de carbono, pero no implica que sean la mejor opción para recuperarte después de un entrenamiento. Además, debes tener en cuenta cómo las comes, ya que seguramente serán saladas o con caramelo.

¿Las palomitas de maíz es un snack saludable porque son granos integrales?

Los granos integrales (avena, cebada, arroz integral o el maíz) son ricos en vitaminas, minerales, y algunos también aportan un poco de proteína vegetal. Los cereales también son ricos en fibra, que ya sabes que es imprescindible para mantenernos saciados y mejorar el tránsito intestinal. Los deportistas necesitan tener una buena ingesta de hidratos de carbono para producir energía, y muchos de esos hidratos provienen de los cereales enteros.

En el caso de las palomitas de maíz, nos encontramos con que son un tipo de maíz que no se procesa demasiado. Es decir, cuanto menos procesamiento, mayor cantidad de nutrientes quedan. Pero cuando se trata del valor nutricional, depende en gran medida de cómo se cocinen y de lo que le pongas por encima.

¿Qué diferencias existen en su manera de cocinado?

Algo que llama mucho la atención de este alimento que se tienen un gran volumen, pero no demasiadas calorías. Vamos a analizar el valor nutricional de unas palomitas con sal marina preparadas y unas al microondas.

Preparadas:

  • Tamaño de la porción: 4 tazas
  • Calorías: 140 calorías
  • Grasa: 7 gramos
  • Sodio: 130 mg
  • Hidratos de Carbono: 19 gramos
  • Fibra: 4 gramos
  • Azúcar: 0 gramos

Microondas:

  • Tamaño de la porción: 3’5 tazas
  • Calorías: 170 calorías
  • Grasa: 10 gramos
  • Sodio: 250 mg
  • Carbohidratos: 20 gramos
  • Fibra: 3 gramos
  • Azúcar: 0 gramos

Básicamente, los ingredientes son palomitas de maíz, aceite y sal.

¿Cómo influye el tipo de aceite?

Muchos piensan que lo más importante es la cantidad de sodio que posea, pero realmente el tipo de aceite es lo que debemos observar. Si quieres una versión saludable, se recomienda el aceite de coco, ya que tiene un punto de humo más alto. En cambio, el peor aceite es el parcialmente hidrogenado, que es un tipo de grasa trans.

Las palomitas de maíz tienen un alto nivel de polifenoles, un poderoso antioxidante que ayuda a protegernos contra el cáncer. De hecho, un estudio de la Universidad de Scranton encontró que este aperitivo contiene hasta 300 mg de polifenoles por porción, en comparación con 114 mg por porción de maíz dulce o los 160 mg por porción para todas las frutas.
Pero, lógicamente, una vez que comienzas a refinar el grano entero y espolvoreas un poco de sal, comienzas a perderte muchos de los beneficios para la salud.

Ni caramelo ni mantequilla

Una porción con caramelo puede tener la misma cantidad de calorías que la variedad de mantequilla y sal. No tenemos en cuenta que podemos estar agregando 8 gramos de azúcar a nuestro snack, y no es de donde queremos que provenga la dosis de azúcar diaria.

Ahora piensa en las palomitas del cine. No solamente hay que huir de las porciones extra grandes, sino que además tenemos que evitar las de mantequilla o con grandes cantidades de sal. Al final, de ser un aperitivo saludable, pasa a ser una bomba calórica que no merece la pena consumir.

Según MyFitnessPal, una ración pequeña de palomita de maíz, sin mantequilla, tiene 225 calorías y 11 gramos de grasa. En cambio, la versión grande, sin mantequilla, llega a las 1.030 calorías y 41 gramos de grasa. Y reiteramos: sin mantequilla.
Pero es que, además, la mantequilla utilizada en las palomitas del cine no es mantequilla, sino un aceite de soja parcialmente hidrogenado (una grasa trans), betacaroteno para darle color, butil hidroquinona terciaria como conservante, polidimetilsiloxano para evitar la formación de espuma y saborizante de mantequilla.

Aun así, no temas. No tienes que evitar pedirte un cartón de palomitas, tan solo escoge el formato pequeño, sin sal ni mantequilla extra. Aunque siempre va a ser mejor llevar de casa algunas meriendas más saludables y que aporten un buen contenido nutricional.