Los nibs de cacao están llenos de propiedades beneficiosas, son sanos y se les considera un superalimento, pero no son agradecidos con todos los paladares, ya que estamos acostumbrados a comer cosas muy dulces y toca reeducar nuestro paladar.

Cuando nos centramos en una alimentación saludable y una vida sana en general, lo primero que tenemos que hacer es alejarnos de las grasas y sobre todo del azúcar. Esto último incluye el Cola Cao, u otras marcas, las barritas energéticas, refrescos, bollería y demás.

La transición entre la alimentación insana y la saludable suele ser un proceso difícil, ya que el azúcar crea síndrome de abstinencia, así que cambiar el chocolate tradicional por los nibs de cacao puro es un buen punto de partida.

Este ingrediente proviene del propio grano de cacao, más concretamente son pequeños trozos de la semilla de cacao que han sido fermentados y tostados. El proceso de fermentación ocupa entre 5 o 7 días, después se dejan secar los granos unos 5 días y a continuación se tuestan y se trituran para obtener los nibs.

Un barril lleno de cacao tostado

No se deben confundir con las perlas de chocolates o los chips de chocolate, ya que el cacao no es lo mismo que el producto final que nosotros conocemos como chocolate. Lo primero es el ingrediente principal, la parte natural y sana con sabor amargo y profunda aroma, y lo segundo es el resultado de un proceso donde se le añaden azúcares, frutos secos, leche y otros ingredientes.

Propiedades nutricionales

Estos trocitos tienen unas propiedades nutricionales muy buenas, tanto es así que se consideran un superalimento. Se pueden comprar de multitud de marcas, y su porcentaje de grasas, carbohidratos, proteínas y demás varía mínimamente.

Pero por norma general suelen rondar las 600 kilocalorías por cada 100 gramos de producto. Recordemos que es un ingrediente, un añadido o decoración, no se puede tomar a modo de picoteo o en grandes cantidades.

Un bote lleno de nibs de cacao

También, cada 100 gramos de producto tienen unos 55 gramos de grasas, de las cuales la mitad, más o menos, son grasas saturadas. En torno a los 5 gramos de hidratos de carbono por 100 gramos y unos 12 gramos de proteína. Hay algunas marcas que señalan la cantidad de azúcar, y otras que no.

Se trata de un producto natural, no tiene azúcar añadido, quizás menos de 0,5 gramos por cada 100 gramos de producto, pero se trata de azúcar naturalmente presente.

Nibs vs granos de cacao vs chocolate

Al inicio de este artículo explicamos mínimamente las diferencias, pero ahora vamos a dejar claro el por qué no debemos confundir estos 3 conceptos.

Un plato azul con onzas de chocolate negro

Empezando por los granos de cacao, digamos que esa semilla es el origen de todo lo demás, es la materia prima en bruto. De esos granos se extraen los nibs mediante un proceso que está dividido en 4 fases:

  • Fermentación de 5 a 7 días.
  • Dejar secar durante 5 días.
  • Tostar.
  • Triturar para partir los granos en trozos pequeños.

Se obtienen un producto sabroso (no apto para todos los paladares, ya que se trata de cacao puro y es amargo), muy crujiente y con un aroma inconfundible a cacao.

Por último, el chocolate, que lo hay de cientos de tipos diferentes, es el producto final y el procesado. El que debemos evitar en mayor medida.

Para lograr el chocolate que todos conocemos y compramos en las tiendas, ha habido un proceso desde la semilla de cacao hasta el envasado donde se le ha añadido azúcar, mantequillas, leches, frutos secos, frutas, sal, sabores, colorantes, etc.

Opciones para consumir este superalimento

Estas chispas se pueden consumir de diferentes formas, pero siempre en pequeñas cantidades como las semillas de chía. Además, recordamos que se trata de un producto puro proveniente de la semilla del cacao, así que no debemos esperar algo dulce.

Un bol de porridge de avena con frutas y nibs de cacao

  • Para decorar batidos, tartas, helados, etc.
  • En infusiones, como Té Chai.
  • Como picoteo a deshoras.
  • Porridge de avena.
  • Se puede agregar a un licuado de frutas.
  • Para acompañar en un yogur.
  • Como extra en un tazón de cereales.
  • Para complementar un bol de frutas.
  • Añadido a la mezcla de un brownie, cupcakes, bollo, pan, bizcocho u otro tipo de repostería.

Beneficios de tomar nibs de cacao

Lo que nos aporta ingerir este ingrediente es una amplia cantidad de antioxidantes, minerales, propiedades neurotransmisoras que nos rejuvenecen e incluso propiedades que previenen los accidente cardiovasculares y propiedades antinflamatorias.

Mucho más que un simple ingrediente, ya que gracias a su contenido en feniletilamina promueve el bienestar; mejora la respuesta inmune; es muy saciante y ayuda a regular el apetito; también el colesterol y el azúcar en sangre; aumenta la producción de endorfinas y gracias al contenido en teobromina consigue regular los niveles de estrés.

Estos chips son ricos en magnesio, calcio, zinc, cobre, potasio, fósforo, hierro y fibra. Además, son proteína 100% vegetal, ayudan a la digestión y combaten el estreñimiento. Por algo se les considera superalimento.

Efectos secundarios de consumir este producto

Muy poca gente lo sabe, pero el cacao es nocivo si nos excedemos. De igual forma, los cacao nibs tienen efectos secundarios si tomamos más de la cuenta. Por norma general, se recomienda unos 20-28 gramos al día, si comemos entre 50 y 100 gramos en un día nos puede provocar sudoración, temblor y dolor de cabeza agudo.

Los granos del cacao contienen cafeína y teobromina. Ambos compuestos son beneficios `para la salud, pero no si nos excedemos.

Si nos pasamos con el consumo, tendremos los mismos síntomas que cuando tomamos demasiada cafeína, es decir, nerviosismo, ansiedad, insomnio, etc.

Cuándo no debes comer nibs

Una mujer embarazada con un bebé en brazos

Muy importante prestar atención a este apartado, ya que, si nos encontramos dentro de este grupo, será mejor que no probemos los nibs. Antes de tomar cualquier decisión, debemos valorarlo y consultarlo con un médico.

Los niños, las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia son personas vulnerables con la cafeína, es decir, que estos efectos adversos pueden intensificarse.

El cacao está contraindicado para embarazadas a causa de los efectos constrictivos en el vaso sanguíneo fetal, más conocido como conducto arterioso, a causa de los antioxidantes que están naturalmente presentes en el cacao.

Además, si somos alérgicos al cacao o sensibles al chocolate en sí, tampoco se aconseja la ingesta de los nibs, al menos no sin consultarlo antes con un especialista.