Una alimentación completa y variada, es muy importante para disponer de una buena salud y calidad de vida. No es necesario esperar a sufrir alguna dolencia, o enfermedad, para cambiar ciertos hábitos. Reaccionar a tiempo puede evitar algunas consecuencias negativas de una dieta poco saludable. Descubre la siguiente lista de alimentos antiinflamatorios.

Muchos problemas inflamatorios pueden mejorar en gran medida con la incorporación de algunos alimentos en la dieta. Problemas como la inflamación intestinal, alergias, artritis, diabetes o afecciones cutáneas, pueden mejorar si evitamos algunos alimentos que favorezcan la inflamación. Este pequeño cambio, fruto del conocimiento de algunas propiedades beneficiosas para tu organismo, podría ayudarte a prevenir enfermedades en el futuro.

Lista de alimentos antiinflamatorios

Conejos para complementar una dieta antiinflamatoria

  • Céntrate en dotar a tus platos de mucho color, comiendo frutas y verduras variadas.
  • Consumir a diario infusiones con propiedades antiinflamatorias.
  • Eliminar los productos azucarados de tu dieta.
  • Sustituir los cereales normales por integrales.
  • Si sospechas que podrías ser intolerante a algún alimento, haz las comprobaciones oportunas hasta dar con la respuesta.
  • Es estrés puede agravar los procesos inflamatorios de nuestro organismo, relájate.
  • Los alimentos de procedencia ecológica siempre son una excelente opción.
  • Intenta que tu dieta sea lo más natural posible, recuerda que no es lo mismo alimento que producto.
  • Elimina el consumo de grasas no saludables.
  • Eliminar las harinas refinadas.
  • Evita las bebidas alcohólicas u opta por una copa de vino.
  • Potencia los alimentos ricos en Omega 3.
  • Opta por especias como el orégano, romero o cayena.
  • Elige proteínas saludables. Tanto en los huevos como en la carne, las opciones ecológicas son preferibles por su mejor perfil de ácidos grasos esenciales.

¿Qué alimentos favorecen la inflamación?

La harina, el azúcar, el pan, la pasta, quesos, embutidos, alimentos procesados, fast food, carnes rojas…

Como puedes observar hay muchos alimentos que aportan salud a tu organismo. No se trata de incluirlos con el objetivo de perder peso, o realizar una dieta restrictiva; sino de cambiar algunos hábitos nutricionales que te ayuden a ganar en salud y reducir el riesgo de sufrir ciertas dolencias. Recuerda que una dieta saludable, no trata de establecer una fecha de inicio y de final, sino un cambio saludable, responsable y duradero.