¿Qué es la jackfruit y cómo empezar a consumirla?

Imagina un bocadillo de carne de cerdo jugosa y deliciosa que contiene menos calorías, menos grasas, nada de colesterol y es vegano. Si, vegano. Evidentemente, no hay carne de cerdo es este bocadillo imaginario, pero la jackfruit (jaca, yaca, jack o nanjea) hace el trabajo necesario.

A primera vista, la jackfruit no parece una fruta. Es la fruta de árbol más grande del mundo, con una cáscara verde y un peso aproximado de 36 kilos. Tiene una apariencia similar al del puercoespín, pero cuando lo abres, todo cambia. Nos encontramos con una carne llena de fibra que puede convertirse fácilmente en el mejor reemplazo de carne saludable para vegetarianos, veganos y cualquier persona que esté tratando de mejorar su salud o cuidar el planeta.

Pese a que la jackfruit se ha vuelto totalmente de moda en los últimos meses, no es nada nuevo. Esta fruta tiene su origen en el sur y sureste de Asia, se ha utilizado en platos veganos durante años. Si la trituramos un poco, podemos llegar a transformarla en una aparente carne de cerdo desmenuzada.

¿Es saludable la jackfruit?

Está bastante claro que la jaca es un reemplazo directo de carne. Pero, ¿es realmente nutritivo? Según los expertos, es tan saludable como sabroso. De hecho, si la carne roja y procesada (incluida la carne de res, cordero y cerdo), se ha relacionado con un mayor riesgo de cáncer, según el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer, algunas investigaciones sugieren que la jackfruit podría combatirlo.

Un estudio observó que esta fruta contiene propiedades quimioprotectoras que pueden reducir el crecimiento de las células cancerosas, concretamente, el cáncer de linfoma. Además, es rica en fitonutrientes, como los carotenoides que pueden actuar como antioxidantes, que tienen un efecto antiinflamatorio. También es rica en potasio, pudiendo influir en la reducción de la presión arterial, sobre todo en las dietas altas en sodio.

En cuanto a las proteínas, probablemente sea el nutriente principal que todos consideran al seleccionar un reemplazo de carne, la fruta de jaca definitivamente no tiene competidor. La jaca no está libre de proteínas, pero no contiene tanto como los alimentos de origen animal que imitan su textura, como el cerdo desmenuzado. En una porción de 60 gramos de jackfruit crudo obtenemos solo 1 gramo de proteína, pero esto no debería generar ninguna preocupación.
Es una falacia que cada comida tenga que estar repleta de proteínas. Hasta los veganos y los vegetarianos normalmente obtienen mucha proteína, por lo que no es preocupante que la jackfruit tenga una baja cantidad de este macronutriente.

Además, la jaca también contiene algo de fibra. En la misma porción de 60 gramos obtenemos 3 gramos de fibra.

¿Cómo usar Jackfruit en las recetas?

La mejor parte de esta fruta es lo versátil que es. Puedes usarla en crudo o cocinada, y hay infinitas formas de disfrutarla. Si quieres atreverte con algo original, te animamos a crear tu propio «cerdo desmenuzado». Es fácil de hacer y es perfecto para cualquier comida o cena que quieras preparar en menos de 30 minutos.

  • Compra una jackfruit son terminar de madurar o envasada en salmuera.
  • Escurre el agua y pica la fruta. Debe tener una textura fibrosa similar a la carne de cerdo desmenuzada.
  • Mézclalo en una sartén con cebolla y salsa de barbacoa, y caliéntalo. Para obtener una textura crujiente, coloca el jackfruit en una bandeja para hornear y caliéntalo en el horno a 200ºC durante aproximadamente 25 minutos.
  • ¡Listo para usar en cualquier receta!

Es cierto que se suele hablar de esta fruta como un sustituto de la carne, pero también es una deliciosa opción cuando se come fresca. Compra una jackfruit fresca en la tienda de comestibles y debórala. También es intereante introducirla en algunas tostadas junto a un poquito de queso, o añadirla en el yogur natural.

Debes tener en cuenta que la jaca sin madurar no tiene sabor por sí sola, por lo que necesitará condimentos y/o salsas para que tenga un sabor diferente. Pero eso implica que tienes que revisar muy bien las salsas que vas a elegir. Muchas de ellas tienen un alto contenido en azúcar o sodio, por lo que podríamos estar interfiriendo en los beneficios que aporta esta fruta al organismo.