Para disponer de una buena salud, es necesario aportar al organismo todas las vitaminas, minerales y nutrientes que requiere para funcionar. De esta manera, llevar adelante una alimentación equilibrada y saludable es imprescindible. Si alguna vez te has preguntado qué papel juega la fibra en tu dieta, continúa leyendo y descubre su importancia.

Seguramente hayas escuchado muchas veces que la fibra es muy importante, pero no sabes exactamente su función. Para cumplir con una alimentación equilibrada, es importante que conozcamos la importancia de algunos componentes. De esta manera, seremos más capaces de tomar decisiones que beneficien a nuestra salud. Siempre que desees realizar un cambio en tu dieta, porque tus objetivos lo requieran, recuerda contrastar tus necesidades con la opinión de un profesional de la nutrición. Del mismo modo, no dejes de consumir ciertos alimentos sin consultarlo. Así tendrás la seguridad de no desarrollar carencias en ningún aspecto de tu alimentación.

¿Qué es la fibra?

La fibra es un componente esencial para nuestro organismo, especialmente para nuestro sistema digestivo. El aporte necesario de fibra a través de la alimentación, beneficia la función digestiva, el tránsito intestinal y, en consecuencia, favorece el estado de nuestra salud general. La fibra es un hidrato de carbono que nuestro aparato digestivo no es capaz de digerir ni absorber. Su presencia en la dieta es de vital importancia para el correcto funcionamiento interno.

¿Qué alimentos contienen fibra?

  • Legumbres
  • Cereales
  • Verduras
  • Frutas
  • Granos enteros

Beneficios de la fibra en nuestra alimentación

  • Es ideal en dietas de control de peso o adelgazamiento ya que aporta efecto de saciedad. De esta manera nos ayuda a sentirnos llenos durante más tiempo y evita las tentaciones entre horas.
  • Beneficia la salud cardiovascular, ya que ayuda a regular los niveles de colesterol en la sangre.
  • Evita los picos en los niveles de glucosa en sangre, ya que los nutrientes se absorben poco a poco.
  • Ayuda a prevenir y tratar el estreñimiento, favoreciendo el tránsito intestinal.
  • Mejora el aspecto de la piel, especialmente en caso de acné o erupciones cutáneas.
  • Contribuye a prevenir la aparición de hemorroides.
  • Ayuda a prevenir el cáncer de colon.

Por ello, independientemente de tus objetivos, la presencia de la fibra en tu alimentación es indispensable. Alimentos como la avena, lentejas, guisantes, lino, nueces, manzanas, naranjas, zanahorias, judías verdes, trigo, semillas… no pueden faltar en tu cocina.