Para muchos, el desayuno es la comida más importante del día. Y no es de extrañar, ya que éste tiene la capacidad de aportarnos mucha energía para empezar el día con vitalidad y ganas. En el post de hoy te recomendamos algunos desayunos ricos en proteínas. Te van a encantar porque, además de ser muy saludables, ¡están deliciosos!

El desayuno está considerado como la comida más importante del día, debido a que tiene una gran función entre muchas. Es el encargado de suministrar alimento a nuestro cuerpo, tras pasar la noche en ayunas. Mientras dormimos, nuestro cuerpo y mente descansan y, al despertar, es necesario dotarles de alimento para enfrentar el día con vitalidad.

Haciendo un buen desayuno rico en proteínas, te aseguras de que tu cuerpo tenga la energía que requiere para afrontar el día. Además, te ayuda a sentirte saciado y no estar hambriento a media mañana. Desayunando bien, no necesitarás estar picando entre horas y llevarás tu apetito, y tu peso, bajo control.

Ideas para tus desayunos ricos en proteínas

Tosta con huevo

Tuesta una rebanada de pan de centeno o del que más te guste, evitando el pan blanco. Añade un chorrito de oliva virgen extra, una cucharada de requesón, o queso cottage, y dos huevos previamente hervidos.

Gachas proteicas

Desayunar copos de avena es una inmejorable elección. Hiérvela con agua, leche o bebida vegetal. Añádele arándanos y otros frutos rojos, semillas de chía, nueces y almendras. Puedes condimentar con una cucharadita de canela. ¡Desayuno estrella! La avena te mantendrá muy enérgico y saciado durante la mañana.

Bol de yogur

Utiliza como base yogur griego natural o kéfir. Añádele muesli, plátano y frutos rojos. Remuévelo todo y disfruta de un desayuno fresquito, saludable y saciante.

Salvado de avena

Utilizando leche, bebida vegetal o yogur como base, añade unas cucharas de salvado de avena y remueve. Incluye frutos secos como almendras o nueces y algo de fruta si te apetece dotar a tu desayuno de más color.

Revuelto de pavo y queso

Uno de los desayunos más apetecibles, es un revuelto con un huevo y claras. Hazlo añadiendo pavo natural y queso cottage. Disfruta del manjar y empieza el día con ánimo y energía.

Tortitas de avena

Otra forma de comer avena es preparando unas apetecibles tortitas. Son muy fáciles de hacer y puedes complementarlas como quieras. Si te apetece dulce o salado, ambas cosas valen. Échale imaginación y dota a tu cuerpo de salud y bienestar.