En los supermercados ya empezamos a ver las primeras brevas de la temporada, ¿o son higos? Este pequeño debate lo tienen muchas personas. No solamente parece imposible entender la diferencia entre ambos, sino que además también tienen propiedades diferentes. ¿Pero no provienen del mismo árbol? No temas, a continuación te explicamos la diferencia de ambas frutas y cuál es la más beneficiosa para la salud.

«De higos a brevas»

Nos encanta este refrán popular que hace referencia al periodo de maduración de los higos y las brevas. Y sí, ambas frutas vienen de la higuera. Sin embargo, hay higueras que dan dos cosechas al año: una de brevas en primavera y otra de higos en otoño. Aunque también existen higueras que solo dan higos.

La característica que más diferencia a estos frutos es su color. Las brevas son moradas, un poco más grandes y menos dulces, y su carne puede ir del blanco al rosado intenso. En cambio, los higos son verdes por fuera, más pequeños, muy dulces, y con un color blanco y rosado en su interior. Aunque hemos estado hablando de ‘frutos’, en realidad no lo son.

Propiedades y beneficios de los higos

Muchas personas piensan que los higos son una fruta muy calórica debido a su dulzor y jugosidad. Pero al realidad es que si los consumes frescos, su aporte calórico puede ser un poco mayor que el de las manzanas. Lógicamente, son mucho menores en tamaño y siempre te apetece tomar más de uno. He ahí el problema.

Los higos tienen un buen aporte de azúcares naturales, y bastante bajo en grasas y proteínas. En unos 100 gramos encontramos 74 calorías, de los que 14 gramos son hidratos de carbono, por lo que es una buena fuente de energía. Además, también aportan mucha fibra (3 gramos por cada 100 gr) y micronutrientes, como magnesio, potasio, fósforo, hierro, manganeso y calcio. Así como vitamina K, B1, B5 y B6.

Existe una gran diferencia entre los higos secos y frescos, y principalmente está en el contenido nutritivo. Los secos eliminan gran parte de su contenido en agua, por lo que en una misma dosis de cantidad estaremos multiplicando por tres su contenido. Siempre es mejor consumirlos frescos, para también controlar la ingesta de calorías.

Es una fruta muy beneficiosa para el organismo. Su fibra soluble ayuda a controlar los niveles de colesterol y glucosa en la sangre, además de regular el tránsito intestinal. Por supuesto, también te mantienen saciado durante más tiempo, por lo que se convierte en un buen aliado para las dietas de pérdida de peso.

Propiedades y beneficios de las brevas

Antes de que te quedes con los higos, es necesario que también conozcas las propiedades de las brevas. ¿Serán mejores que la de los higos? Esta fruta también posee un alto contenido en hidratos de carbono, por lo que son una perfecta opción para un chute de energía antes o después del entrenamiento.

Uno de sus grandes beneficios es que es una fruta que se digiere con gran facilidad, mientras que ayuda a suavizar las mucosas del intestinos. Es decir, podría considerarse como una fruta con efecto laxante por su contenido en fibra. En 100 gramos de producto encontramos 2’5 gramos de fibra. Así que está altamente recomendada en mujeres embarazadas, niños y deportistas.
Además, puede reducir la tensión arterial debido a su alto porcentaje en potasio. Que también, este mineral es fundamental en las transmisiones nerviosas.

Las brevas contienen proteínas, grasas, hidratos de carbono, calcio, hierro, fósforo, fibra, riboflavina, niacina, vitaminas A y C. Así que si tuviéramos que elegir entre higos y brevas, la decisión sería tomar ambas. Aprovecha la temporada de cada una y aporta variedad a tu dieta.