Hay muchas frutas y verduras que son menos consumidas que otras y, sin embargo, suponen una excelente opción. Los higos, son alimentos con un aporte de energía muy elevado, por lo que resultan ideales para deportistas. Si no sueles consumirlos, presta atención a todo lo que te contamos. Seguro que a partir de ahora los tienes más presentes en tu alimentación.

Los higos son una fruta dulce con un poderoso valor nutricional. Son fuente de fibra, minerales y vitaminas muy necesarias para el correcto funcionamiento del organismo. En ellos, podemos encontrar minerales como el potasio (el más abundante en el higo), hierro, magnesio, calcio (los higos son la fruta que más calcio contiene), fósforo y manganeso; y vitaminas K y del grupo B. Su aporte de fibra es la característica más destacada de esta dulce y deliciosa fruta, que se puede consumir fresca o seca.

Beneficios e consumir higos para la salud

  • Suponen un elevado aporte de energía gracias a los azúcares naturales presentes en la fruta.
  • Ayuda a empezar el día con vitalidad y fuerza, por lo que es ideal para el desayuno.
  • Su poder antioxidante ayuda a combatir los daños ocasionados por los radicales libres. De esta forma reduce el riesgo de sufrir algunas enfermedades y previene el envejecimiento prematuro.
  • Contribuyen a equilibrar los niveles de colesterol en sangre, por lo que cuidan la salud del corazón.
  • Combaten problemas relacionados con el sistema cardiovascular, como la hipertensión arterial.
  • Favorecen una buena digestión y contribuyen a un tránsito intestinal regular.
  • Previenen y combaten el estreñimiento, actuando como un laxante natural.
  • Es una fruta recomendada para personas propensas a sufrir diabetes.
  • Los higos tienen propiedades antiinflamatorias, excelentes para reducir la inflamación y el dolor en diferentes zonas de nuestro cuerpo.
  • Su contenido en fenoles, Omega 3 y Omega 6, reducen el riesgo de padecer enfermedades coronarias.
  • Favorecen el sistema inmunológico de los daños oxidativos.
  • Se recomiendan en caso de sufrir problemas respiratorios como el asma.
  • Su aporte de calcio favorece el estado de los huesos y son buenos contra la osteoporosis.
  • Ideales para incluir en dietas de adelgazamiento y controlar nuestro peso, ya que tienen efecto saciante.
  • Contribuye a una buena salud del sistema nervioso.

Como puedes comprobar, resulta un auténtico manjar dulce, sustitutivo de algunos postres y una alternativa muy saludable con la que estarás cuidando tu organismo. Si todavía no los habías probado, tal vez sea un buen momento para hacerlo. Si eres deportista, estarás ingiriendo una fruta que te dota de mucha energía, mejora tu estado de ánimo y cuida la salud de tus huesos y corazón, entre muchos otros beneficios.