En los últimos años, los aguacates se han convertido en un alimento muy popular. ¿Cuántos de nosotros lo usamos para tostadas, ensaladas, revueltos o guacamole? Es, sin duda, uno de los alimentos más versátiles y favoritos de muchos amantes de la dieta saludable. Y es lógico que esto sea a así. Ya sabes que los aguacates tienen un alto contenido en grasa, sacian el apetito y son fáciles de preparar.

Aun así, el ser humano es maravilloso y sigue creando dudas (aunque sepa que es un alimento que merece la pena. ¿Es peligroso comer aguacates regularmente? La Organización Mundial de la Salud determina que los adultos deben consumir un 30% de sus calorías diarias de grasa, siendo menos del 10% provenientes de grasas saturadas. Siempre existirán casos excepcionales, como los deportistas, los cuales pueden incrementar ligeramente el consumo.

A continuación analizamos si los aguacates son realmente saludables o no.

¿Sabes cuál es el valor nutricional de los aguacates?

La grasa es grasa, ¿verdad? Realmente no es como piensas. Existen dos tipos de grasa: insaturada (tanto poli como mono) y grasa saturada, que proviene prácticamente de productos animales. Los aguacates tienen un alto contenido en grasas no saturadas, concretamente en grasas monoinsaturadas. Este tipo se considera la «más saludable», por lo que es muy diferente al tipo de grasa que podemos encontrar en un donut o en una hamburguesa, por ejemplo.

Un aguacate tiene aproximadamente 322 calorías, 29 gramos de grasa (25 gramos de grasa insaturada), 975 mg de potasio, 13 gr de fibra, 4 gr de proteína y el 33% de tu aporte diario de vitamina C. La grasa no saturada puede ayudarnos a controlar los niveles de azúcar en sangre, reducir el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular, nos mantiene saciados y es antiinflamatoria.

En cambio, la grasa saturada se ha relacionado con un mayor riesgo de colesterol alto y enfermedades del corazón, y debemos consumirla con moderación. Es decir, en una dieta equilibrada y variada también podemos consumirla. Existe también cierto miedo a consumir productos lácteos con grasa; en realidad, son una gran fuente de proteínas, calcio y fósforo. Además, el contenido de grasa ayuda a que el cuerpo absorba los nutrientes esenciales. Aun así, la proporción de grasas insaturadas siempre debe ser mayor que las saturadas.

No tengas miedo a consumir grasa. Hay estudios que demuestran que una dieta baja en este nutriente no es beneficiosa para rendir más en el entrenamiento.

Entonces, ¿puedo consumir los aguacates que quiera?

Como decíamos antes: en una alimentación equilibrada y variada, todo es posible con moderación. Esto no quiere decir que no tienes por qué huir de los aguacates y de su grasa, pero tampoco significa que debas comer siete aguacates al día. Ten en cuenta que la recomendación dice que consumamos alrededor del 30% de las calorías diarias provenientes de la grasa.

Por desgracia, no existe una recomendación general sobre cuántos aguacates son demasiada cantidad, pero dependiendo de tus objetivos y tu nivel de actividad, tomar la mitad de un aguacate al día es una apuesta segura. También es interesante que ves con qué lo vas a combinar, para evitar crear un combos poco saludables de grasas.