La avena es un cereal con muchas propiedades beneficiosas para el organismo. En la actualidad está muy extendida popularmente y se puede incluir en la dieta de muchas maneras. Su versatilidad y su gran poder nutricional, la convierten en un alimento estrella.

Propiedades de la avena

La avena contiene proteínas, fibra, minerales, vitaminas del grupo B e hidratos de carbono complejos y ayuda a mantener equilibrado el nivel de azúcar en sangre. Ésta favorece el tránsito intestinal y ayuda a reducir el estreñimiento gracias a su contenido en fibra. Además, contribuye a equilibrar los niveles de colesterol, convirtiéndola en un cereal adecuado para cuidar la salud cardiovascular. Este alimento rico en fósforo, es ideal como alimento para el cerebro, favoreciendo la capacidad de concentración y la memoria.

La puedes encontrar en distintas formas, bebida, copos, harina… y emplearla en una inmensa variedad de platos. Así que, si sueles tomar avena a menudo, tranquilo, ¡no te aburrirás! Y, si por casualidad, te estás quedando sin ideas, a continuación, te damos algunas muy sencillas y nutritivas.

Ideas para incluir la avena en tus desayunos

Desayuno 1

  • Yogur desnatado
  • Frambuesas
  • Arándanos
  • Avena

Más fácil imposible y, además, ¡muy nutritivo! El yogur desnatado te aporta una importante cantidad de calcio que favorece el estado de tus huesos. Las frambuesas son ricas en antioxidantes que protegen tu organismo y retrasan el envejecimiento. Los arándanos, por su parte, son fuente de vitamina A, que favorecen tu salud ocular y el estado de tu piel, pelo y uñas.

avena

Desayuno 2

Otra manera muy sencilla de incluir la avena en tus desayunos es con bebida vegetal. La manzana, tiene grandes propiedades digestivas y favorecen la salud de tu corazón. La canela es rica en antioxidantes, tiene propiedades antiinflamatorias y protege la salud cardiovascular, entre muchos otros beneficios para la salud.

Desayuno 3

  • Leche vegetal
  • Plátano
  • Cacao en polvo
  • Avena

El plátano protege el estómago y tiene un alto contenido en fibra y vitaminas A, C, B y E. Es rico en minerales como el potasio, magnesio, calcio y hierro y contiene triptófano, un componente que te ayudará a mantener un estado mental óptimo. El cacao es un superalimento muy rico a nivel nutricional. Contiene fibra, proteína, hierro, cobre, magnesio, fósforo, zinc y potasio. Tomarlo por la mañana te aportará energía y te preparará para enfrentar el día.