Llevar a cabo una alimentación completa y saludable es garantía de una mayor salud y apariencia física. Y es que, en muchas ocasiones, cuando nos planteamos mejorar nuestra salud interior, se ven reflejados más fácilmente los logros físicos. Hoy te ayudamos a descubrir algunos alimentos ricos en antioxidantes.

Antioxidantes y radicales libres

Seguro que alguna vez has oído hablar de los antioxidantes, sin embargo, es probable que no sepas de qué se trata. Los antioxidantes presentes en algunos alimentos, ayudan a reducir los daños ocasionados por lo radicales libres. Estos producen una serie de reacciones en nuestro cuerpo  que se denomina oxidación y afecta a los tejidos que conforman nuestro organismo. De una forma evidente se puede reflejar en la piel, marcando los signos de envejecimiento, como arrugas o manchas. Asimismo, a nivel interno, puede derivar en problemas cognitivos, cardiovasculares o desarrollando algunos tipos de cáncer. Por ello, consumir alimentos que supongan un aporte de antioxidantes para nuestro organismo, nos ayuda a neutralizar los riesgos de los radicales libre, minimizando las probabilidades de enfermar y evitando el envejecimiento prematuro.

¿Cuáles son los beneficios de los antioxidantes?

  • Protección de la salud cardiovascular
  • Mejora el aspecto de la piel
  • Reduce los procesos inflamatorios
  • Reduce el riesgo de padecer distintos tipos de cáncer
  • Previene la aparición de problemas cognitivos
  • Fortalece el sistema inmune
  • Protege los tejidos que conforman nuestro organismo

Alimentos antioxidantes que debes incluir en tu dieta

Arándanos y otros frutos rojos: ricos en vitamina C, carotenoides y minerales como el zinc, hierro, potasio, magnesio y calcio.

Brócoli: gran fuente de vitaminas y minerales. Destacan su elevado contenido en vitamina C y calcio.

Frutos secos: contienen ácidos grasos esenciales y disponen de un gran poder antioxidante.

Ajo: el ajo, además de ser considerado un antibiótico natural, el fuente de antioxidantes. Contiene vitamina A, B y C y minerales como selenio, hierro, potasio, magnesio, calcio y zinc.

Zanahorias: Fuente de betacarotenos que ayudan al organismo a producir vitamina A. Ésta es muy buena para la salud ocular y previene diversidad de enfermedades.

Té verde: además de un poderoso antioxidante, tiene muchas propiedades que benefician nuestra salud. Favorece la pérdida de peso y resulta diurético, depurativo y estimulante.

Otros alimentos antioxidantes