Somos muchos los que nos preocupamos por cumplir con una alimentación variada y equilibrada. Y es que ésta aporta grandes beneficios para la salud y mejora la calidad de vida. Sin embargo, a pesar de cuidarnos y ser conscientes de nuestra dieta, hay muchos alimentos que no conocemos y que nos podrían aportar mayores beneficios. Hoy te hablamos de la harina de arroz. ¿La has probado?

El arroz es un alimento muy consumido alrededor del mundo. Es un cereal necesario en nuestra dieta por sus grandes aportes positivos, especialmente el arroz integral. La harina de arroz se elabora a partir de los granos molidos ricos en nutrientes que nos cuidan desde el interior. Ésta es consumida por muchas personas celíacas ya que no contiene gluten y se tolera perfectamente.

En la harina de arroz podemos encontrar hidratos de carbono y un nivel de grasa muy reducido. Supone un aporte de proteína vegetal, fibra y minerales como el calcio, magnesio o hierro. Entre sus vitaminas, destacan la vitamina D y del grupo B.

Estamos hablando de un tipo de harina que se emplea de igual manera que el resto. La podemos utilizar para hacer bizcochos, galletas o panes. Se puede encontrar en la mayoría de supermercados, por lo que no tendrás dificultad para dar con ella.

¿Qué beneficios tiene la harina de arroz?

Si estás pensando en  sustituir tu harina tradicional por la de arroz en algunas de tus recetas, debes saber que tiene algunos beneficios que et interesan.

  • La harina de arroz es perfectamente apta para las dietas orientadas a la pérdida de peso. Ésta absorbe menos grasa y logra un efecto más ligero y una textura suavizada.
  • La harina de arroz, del mismo modo que el cereal de origen y especialmente en la opción integral, puede ayudarte a regular los niveles de colesterol en sangre, protegiendo así la salud de tu corazón.
  • Su contenido en fibra soluble, contribuye al cuidado de tu sistema digestivo y favorece el tránsito intestinal. Asimismo trata el estreñimiento o la inflamación, que a veces tanto molesta a quien la padece.
  • Si sueles sufrir de digestiones pesadas, debes saber que la harina de arroz favorece unas digestiones más ligeras.
  • Las proteínas, minerales y vitaminas que contiene la convierten en fuente natural de energía. Por ello, ayuda a personas con un elevado rendimiento físico o intelectual.
  • Es fuente de antioxidantes que neutralizan los radicales libres y ayudan a prevenir una gran diversidad de enfermedades. Además, favorece la apariencia de la piel y previene los signos del envejecimiento.