La sandía es una de las frutas del verano por excelencia. Y es que imaginamos la escena perfecta en un día de calor y comer un trozo de este alimento, sin duda, mejora el momento. Y es que ésta es muy hidratante, refrescante y, además, ¡está deliciosa! Conoce todas las propiedades de esta maravillosa fruta de temporada.

Muchas personas asocian la sandía a los meses más calurosos y no es de extrañar. Un 90% de su contenido es agua, sin embargo, dispone de vitaminas, minerales y otros nutrientes básicos. No obstante, la principal característica de la sandía, es que se trata de una importante fuente de hidratación, ideal para los meses de calor que atravesamos.

Características principales de la sandía

  • Tiene un elevado efecto saciante
  • Es muy hidratante con un contenido de más del 90% de agua
  • Su aporte calórico es muy bajo
  • Es rica en fibra y antioxidantes

La sandía es un alimento ideal cuando nos sentimos fatigados o cansados, ya que tiene la capacidad de favorecer la recuperación. Está perfectamente indicada en dietas de adelgazamiento por su efecto saciante y su contenido en fibra. La sandía contiene manganeso, potasio, hidratos de carbono, vitamina A, C, B y ácido fólico.

Beneficios de consumir sandía

  • Favorece la salud de nuestro corazón y regula los niveles de colesterol en sangre
  • Ideal para la recuperación muscular tras el esfuerzo físico
  • Refuerza el sistema muscular y nervioso por su contenido en potasio
  • Potente antioxidante que neutraliza los daños de los radicales libres y previene diversidad de enfermedades, así como el envejecimiento prematuro
  • Dispone de propiedades depurativas y diuréticas, ya que su elevado contenido en agua favorece la eliminación de líquidos y de toxinas del organismo
  • Efecto laxante, ideal para combatir el estreñimiento y favorecer el tránsito intestinal
  • Numerosos estudios le han adjudicado el poder de prevenir ciertos tipos de cáncer
  • Adecuada para la formación de nuevos tejidos en problemas musculares, de huesos, ligamentos…
  • Favorece la salud del sistema nervioso
  • Mejora el aspecto de la piel

Como puedes observar se trata de una fruta cuyos beneficios van mucho más allá de un apetitoso y dulce sabor. Es muy buena para tu salud, incluso si estás siguiendo una dieta orientada a la pérdida de peso. Disfruta de tus momentos de terraza con alimentos refrescantes, hidratantes y saludables como éste. Si quieres conocer otras formas de hidratarte en verano haz clic aquí.