¿Qué ventajas aporta el uso de coco rallado en las recetas?

Aunque puedes asociar el coco rallado principalmente con postres, también se puede usar en platos salados, como el curry indio. Dependiendo de lo que estés haciendo, puedes usar la ralladura de coco endulzada o sin endulzar, que a veces también se llama coco desecado. Cada tipo de coco tiene un perfil nutricional diferente.

¿Qué es el coco rallado?

Este tipo de coco está desecado, y muchas personas creen que es una variedad de procesamiento similar a la trituración, pero en realidad, significa secar y eliminar toda la humedad. El coco desecado, por lo tanto, se seca y se ralla la pulpa. Este tipo se elabora rallando finamente la pulpa blanca madura del coco, antes de secarla al aire caliente a unos 55° C.

Retiene aproximadamente el 3% de la humedad del coco, pero es seco al tacto y al sabor. Normalmente se encuentra rallado, pero también se puede triturar, desmenuzar o procesar en gránulos o chips. La mayoría no están endulzados y no se les agrega nada, excepto el conservante ocasional para prolongar la vida útil. Sin embargo, también se le pueden agregar edulcorantes, saborizantes o colorantes artificiales, lo que significa que es importante revisar la etiqueta.

El coco rallado es similar al coco desecado, pero retiene más humedad, aunque todavía se siente seco al tacto. El coco rallado se ralla en trozos más grandes que los desecados, por lo que no se seca tan fácilmente.

coco rallado en una mesa

Calorías y macronutrientes del coco desecado

Cuando se incluye como parte de una dieta saludable y un estilo de vida activo, el coco desecado es bueno para ti. No solo es una adición sabrosa para alimentos y bebidas, sino que también proporciona una dosis saludable de vitaminas y minerales esenciales.

No hay duda de que el coco tiene un alto contenido de grasa, pero en realidad hay muchos beneficios en la pulpa del coco; curiosamente, técnicamente es una fruta y un fruto seco.

Probablemente no pienses en añadir un coco entero a tu dieta diaria, pero definitivamente tiene sentido agregar coco desecado como cobertura o textura a tus comidas o bebidas ya nutricionalmente bien balanceadas.

Unos 30 gramos de coco rallado encontramos:

  • Calorías: 185 calorías
  • Proteínas: 1’9 gramos
  • Carbohidratos: 6’6 gramos
    • Azúcar: 2’1 gramos
  • Grasa: 18’1 gramos
    • Grasa saturada: 16 gramos

Manganeso y cobre

Aunque el coco no es una fuente importante de la mayoría de los micronutrientes, una onza de coco endulzado contiene el 13 por ciento del valor diario recomendado de manganeso, mientras que la misma cantidad sin azúcar proporciona el 38 por ciento del valor diario de manganeso y el 11 por ciento de cobre.

Nuestro cuerpo necesita manganeso para formar huesos fuertes y procesar el colesterol y el cobre para formar glóbulos rojos y una función inmune adecuada.

ralladura de coco en un bol

Fibra de relleno

El coco rallado no es el alimento más saludable, pero proporciona una cantidad significativa de fibra. Es mejor la variedad sin azúcar, que contiene 4’6 gramos, o el 18 por ciento del valor diario recomendado en cada onza; frente al tipo endulzado, que solo tiene 2’8 gramos, o el 11 por ciento. La fibra ayuda a agregar volumen a la dieta y ralentiza el vaciado de tu estómago, lo que lo ayuda a sentirte lleno durante más tiempo. También puedes reducir el colesterol y mejorar el control del azúcar en la sangre.

Selenio

Cada porción de 30 gramos de coco desecado tiene 5’2 microgramos de selenio. Los hombres y mujeres mayores de 19 años necesitan 55 microgramos de selenio cada día, y una porción de coco rallado proporciona el 9’4 por ciento de este requerimiento.

El cuerpo utiliza el mineral selenio para producir seleno-proteínas, enzimas que apoyan la función de la tiroides y del sistema inmunológico e inhiben que los compuestos de radicales libres dañen el ADN y el tejido celular.

Beneficios de comer coco rallado

No sorprende que los cocos tengan un alto contenido de azúcares naturales. Pero algunas culturas consumen más coco que las occidentales, y cuando comprendas los beneficios para la salud que contiene esta deliciosa fruta tropical, querrás ir corriendo al supermercado.

Contiene fibra dietética para bajar de peso

La fibra dietética es un material vegetal no digerible, por lo que el cuerpo nunca la digiere totalmente. Cuando se mezcla con el líquido y pasa por el estómago y los intestinos, la fibra se convierte en una sustancia gelatinosa que se adhiere al revestimiento del estómago.

Esto ralentiza tu metabolismo y, por lo tanto, libera la comida en tu estómago más lentamente de lo que lo haría normalmente; promoviendo la saciedad y manteniéndote lleno por más tiempo. Se ha demostrado que la ingesta de fibra reduce el riesgo de almacenar grasa abdominal y puede hacer que perder el exceso de grasa en esta región sea mucho más fácil.

coco rallado en un bol de yogur

Puede ayudar a prevenir la anemia

Es posible que no piense en los cocos cuando piensas en alimentos con alto contenido de hierro, pero son una fuente bastante buena. El hierro se encuentra más comúnmente en carnes rojas, hígado y frijoles. Es un mineral y su propósito es transportar oxígeno en los glóbulos rojos que viajan por el cuerpo.

Se espera que puedas tomar suficiente hierro a través de su dieta normal, pero es posible que las mujeres embarazadas, las adolescentes, los niños pequeños y los que sigan dietas restrictivas, necesiten consumir más de lo habitual para mantener un nivel de hierro saludable.

Si no se consume suficiente hierro, se desarrolla anemia. La anemia es una afección que se desarrolla como resultado de una deficiencia de glóbulos rojos. Si crees que podría faltarte este mineral, agregar coco rallado a la comida o bebida es una manera fácil de aumentar tus niveles de hierro.

Previene la osteoporosis y la artritis

Se ha demostrado que los ácidos grasos del coco ayudan a fortalecer los huesos y previenen la degradación de los huesos. De hecho, los estudios sobre el impacto del consumo de coco y el uso tópico en los huesos debilitados de los que sufren de osteoporosis han demostrado ser tan positivos que el aceite de coco ahora se usa regularmente como tratamiento.

Además, las propiedades antioxidantes del coco lo convierten en un antiinflamatorio y analgésico. Los principales compuestos antioxidantes que se encuentran en el coco son el ácido gálico, el ácido cafeico, el ácido salicílico y el ácido p-cumárico; todos los cuales eliminan las células de los radicales libres y evitan que causen daño a otras células del cuerpo.

¿Coco rallado endulzado o natural?

Puede parecer extraño que el coco sin azúcar tenga más grasa y calorías que el coco endulzado, mientras que el coco rallado endulzado tiene un mayor contenido de agua, que consiste en 15’5 por ciento de agua en comparación con solo el 3 por ciento de agua en el coco sin azúcar. Es por eso que no siempre es una buena idea sustituir un tipo de coco por el otro. El coco sin azúcar suele contener menos conservantes que el coco endulzado y, por lo general, no se trata con sulfitos para mantenerlo blanco como el coco endulzado. Esto da como resultado un sabor a coco más fuerte pero menos dulce.