El desayuno es la comida más importante del día, por lo que es fundamental que dediques tiempo a pensar en lo que debes comer a primera hora de la mañana. Los cereales suelen ser una opción rápida y apetecible para muchas personas. Un bol de Special K, leche y poco de fruta. ¿Te has planteado alguna vez si estos cereales procesados son realmente tan saludables como nos cuentan en los anuncios? Hemos decidido analizarlos para que entiendas qué estás desayunando y si existe una versión más sana.

¿Indicados exclusivamente para mujeres?

Seguramente no recordarás ningún anuncio o promoción de Special K protagonizado por hombres o por ambos sexos. Desde el principio se enfocó como un producto femenino, que buscaba la figura perfecta de cara al verano. ¿Los hombres no pueden tomarlo o no les hacen el mismo efecto?

Como podéis ver, en el último spot publicitario que ha lanzado la marca, la mujer sigue siendo su foco principal. Y no, no es un producto que entienda de géneros, por lo que los hombres podrían tomarlo perfectamente. ¿O es que el arroz y el trigo son de consumo femenino exclusivo?

¿Qué contienen realmente los Special K?

Cada vez existe más variedad de estos cereales: clásicos, con chocolate, con muesli bajo en grasa, con frutos rojos, con yogurt, etc… ¿Pero realmente merecen la pena?

De media, los cereales Special K contienen unas 390 calorías por cada 100 gramos de producto, casi igual que cualquier otro cereal procesado indicado para el desayuno. Además, el que contiene “chocolate negro” sube las calorías a 404 por cada 100 gr; poco nos ayudará a cuidarnos.

Presumen de ser saludables, pero su contenido de azúcar deja mucho que desear. Los Special K contienen entre 16 y 23 gr de azúcar por cada 100 gr de producto. Fácilmente podemos estar ingiriendo unos 6 gr de esta sustancia en un bol de cereales, y teniendo en cuenta que para que sea bajo en azúcar debe estar por debajo de los 3  gr de cada 100 gr…

¡La fibra! Es casi un nutriente mágico, si lo tienen presente en la portada de la caja, la gente pica como moscas. Estos cereales tienen entre 2’5 y 4’5 gr de fibra por cada 100gr. ¿Sabéis cuántos deberían tener para que se considerase un alimento rico en fibra? Más de 6 gramos por cada 100. Así que por ahora tenemos un producto con bajo contenido en fibra y alto en azúcares.

¿Y los cereales son integrales? Tan solo entre un 26 y un 33% de su contenido es integral. Y si esperas que al menos sean bajos en sal, ¡error! Tienen cantidades similares de sodio a las conservas de alimentos, por lo que solo tienes que juzgar tú mismo.

¿Existe una mejor opción similar a este producto?

¡Por supuesto! Puedes desayunar avena con leche y frutas. En caso de que te apetezca un poco de chocolate, échale con más de 85% de cacao. Te evitarás de tomar un desayuno refinado, con bajo contenido en fibra y alto en azúcar.

Si te aventuras a cocinar, puedes hacer esta receta de muesli, que seguro que convertirá tus desayunos en una delicia.