Atender el estado de nuestra salud y contribuir a mantenerla en buenas condiciones, pasa por una alimentación variada y equilibrada. Si atendemos este aspecto, es probable que nuestra nevera y despensa, estén llenas de superalimentos con más propiedades de las que podemos imaginar. Hoy te hablamos del calabacín, ¿conoces sus beneficios?

Cuando empezamos a cambiar algunos hábitos alimentarios por otros más saludables, descubrimos de pronto muchas cosas que no conocíamos. Disponer de la información básica para poder comer de forma inteligente, es imprescindible. Seguro que tu cocina está llena de alimentos, frutas y verduras, que consideras saludables. Sin embargo, ¿crees que sabes todo lo que te pueden aportar?

El calabacín es un ingrediente fundamental en gran cantidad de recetas y platos. Éste se conserva perfectamente en la nevera y aporta una textura y sabor excelente a muchos de nuestros platos. Tiene un elevado porcentaje de agua, superior al 90%, por lo que resulta un alimento muy hidratante. Dispone de un alto contenido de fibra y muy bajo de calorías. Además de su aporte de fibra, también lo es de vitaminas (vitamina C, B2 y B6) y minerales como el potasio y el manganeso.

Propiedades y beneficios del calabacín

  • Su contenido en fibra ayuda a controlar los niveles de colesterol en sangre, por lo que favorece una óptima salud del corazón.
  • Es ideal para dietas orientadas a la pérdida de peso, gracias a su alto contenido en fibra y bajo en calorías. La fibra aporta sensación de saciedad por lo que evita el picoteo entre horas.
  • Contribuye a una correcta salud digestiva, previene el estreñimiento al favorecer el tránsito intestinal.
  • Su aporte de potasio ayuda a controlar la presión arterial.
  • Su aporte de vitamina C lo convierte en un excelente antioxidante, capaz de luchar contra los daños producidos por los radicales libres.
  • Refuerza el sistema inmunitario y fortalece las defensas.
  • Sus propiedades antioxidantes ayudan a prevenir diversas enfermedades, así como el envejecimiento de las células.
  • Reduce los signos del envejecimiento y favorece la salud y el estado de la piel.
  • Su elevado porcentaje de agua lo convierten en un alimento muy hidratante.
  • Tiene propiedades diuréticas y depurativas, por lo que ayuda a luchar contra la retención de líquidos y libera toxinas acumuladas en el organismo.
  • Tiene propiedades antiinflamatorias.
  • Mejora los síntomas en afecciones respiratorias como el asma.
  • Dispone de un efecto sedante que favorece un descanso de calidad.

Descubre algunas de nuestras recetas con este saludable ingrediente:

Espaguetis de calabacín con aguacate y Bueñuelos de calabacín