En los últimos años, gracias al estilo de vida fitness y saludable, nos encontramos con alimentos antes desconocidos. El queso cottage ha aumentado su demanda gracias a que son muchos los deportistas que lo incluyen en su dieta debido a los beneficios que aporta en el organismo y su alto contenido en proteínas. Asimismo, es un tipo de queso con un bajo nivel calórico y con un sabor muy suave, perfecto para combinar con casi cualquier plato.

¿Qué es exactamente el queso cottage?

Este queso está elaborado con leche de vaca pasteurizada y no se somete ni a procesos de deshidratación, ni maduración ni compresión. Es por eso que su textura es tan cremosa, suave y fresca. Como la concentración de la grasa en la leche no es algo que importe mucho en la elaboración, podemos realizarlo con leche entera, desnatada o semidesnatada.
A partir de ahora te darás cuenta de cómo en los supermercados lo encontrarás en botes de diferentes tamaños. Seguramente, ni conocías la existencia de este tipo de lácteo.

La realidad es que es perfecto para cualquier plato que quieras cocinar, incluso postres. Lo puedes encontrar para untar, cremoso, con bajo contenido en sodio, sin sal, sin lactosa…

En cuanto a su valor nutricional, lógicamente depende del tipo de leche y la cantidad de sodio que incluya, pero suele contener más del 70% de proteínas. Además de ser bajo en calorías, contiene muchísimos minerales y vitaminas como fósforo, sodio, vitamina B12, selenio, calcio, Vitamina B1, B2, B6, A, hierro, zinc, cobre, potasio, magnesio… ¡Sin duda es de los quesos más perfectos nutricionalmente!

¿Puede ayudarnos a bajar de peso y ganar músculo?

El queso cottage se suele incluir en dietas que buscan la pérdida de grasa, ¿sabes por qué? Evidentemente, por su bajo contenido en calorías y alto en proteínas. Además, todos sabemos que ingerir proteínas nos mantiene saciados durante más tiempo y favorece a que evites comer en exceso.

Al ser un lácteo, también tiene un alto contenido en calcio que, según algunos estudios, ayuda a que no ganemos peso y reduce las acumulaciones de grasa en nuestro cuerpo.

Por otro lado, cuando queremos aumentar nuestra masa muscular, es necesario que ingiramos más proteínas y realicemos ejercicios de fuerza. Es por ello que muchos deportistas optan por su consumo. Las proteínas del queso cottage son de absorción lenta y favorecen a la producción de masa muscular. Además el 80% de su contenido es caseína y el 20% suero de leche, por lo que ambas nos aportan saciedad y ayudan a que no exista pérdida muscular.

¿Qué otros beneficios aporta?

Además de perder grasa y ayudarnos con el aumento de volumen muscular, el queso cottage ayuda a prevenir la resistencia a la insulina. Así que nos librará de padecer diabetes de tipo 2 y enfermedades del corazón.
También es una buena fuente de selenio y nos ayuda a mantener unos huesos más fuertes. El calcio, el fósforo y las proteínas están íntimamente ligados a la salud ósea.