Las verduras siempre han estado presentes en un buen régimen nutricional. Hay pocos temas en nutrición que no causen controversia, y la inclusión de verduras en la dieta parece ser uno de ellos.

A continuación, mencionaremos los beneficios de incluir estos alimentos y algunos consejos para aumentar su consumo.

¿Qué son las verduras?

Las verduras son todo lo que vengan de una planta, aunque su significado puede variar llegando a comprender hortalizas y vegetales.

¿En que nos beneficia incluir verduras?

Gran contenido en vitaminas y minerales.

Las verduras tienen gran cantidad de vitaminas, especialmente vitamina C y A. La vitamina A va ligada al color amarillo o rojo, y la vitamina C al verde de las hojas. Estas dos vitaminas son excelentes antioxidantes, capaces de neutralizar los efectos negativos en los radicales libres, culpables de ciertas enfermedades de carácter degenerativo.

Alto contenido en fibra.

La fibra no es más que un hidrato de carbono que no es digerido por las enzimas digestivas, por lo que no se absorbe y pasa íntegra a lo largo del aparato digestivo.

La fibra tiene multitud de beneficios en nuestro organismo:

  • Actuación como probiótico.
  • provocación de vaciamiento gástrico (los nutrientes se absorberán mas lentamente ayudando a que no haya picos de glucosa).
  • Otros beneficios de la fibra es la sensación de saciedad al retener agua, aumentando su volumen y provocando distensión del estómago, una señal que el organismo interpreta como llenado y que hay que parar de comer.
  • Disminuye la absorción de colesterol, al retenerlo con ella y eliminarlo con las heces.
  • Previene enfermedades relacionadas con el sistema digestivo.
  • Evita el estreñimiento debido a la reducción del tiempo del tránsito intestinal.

Polifenoles.

Estas sustancias químicas contenidas en las plantas tienen como función proteger a las plantas del entorno.

Al consumir verduras, nuestro organismo tiene la necesidad de defenderse de estas sustancias, por lo que provoca un aumento de las defensas en nuestro cuerpo.

Gran densidad nutricional.

Una gran cantidad de verduras nos aportaran muy pocas calorías, sin embargo, tienen gran volumen. Esto nos resultara de gran utilidad en dietas hipocalóricas.

Consejos para incluir más verduras.

Introduce verdura en recetas que contengan otros alimentos más sabrosos, para ir acostumbrándote a su sabor. En este enlace podemos ver una receta exquisita y muy completa.

Intenta reducir los alimentos procesados. El continuo consumo de alimentos procesados nos va a provocar una peor sensibilidad a la hora de degustar verduras, ya que estaremos acostumbrados a ciertos potenciadores de sabor contenidos en los alimentos procesados.

Introduce verdura en forma de cremas de verdura. Puedes añadirle multitud de verduras y hortalizas, que harán un complemento perfecto para tus comidas.