El jengibre es una raíz que puede ingerirse en diferentes formas. Tiene un sabor muy especial y grandes beneficios para la salud. No es raro que en muchos lugares se le considere una auténtica medicina natural. Sus propiedades lo convierten en un alimento muy aconsejado en diferentes aspectos.

El jengibre es una raíz rica en aceites esenciales como zingibereno; vitaminas del grupo B; minerales como hierro, magnesio y manganeso; antioxidantes y aminoácidos que otorgan grandes beneficios para el organismo. Puedes consumirlo en infusión, como suplemento en píldoras o como ingrediente en recetas de aire exótico. Tiene una gran concentración de principios activos que también le dan el olor y el sabor picante.

Beneficios de consumir jengibre

  • Disminuye los dolores menstruales
  • Mejora la circulación sanguínea
  • Previene gripes y resfriados
  • Reduce las migrañas
  • Reduce la inflamación y el dolor articular
  • Disminuye las molestias ocasionadas por las agujetas
  • Favorece la digestión
  • Previene la aparición de varios tipos de cáncer y es capaz de reducir tumores
  • Tratamiento en afecciones respiratorias como asma, sinusitis…
  • Refuerza el sistema inmunitario
  • Mejora el flujo sanguíneo, por lo que favorece la salud cardiovascular
  • Reduce los niveles de estrés
  • Combate el envejecimiento prematuro
  • Reduce el azúcar en sangre y aumenta la liberación de insulina
  • Protege el ADN celular
  • Combate el cansancio y el mal humor por agotamiento
  • Dispone de propiedades afrodisiacas
  • Disminuye la acumulación de gases
  • Reduce las náuseas
  • Mejora la absorción y asimilación de nutrientes esenciales en el cuerpo

¿Cómo preparar infusión de jengibre?

Tomando infusión de jengibre te beneficias de sus grandes propiedades antiinflamatorias, digestivas, antioxidantes y analgésicas. Ya has visto sus grandes beneficios que la convierten en una auténtica medicina natural capaz de favorecer tu salud en gran medida.

Para preparar tu infusión de jengibre:

  • Corta un trocito de raíz de jengibre fresco
  • Ponlo en cazo con agua y déjalo hervir durante 5 minutos
  • Añade el jugo de medio limón
  • Ponle una cucharadita de miel cruda

También puedes rayar jengibre fresco y añadirlo directamente al agua hirviendo.

Como ves es muy sencillo y sus beneficios incalculables. No es de extrañar que la fama de este alimento, haya ido aumentando popularmente en los últimos años. Su gran versatilidad también lo convierten en ingrediente fácil de consumir, ya que puede ingerirse de diferentes maneras.