En los últimos años estamos viviendo una revolución en la alimentación saludable y ecológica. Cada vez son más los productos que llegan a los supermercados, y que no teníamos idea de su existencia. Hace escasos años era impensable encontrar quinoa o soja texturizada de manera sencilla, ni siquiera era fácil adquirir arroz integral. Por suerte, el conocimiento de los alimentos y la facilidad de importación están aumentando nuestras posibilidades de elegir los platos de nuestra dieta.

El baobab es un alimento que está introduciéndose poco a poco. A la mayoría de nosotros nos suena por el libro de El Principito, y que algunos piensan que son inventados. En realidad es un árbol africano que da frutos deliciosos para los amantes del estilo de vida saludable y la alimentación variada. A continuación te contamos cuáles son los beneficios de su consumo.

¿Qué es el baobab?

Como hemos dicho anteriormente, se trata del fruto del árbol africano que tiene su mismo nombre. Aporta numerosos micronutrientes saludables e influye positivamente en el mantenimiento de los huesos, el corazón, la piel y la circulación sanguínea. Su aspecto es similar al del coco, tiene un sabor agridulce y es todo un reclamo en la dieta sudafricana.
Principalmente, su pulpa se consume en forma de polvo y es la que más valor nutricional aporta. Lo habitual es consumirla como suplemento para batidos, pero también se puede introducir como espesante para recetas.

Verás que se venden en cantidades pequeñas, por lo que intuirás que no es necesario consumir más de una cucharadita diaria para obtener sus beneficios. (Más abajo encontrarás dónde comprar baobab).

¿Cuáles son sus beneficios?

Lucha contra la anemia y la fatiga

Uno de los minerales que más abunda es el hierro. Como bien sabes, es una sustancia esencial para la hemoglobina (proteína de la sangre encargada de transportar el oxígeno a todas nuestras células). Por eso, el baobab se antoja como un alimento recomendado en casos de anemia o cuando necesitas una dosis extra de energía. Muy aconsejable en deportistas.

Controla la presión arterial

Posee un alto contenido en potasio. Este mineral posee un efecto vasodilatador que ayuda a regular la presión arterial y a prevenir la obstrucción de los vasos sanguíneos. Se reduce considerablemente el riesgo de padecer arteriosclerosis, trombosis y otras enfermedades cardíacas.

Fortalece los huesos

También encontramos calcio y magnesio en el baobab, que son dos minerales fundamentales para gozar de una buena salud ósea. Este fruto se suele recomendar en alimentaciones preventivas o que tratan la osteopenia, la osteoporosis y otras enfermedades vinculadas con la descalcificación y degradación de los huesos.

Mejora el sistema inmunológico

Encontramos una buena dosis de ácido ascórbico, también conocido como vitamina C. Este antioxidante ayuda a incrementar el nivel de células blancas y a fortalecer el sistema inmunológico. Se recomienda tomar en periodos previos a gripes y resfriados para contar con una fortaleza inmunológica mayor.

Ralentiza el envejecimiento de la piel

Además, la vitamina C es un componente esencial del colágeno (proteína fundamental para estimular el crecimiento de los tejidos, huesos y cartílagos). Tener dosis diarias de ácido ascórbico no solamente ayuda a mejorar el sistema inmunitario, sino que también favorece en la reparación y cicatrización de tejidos dañados.

Puedes encontrarlo en Amazon a un precio bastante asequible: