Mordisquear un puñado de almendras puede hacer más que aliviar el dolor de hambre. Este snack crujiente también puede ayudar a prevenir cefaleas migrañosas.

Los dolores de cabeza por migraña afectan a millones de hombres, mujeres y niños en todo el mundo. Los síntomas como dolor punzante, náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz pueden afectar la calidad de vida. Aunque los medicamentos para la migraña pueden ser altamente efectivos, tienen su parte de efectos secundarios, y tomarlos con demasiada frecuencia puede provocar dolores de cabeza de rebote.

¿Por qué las almendras pueden mejorar las migrañas?

Este alimento puede ayudar a algunas personas a prevenir los dolores de cabeza por migraña naturalmente sin efectos secundarios. Además de ser ricas en grasas saludables y vitamina E, las almendras también son ricas en magnesio. Para empezar, la investigación muestra que las personas que experimentan migrañas tienden a tener niveles más bajos de este mineral en la sangre que las personas que no tienen estos dolores de cabeza debilitantes.

Esta es la razón por la cual los expertos sugieren tomar un suplemento de 400 a 500 miligramos de óxido de magnesio todos los días como prevención. Una porción de 30 gramos de almendras tiene aproximadamente 80 miligramos de magnesio. Aunque si no eres un fanático de este fruto seco puedes probar otras fuentes de este mineral, como vegetales de hojas verdes, granos integrales, frijoles, leche y yogurt.

El magnesio proporciona muchos otros beneficios para la salud, incluido un mejor sueño, y para algunas personas, la pérdida de sueño o problemas para dormir pueden ser un desencadenante de la migraña.

¿Qué otros beneficios contienen las almendras?

Los estudios muestran que las almendras también pueden ayudar a proteger a tu corazón. En un estudio, las personas que comieron 50 gramos de almendras todos los días durante un mes tuvieron niveles más altos de antioxidantes saludables para el corazón en la sangre, mejoraron el flujo sanguíneo y redujeron la presión arterial, lo que podría reducir su riesgo de enfermedad cardíaca. Este estudio fue publicado en Free Radical Research en marzo de 2014.

Además, un estudio publicado en junio de 2019 en Advances in Nutrition, que revisó datos de 15 ensayos, descubrió que comer almendras redujo el peso corporal y disminuyó los niveles de colesterol total en sangre y colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL), conocido como «colesterol malo». Tener colesterol total alto, colesterol LDL y triglicéridos, junto con sobrepeso u obesidad, puede provocar enfermedades cardíacas.

Este fruto también contiene vitamina B2 (riboflavina). Cierta evidencia sugiere que esta vitamina B puede disminuir la frecuencia de los dolores de cabeza por migraña, aunque es demasiado pronto para decirlo con certeza, según una revisión de estudios publicados en enero de 2016 en el International Journal for Vitamin and Nutrition Research. Otras buenas fuentes de B2 incluyen queso, yogurt, carnes magras, huevos y vegetales de hoja verde.

Descubre los desencadenantes de dolor de cabeza de migraña

Entonces, ¿deberías comer almendras para aliviar el dolor de cabeza? No necesariamente. No todas las personas con migrañas tendrán menos dolores de cabeza si comen más almendras. Para algunos, este fruto seco pueden tener el efecto contrario y causar migrañas. La única forma de saberlo con certeza es llevar un diario de tus desencadenantes y tomar medidas para evitarlos siempre que sea posible.

También es importante beber suficiente agua, no saltarse comidas y reducir los niveles de estrés para disminuir las probabilidades de tener migraña. Habla con tu médico sobre los posibles factores desencadenantes y trabaja con tu médico para desarrollar un plan personalizado de prevención de la migraña que pueda incluir medicamentos y enfoques sin medicamentos. Los suplementos de magnesio pueden ser parte de este plan.