Todos conocemos los diferentes sabores que nuestra lengua es capaz de detectar. Desde pequeños, siempre nos han dicho que existe el dulce, el amargo, el salado y el agrio; pero el gran olvidado es el umami. Este sabor se describe como sabroso, y cuando conozcas qué alimentos lo poseen, entenderás a qué sabor nos referimos.

Al igual que los conocidos por todos, el umami es esencial para la supervivencia humana. Normalmente, está presente en alimentos que contienen proteína, por lo que te asegurarás de consumir uno de los macronutrientes más importantes para el organismo. La principal respuesta que genera el organismo es la segregación de saliva y jugos digestivos para digerir la comida.

¿Qué es el umami?

Si lo miramos desde un punto de vista científico, el umami se refiere al sabor del glutamato, inosinato o guanilato. El primero se encuentra de manera común en proteínas vegetales y animales, el segundo lo encontramos en las carnes, y el tercero es abundante en algunas plantas.

Puede ser difícil de detectar porque no nos han educado a distinguirlo. ¿Pero cómo dirías que es un tomate? ¿Dulce, salado? ¡Ahí está! Estás pensando en algo sabroso, que te hace salivar y que sabes que aporta un toque diferente en las recetas. Eso es el umami.
A continuación de contamos cuáles son los alimentos que lo poseen. Estoy segura de que nunca antes te lo habías planteado.

Alimentos son sabor umami

Algas marinas

Las algas marinas son un alimento con un bajo aporte calórico y llenas de nutrientes. Además, gracias a su alto contenido en glutamato, tienen un sabor umami bastante característico. Por eso, en muchas ocasiones se añaden algas en caldos y salsas de la cocina japonesa.

Soja

Aunque soja se puede comer entera, normalmente se fermenta o se procesa en varios productos. Te sonará la soja texturizada, el tofu, el tempeh, el miso o, incluso, la salsa de soja. El proceso de fermentación y elaboración aumenta el contenido de glutamato, ya que las proteínas se descomponen en ácido glutámico, y consigue ese sabor umami.

Té verde

El té verde es una bebida relacionada con diferentes beneficios para la salud, como la disminución de padecer diabetes tipo 2, controlar los niveles de colesterol o reducir la retención de líquidos. Este tipo de té es rico en glutamato, por lo que tiene ese sabor especial entre dulce, amargo y umami.

Marisco

Muchos mariscos son ricos en umami, ya que de forma natural contienen glutamato e inosinato.

Quesos añejos

Los quesos añejos tienen un alto contenido glutamato. Cuanto más envejecen, sus proteínas se descomponen en aminoácidos libres mediante un proceso llamado proteólisis.

Kimchi

El kimchi es un plato típico coreano, compuesto básicamente por verduras y especias. Las verduras son fermentadas con la bacteria Bacillus, que las descomponen al producir enzimas digestivas (proteasas, lipasas y amilasas).

Carne

Las carnes son un tipo de alimento con sabor umami, ya que al igual que el marisco, contienen glutamato e isonato. Concretamente, las secas, envejecidas o procesadas son las que mayor cantidad contienen, ya que estos procesos descomponen las proteínas completas y liberan ácido glutámico.

Tomates

El ejemplo más claro de umami son los tomates. Tienen un sabor dulce y sabroso, que también proviene de su contenido en ácido glutámico.