Lidiar con una alergia a la histamina puede ser extremadamente frustrante. Una dieta rica en alimentos reductores de histamina puede ayudar a mitigar los síntomas y evitar que tu cuerpo tenga una reacción. Para mantener los niveles bajo control, consume una dieta rica en alimentos integrales totalmente naturales como verduras y frutas frescas, cereales sin gluten, yemas de huevo y carne fresca. Evita los snacks salados, los lácteos añejos, las carnes envasadas y otros alimentos procesados.

¿Qué es la histamina?

Esta es una sustancia química que se produce de forma natural en el cuerpo para ayudar a reducir los efectos de las reacciones alérgicas. Está presente en cantidades especialmente grandes en el tracto gastrointestinal, los pulmones y la piel, y es una parte crucial de muchos de los procesos naturales de tu cuerpo.

Cuando el cuerpo encuentra una sustancia extraña que considera potencialmente invasiva, libera histamina para detener la propagación de la sustancia. El área afectada se inflama mientras tu cuerpo trabaja para deshacerse de lo que ha considerado un problema. Puedes comenzar a sentir picazón, sudoración o estornudos, cualquier respuesta típicamente asociada con una reacción alérgica.

Es un proceso destinado a mantenerte a salvo de sustancias venenosas, pero a veces, las personas son especialmente sensibles a la histamina y experimentan brotes sin ninguna razón aparente. Cuando comen ciertos alimentos, pueden notar una reacción física adversa y a menudo severa.

La intolerancia a la histamina a veces se puede confundir con alergias a los alimentos, y la causa sigue siendo un misterio. Por lo general, tiene que ver con los niveles de esta sustancia más altos de lo normal en tu cuerpo, a veces debido a desequilibrios enzimáticos.

Si te preocupa que puedas tener sensibilidad, habla con tu médico sobre cómo puedes disminuir sus efectos. Los síntomas pueden ser ligeramente diferentes para cada persona, por lo que el tratamiento debe personalizarse para adaptarse a la situación.

café con histamina

¿Qué alimentos son ricos en histaminas?

Aunque es útil aumentar la ingesta de alimentos con bajo contenido de histamina, es igualmente importante reducir el consumo de alimentos que la contienen. Manténte alejado del alcohol, alimentos enlatados o en escabeche, carne ahumada, snacks salados y queso, tanto como pueda. Estos alimentos son naturalmente ricos en histaminas y podrían desencadenar una reacción.

Algunos alimentos no contienen la sustancia directamente, pero tienen una propiedad que desencadena la liberación de histamina cada vez que los consumes. Estos se denominan liberadores de histamina e incluyen frutas cítricas, frutos secos, tomates, nueces, espinacas y chocolate. También es mejor mantenerse alejado de estos alimentos si estás buscando comenzar una dieta baja en histamina.

Se ha demostrado que la cafeína, un alimento básico de muchas personas, promueve su liberación. Especialmente cuando tu sistema digestivo se está despertando, la cafeína inicia la actividad en las neuronas histamínicas del cuerpo, lo que puede ser problemático para algunas personas sensibles. Esa taza de café de la mañana podría no ser lo mejor para tu salud; podría valer la pena probar el descafeinado para ver si le ayuda.

Recuerda que no existe una fórmula única para todos para tratar la intolerancia a la histamina. Un artículo de noviembre de 2014, publicado en la Revista de la Academia de Nutrición y Dietética, señala que el enfoque de tratamiento de cada persona debe ser único para su situación. Un dietista registrado puede trabajar contigo para probar diferentes restricciones dietéticas y ver qué funciona.

Por lo general, no es práctico dejar de comer todos los productos que contienen histaminas, excepto en los casos más extremos. Es posible que reacciones con más fuerza a algunos alimentos que a otros, en cuyo caso resultará beneficioso adaptar tu dieta a las necesidades individuales.