10 alimentos que nunca debes meter en el frigorífico

Parece algo lógico: metes algo en el frigorífico y dura más, ¿no? No exactamente. Aunque tus intenciones pueden ser buenas, guardar ciertos alimentos en el refrigerador puede estropear su sabor y textura.

La próxima vez que sientas la tentación de llenar los cajones para verduras, revisa esta guía para ayudar a que tus alimentos duren más y tengan mejor sabor. Ten en cuenta que una vez que cortes las frutas y verduras, deben guardarse en recipientes limpios y cubiertos a 4ºC o menos.

Alimentos que nunca deberías meter en el frigorífico

Tomates

Cuando los tomates se exponen al aire frío, su composición química cambia. Esto puede causar un sabor menos vibrante y menos agradable a tu ensalada favorita para el almuerzo. Los tomates se almacenan mejor en tu encimera porque almacenarlos en el frigorífico acelerará las vías químicas que hacen que el sabor del tomate se apague. Si no están maduros, puedes guardarlos cerca de la ventana para que maduren.

Las temperaturas por debajo de 11ºC reducen los niveles de compuestos volátiles (los químicos responsables del aroma y el sabor) en los tomates, según un estudio de octubre de 2016 publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America.

Cebollas

Las cebollas enteras, sin pelar y crudas no deben almacenarse en el refrigerador: este es un caso en el que almacenar productos en el refrigerador puede hacer que se echen a perder antes.

Cuando se exponen a temperaturas frías, los almidones de las cebollas se convierten en azúcares, lo que hace que las cebollas se vuelvan blandas o empapadas más rápido. Idealmente, deben almacenarse en un lugar fresco y seco lejos de la luz, como un armario o un cajón.

tomates cherry en una tabla

Melones

Obtendrás aún más nutrición de los melones enteros sin cortar cuando los guardes en la encimera. El aire frío del frigorífico puede frenar su crecimiento antioxidante.

El betacaroteno y el licopeno son poderosos antioxidantes relacionados con numerosos beneficios para la salud, como la prevención del cáncer y la salud de la piel. Estos niveles de antioxidantes no mostraron un cambio significativo cuando las sandías se almacenaron a temperaturas más frías.

Café

Tu café favorito, molido o no, debe quedarse fuera del frigorífico para obtener un mejor sabor.

La humedad puede hacer que se acumule condensación, lo cual no es bueno para el sabor del café molido o en grano. El café debe almacenarse en tu despensa para obtener el mejor sabor.

Albahaca

Una vez cortadas, las hierbas como la albahaca se conservan mejor a temperatura ambiente. Refrigerar la albahaca cortada hará que las hojas frágiles se oscurezcan y decoloren. La reacción que se produce, que se llama oxidación, es lo que vuelve marrones las frutas y verduras. Una enzima llamada polifenol oxidasa contenida en las células está expuesta y reacciona con el oxígeno del aire.

Para un mejor almacenamiento, coloca los tallos de albahaca en un frasco alto lleno de agua y manténlos alejados del sol.

Patatas

Al igual que con los tomates, la composición química de las papa se altera cuando se colocan en el frigorífico.

Las bajas temperaturas convierten el almidón en azúcar. No solo producirá un cambio de textura, por lo que se volverá más arenoso, sino que hará que esas papas sean un poco peores para alguien que está tratando de ser consciente de su nivel de azúcar en la sangre. Una porción más pequeña podría causar un pico más alto en la sangre azúcar.

Almacenarlas en el frigorífico también puede conducir a la formación de una sustancia química potencialmente peligrosa cuando se cocina. La descomposición de los azúcares en las papas puede conducir a la formación de una sustancia química llamada acrilamida cuando se cocinan a altas temperaturas. Se ha demostrado que la acrilamida es cancerígena en estudios con animales, y existe cierta preocupación de que, a niveles altos, podría tener el mismo efecto en los seres humanos.

patatas frescas en unas cajas

Pepinos

¿Alguna vez notaste que tus pepinos se ven menos que deseables después de unos días en el frigo? Eso ocurre debido al daño del aire frío. Refrigerar los pepinos durante más de tres días puede provocar ‘lesiones por frío’ debido a su alto contenido de agua. Esto puede provocar zonas pochas, áreas empapadas de agua y deterioro.

Es mejor almacenar los pepinos a temperatura ambiente en un área bien ventilada.

Plátanos

Si accidentalmente pones los plátanos nutritivos en tu frigorífico mientras sacas el resto de alimentos de la bolsa de la compra, prepárate para una vista desagradable, pero no los tires. Los plátanos se pondrán marrones en el frigorífico, pero seguirán con buen sabor.

Los plátanos liberan un gas que madura naturalmente otras frutas, así que ten en cuenta dónde los almacenas. Ya sea dentro o fuera del frigorífico, prefieres mantener los plátanos alejados de otras frutas a menos que desees que la fruta madure más rápidamente.

Pan

Entendemos que si no puedes consumir toda una barra de pan en unos pocos días, pienses en meterla en el frigorífico para que dure más. Pero es mejor que planifiques cuánto comerás para poder crear mejores estrategias de almacenamiento.

El pan con ingredientes naturales puede durar unos días en el mostrador, pero ponerlo en el frigorífico seca el pan. Entonces, si tienes más pan del que vas a comer en un par de días, debes ponerlo en el congelador.

Ajo

Normalmente se planta en otoño, ya que es un alimento que prefiere el clima frío y, por lo tanto, brota a un ritmo más rápido cuando se almacena en un ambiente frío.

Los bulbos de ajo frescos y enteros durarán meses cuando se almacenan a unos 15ºC, pero generalmente duran solo unas pocas semanas cuando se meten en el frigorífico. Si planeas usar tu ajo a largo plazo, asegúrate de que esté lo más fresco posible en el momento de la compra buscando dientes firmes, sin brotes ni manchas negras.