La retención de líquidos es una condición que afecta a muchas personas. Sus causas son diversas. No obstante, existen algunos hábitos que pueden ayudar a prevenirla y tratarla. Asimismo, consumir ciertos alimentos, puede contribuir a eliminar líquidos y mejorar el estado de retención.

Las causas por las que se produce retención de líquidos son varias, desde el calor o la hipertensión, hasta la mala circulación sanguínea. Otros factores como la menopausia, el embarazo o los días previos a la menstruación también pueden provocar retención. Además, el sedentarismo, el estrés y ciertos alimentos o afecciones cardíacas, también conforman posibilitan su manifestación.

La buena noticia es que, del mismo modo que hay factores que pueden promover y acentuar la retención de líquidos, hay ciertos alimentos que, junto a unos hábitos saludables y un estilo de vida activo, pueden disminuirla notablemente.

Hábitos para prevenir la retención de líquidos

Alimentos que ayudan a combatir la retención de líquidos

Las frutas y verduras, son ideales en la lucha contra la retención de líquidos. Son ricas en agua y potasio por lo que presentan grandes propiedades diuréticas. Éstas estimulan el riñón y ayudan a eliminar líquidos del organismo.

Espárragos: contienen asparagina, un alcaloide que ayuda a limpiar los riñones y en consecuencia, eliminar la retención de líquidos en el organismo. Son ricos en fibra y muy diuréticos.

Alcachofa: Tiene grandes propiedades depurativas. Además, la acción de la cinaropicrina y la cinarina, dos de sus principios activos, favorece la regeneración de las células del hígado, el órgano que promueve la depuración del organismo.

Pepino: Es una hortaliza muy baja en calorías y rica en agua y potasio, lo cual lo convierte en un alimento muy diurético. Además, favorece el tránsito intestinal y puede ser un buen laxante que ayude a limpiar los intestinos.

Avena: Se trata de uno de los cereales que menos hidratos de carbono contienen y el que aporta mayor cantidad de proteína. Tiene grandes propiedades diuréticas y depurativas, por lo que resulta ideal en casos de retención de líquidos.

Piña: Contiene un 85% de agua y es rica en fibra. Ambos aspectos la convierten en uno de los alimentos diuréticos por excelencia.

Otros alimentos para tratar la retención de líquidos

  • Remolacha
  • Col
  • Frutos rojos
  • Limón
  • Zanahorias
  • Té verde
  • Rábano
  • Tomate
  • Sandía