Durante años hubo una creencia popular que estableció que comer grasas hacia que nuestro cuerpo las acumulase como grasa corporal. Evidentemente, es imposible que una grasa alimenticia se transforme directamente en michelines, pero sí es cierto que el aumento de peso dependerá del tipo que consumamos. Las grasas son necesarias en la alimentación, siendo mayormente saludables las de origen vegetal. A continuación te contamos qué son las grasas y qué alimentos debes introducir en tu dieta para mejorar la salud.

¿Qué son las grasas?

Una buena alimentación debe estar sostenida de los tres grandes macronutrientes (proteínas, hidratos de carbono y grasas), además de los micronutrientes (vitaminas y minerales). No importa si estás en un proceso de pérdida de peso, todos y cada uno de ellos son necesarios para que tu organismo funcione correctamente; así que no caigas en el error de eliminar algún grupo nutricional.
En el caso de las grasas, es un nutriente que obtenemos por la alimentación y que debemos saber elegir y comer adecuadamente. Cualquier exceso es malo, pero en este caso podría traer serias consecuencias.

Cada vez que ingerimos este nutriente, le estamos aportando a nuestro cuerpo una cantidad de energía para que pueda funcionar correctamente. Durante los entrenamientos, tu cuerpo quema calorías provenientes de los hidratos y las grasas, entre otros. Asimismo, es esencial para mantener una buena salud capilar y de la piel, además de ser necesaria para mantener la temperatura corporal. Otra de sus funciones es la absorción de vitaminas A, D, E y K, que también se denominan liposolubles.

Además, nuestro cuerpo también se ve abastecido de ácidos grasos esenciales (linoleico y linolénico); que se denominan esenciales porque el organismo no los puede producir por sí mismo y son fundamentales para controlar la inflamación y la coagulación de sangre, así como el desarrollo del cerebro.

Por último, destacar que la grasa tiene 9 calorías por gramo, mientras que las proteínas y los hidratos tan solo tienen 4 calorías por gramo.

No te pierdas: Conoce los diferentes tipos de grasas alimenticias

Alimentos con grasas saludables

Pescado

Los pescados grasos están repletos de ácidos grasos esenciales Omega-3. Algunos ejemplos son el salmón, el atún, la caballa, el arenque o las sardinas. Y es que se recomiendan encarecidamente por ser capaces de reducir la cantidad de grasa en la sangre, disminuir la presión arterial y mantener un buen funcionamiento del corazón.

Frutos secos y semillas

Los frutos secos son una gran fuente de grasas saludables, siempre que los tomemos en su versión natural. Por ejemplo, las nueces son un perfecto ejemplo de ello. Contienen ácidos grasos esenciales Omega-3, como también lo aportan las semillas de lino, sésamo, cáñamo y chía.

Huevos

A pesar de que existía el rumor de que el colesterol se aumentaba con la ingesta de huevos, la ciencia ha demostrado que no es real. De hecho, sus altas concentraciones en fosfolípidos (tipo de grasa que controla la inflamación) ayudan a regular el colesterol en la sangre. Además, los huevos también contienen ácidos grasos esenciales Omega-3.

Aceites vegetales

El aceite de oliva virgen extra es el mejor que puedes consumir en tu alimentación diaria. Este tipo es rico en grasa monoinsaturada, por lo que favorece a la reducción del colesterol LDL (malo).

No te pierdas: Diferencias entre aceite de oliva, virgen y virgen extra

Aguacate

El amado aguacate. Hasta hace relativamente poco, este fruto lo usábamos para realizar deliciosos guacamoles y acompañarlo con nachos. Por suerte, hemos aprendido a usar el aguacate en su presentación natural para acompañar ensaladas, tostadas o platos de pescado. En una taza de aguacate encontramos 14 gramos de grasas monoinsaturadas, 2’7 gramos poliinsaturadas y 3’1 gramos saturadas.
Además son ricos en fibra y potasio, por lo que ayuda a mantener un buen nivel de presión arterial.