Nuestro cuerpo se ve alterado por cantidad de factores diariamente y está sometido a constantes luchas para mantenerse funcional sin problemas. La alimentación es importante para estar perfectamente nutridos, pero también juega un papel fundamental con las hormonas sexuales. Aunque no lo creas, ciertos alimentos pueden variar la cantidad de estrógenos y desviarte de tu objetivo sin darte cuenta.

Antes de conocer cuáles son los alimentos más adecuados para lograr un equilibrio de las hormonas sexuales, deberías saber qué son los estrógenos y cómo afectan en las mujeres en particular.

¿Qué son los estrógenos?

Los estrógenos son hormonas sexuales femeninas que generan los ovarios junto a la progesterona. En situaciones normales, los ovarios también producen andrógenos (hormonas masculinas), pero en pequeña cantidad. Estas hormonas femeninas tienen multitud de funciones, como llevar mensajes a todos los órganos del aparato genital femenino para tener una buena funcionalidad, proteger los huesos, controlar el colesterol y subir la libido, entre otras.

Como sabrás, las mujeres sufren subidas y bajadas a lo largo de su ciclo menstrual, por lo que debemos estar pendientes de si nos hace falta aumentar o reducir la carga hormonal. No existen peligros cuando tenemos un buen nivel de estrógenos en el cuerpo, el problema surge cuando nos excedemos.

Es todo bastante complejo y no existe una determina fórmula para controlar el metabolismo de las hormonas sexuales. Una cantidad regulada de estrógeno actúa de manera beneficiosa en el cerebro, los huesos, el corazón, el hígado y el aparato reproductor femenino; asimismo, también tiene implicación en el ánimo, la libido, el peso, la insulina y el envejecimiento. En contra posición, un exceso puede generar ovarios poliquísticos, endometriosis, síndrome premenstrual y aumento del riesgo de cáncer de útero y mama.

¿Cuándo los necesitamos?

Los estrógenos son necesarios a lo largo de toda la vida, pero es cierto que en etapas puntuales se suele necesitar mayor cantidad por la pérdida de la capacidad de producción. Por ejemplo, en la menopausia las mujeres disminuyen la producción de estas hormonas y se sienten más irritables, con apatía sexual, con una piel deteriorada y cambios emocionales, apatía sexual y deterioro en la piel.

Hay mujeres que toman pastillas anticonceptivas con mayor cantidad de estrógeno, si el médico cree conveniente que debe regularse. Seguro que conoces casos que han tenido este tratamiento para disminuir la aparición de acné hormonal. Por supuesto, siempre tiene que estar bajo seguimiento médico.

Alimentos con estrógenos

La mejor opción, antes de someternos a tratamientos farmacológicos, es intentar regular los niveles de estrógeno de manera natural. Una alimentación saludable y equilibrada siempre aporta beneficios en el organismo, y deberías saber que hay ciertos alimentos que estimulan en mayor medida la producción de hormonas sexuales.

  • Frutas. Cereza, melón, limón, papaya, tomate, plátano, naranja, pomelo, duraznos, ciruelas.
  • Legumbres. Garbanzos, lentejas, soja, tempeh, tofu, chícharos, linaza, frijoles, sésamo.
  • Verduras. Brócoli, repollo, alfalfa, ajo, calabaza, cebolla, pimientos, remolacha.
  • Aceite de oliva.
  • Bebidas. Té verde, café, vinos.
  • Frutos secos. Pistachos, almendras, nueves, cacahuetes, dátiles.
  • Cereales integrales.