El estrés forma parte del día a día de muchas personas. La alimentación juega un papel muy importante en momentos de nervios o ansiedad. Del mismo modo que existen alimentos que te perjudican cuando atraviesas un momento de estrés, hay otros que pueden aliviar los síntomas y ayudarte a superarlos.

El estrés, un compañero de viaje indeseado

Lo primero que debes tener claro, es que el estrés juega un papel muy perjudicial en nuestras vidas. Si bien es cierto que vivimos a un ritmo frenético, en el que nos cuesta encontrar tiempo para todo, el estrés en exceso, no es una herramienta útil. Nuestra salud se puede ver muy perjudicada cuando pasamos un tiempo prolongado sometidos a un estrés intenso. Por ello, es necesario que, si te sientes identificado con esta situación, intentes poner remedio cuanto antes.

En primer lugar, realizar actividades que favorezcan la relajación, es imprescindible para calmar tu mente y reducir la agitación y la presión a la que estás sometido. Meditar, es un hábito que cada vez ponen en práctica más personas. Y es que, aunque es cierto que el estrés elevado y prolongado es negativo para nuestro organismo, por desgracia es una circunstancia muy extendida en nuestra sociedad.

Además de practicar actividades que promuevan la relajación, como el Yoga, el Tai Chi o la meditación, es importante que realices ejercicio físico con frecuencia. Lograr conciliar un sueño reparador por las noches, es otro pilar básico para darle salida al estrés. Por ello, intenta dejar las preocupaciones del trabajo al otro lado de las puertas de tu casa. Sí, sabemos que es complicado, pero no imposible.

La alimentación juega un papel primordial, así que presta atención a los siguientes alimentos.

Alimentos que te ayudan a reducir el estrés

Cacao

El cacao tiene grandes aportaciones para nuestra salud, especialmente en nuestro estado de ánimo. Tomar pequeñas cantidades de chocolate puro (porcentaje de cacao superior al 70%), ayuda a reducir el estrés. Además, es rico en antioxidantes.

Limón

El limón, fuente de vitamina C, es un excelente alimento. Asimismo, combate la fatiga y el cansancio. Toma durante un tiempo zumo de limón por las mañanas, en ayunas, y observa sus grandes beneficios.

Infusiones

Existen muchas infusiones capaces de promover la relajación sin provocar somnolencia. Son hidratantes, nutritivas y te favorecerán en muchos aspectos. Prueba con el té verde, la manzanilla, la valeriana o la tila.

Yogur

Un yogur natural al día regenera la flora intestinal y favorece la producción de serotonina, hormona relacionada con nuestro estado de ánimo. Además, favorece la calidad del sueño.

Otros alimentos para combatir el estrés

  • Avena
  • Pescado azul
  • Naranjas
  • Lácteos
  • Frutos secos
  • Aguacate
  • Arándanos