Son muchos los productos que las empresas introducen en el mercado como súperalimentos imprescindibles para tener una buena salud. Desde su lanzamiento, Actimel se presentó como necesario para fortalecer nuestras defensas; incluso los médicos lo mandaban a los niños en épocas de refriado y gripe. ¿Es cierto que debemos desayunar Actimel para que nuestros sistema inmunológico esté preparado frente a cualquier alerta? ¿Qué es L Casei Inmunitas? ¡Te lo contamos todo!

¿Qué es Actimel?

Aunque en este caso hablemos del producto de Danone, este artículo es válido para cualquier “Actimel” de marca blanca. Estamos ante un producto lácteo compuesto por leche pasteurizada y azúcar (8’3%) en mayor cantidad. Sin duda, ya es mucho más preocupante que un yogur por su alto contenido en azúcar y glucosa, aunque está pensado estratégicamente para que los niños lo devoren sin hacer ascos. Además, incluyen unas bacterias llamadas L-Casei Inmunitas, que elevan el precio de este lácteo.

L-Casei Inmunitas

Aunque erróneamente, en los anuncios siempre nos lo presentaban como 3 superhéroes, L-Casei Inmunitas es un pack. Estas bacterias se hallan de forma natural en la saliva y el intestino y son necesarias en la digestión y en la producción de amilasas (enzima de la saliva que digieren los azúcares).

¿Y los yogures convencionales no contienen estas bacterias? Pues no, contienen otra llamada Lactobacillus Bulgaricus, que también es beneficiosa para nuestra flora intestinal. La desventaja es que esta bacteria apenas llega al intestino, puesto que no es tan resistente a los jugos gástricos. En cambio, las L-Casei Inmunitas, sí y gran parte de ellas llegan intactas al intestino. Es por eso que dicen que ayudan a reforzar las defensas.

Lo cierto es que todo depende de nuestro intestino y de si funciona bien o está demasiado sucio. Las bondades de los alimentos dependerá de nosotros mismos, por lo que aunque el Actimel tenga vitaminas mágicas, no las notaríamos. Además, es un error administrar en un periodo prolongado las bacterias que nuestro propio cuerpo crea. Esto provocará que se relaje la creación natural, y de hecho existen estudios que no aconsejan ingerirlos durante más de 15 días seguidos.

Tres botecitos equivaldrían a un vaso de leche

La OCU realizó una investigación sobre el mito de considerarlo un súperalimento. Según la organización, desde estrictamente un punto de vista nutricional, necesitaríamos tomar 3 botecitos de Actimel para que fuera equitativo a un vaso de leche. Así que la broma empieza a salir algo cara.

Danone asegura en sus anuncios que es necesario desayunar bien para que nuestras defensas puedan afrontar el día con fuerzas, pero la Autoridad Europea en Seguridad Alimentaria no ha encontrado propiedades milagrosas en el Actimel. Es por eso que Danone solo puede publicitarse con etiquetas genéricas y haciendo ciertos cambios.

Antes focalizaba mucho la atención en L Casei, pero ahora la deriva a la vitamina B6, que es la que realmente ayuda a tener un buen funcionamiento del sistema inmunitario.

¿Es necesario entonces en nuestra dieta?

Para nada, como os solemos decir: no existen los súperalimentos. Hay alimentos que ayudan mejor a nuestro organismo, pero ninguno es mágico. El Actimel no es, en absoluto, mejor que un yogur tradicional; de hecho contiene mucho más azúcar.
Lo único que nos hace tener unas defensas fuertes es tener una alimentación saludable y variada; además de acompañarla de actividad física. Este producto de Danone no lo necesitas para tener más energía, estas menos cansado, aliviar el estrés o dormir mejor; lleva hábitos de vida saludable y huye de productos “milagrosos”.