La alimentación es una vía a través de la cual podemos lograr un estado de salud muy óptimo. Además, cuando realizamos ciertos cambios en nuestra dieta, percibimos mejoras de una forma muy rápida y evidente. Si te interesa saber cómo mantener tu salud digestiva a raya, presta atención a los siguientes alimentos.

La naturaleza nos brinda una gran cantidad de alimentos saludables que nos cuidan desde el interior. De esta manera, además de disponer de una salud de hierro, reflejamos el bienestar interno en el exterior. Nuestra piel, cabello, ojos, uñas… son algunas de las partes de nuestro cuerpo que evidencian una correcta nutrición. Por otro lado, cuando queremos prestar atención a ciertos aspectos concretos, como la salud cardíaca o de nuestro sistema nervioso, podemos decantarnos por ciertos alimentos específicos. En este post te hablamos de algunos que deberías considerar para cuidar tu salud digestiva.

3 Superalimentos clave para cuidar tu salud digestiva

Kéfir

Se trata de un producto fermentado probiótico, con una textura similar a la de un yogur y que puedes encontrar actualmente en cualquier supermercado. El kéfir contiene bacterias muy beneficiosas para la salud y es rico en aminoácidos, vitaminas, minerales y enzimas. Algunas de las propiedades que se le adjudican, son las de regenerar la flora intestinal, regular los niveles de colesterol y disminución de la presión arterial , entre otros. Descubre cómo incluir el kéfir en tu dieta.

Moringa

La moringa, considerada como el árbol de la vida por sus propiedades medicinales, aporta grandes beneficios a nuestra salud. Contiene proteína, betacarotenos, vitamina C y minerales como calcio y potasio. Además, se le adjudican propiedades antiinflamatorias que, junto a su elevado contenido de fibra, actúan favoreciendo el estado del sistema digestivo. La fibra que contiene contribuye a una correcta digestión y es apta para incluir en las dietas orientadas a la pérdida de peso. Su efecto saciante, evita la necesidad de picotear entre horas.

Chía

Las semillas de Chía son fuente de proteína, grasas saludables, carbohidratos, vitaminas y minerales. Son ricas en fibra y disponen de propiedades antiinflamatorias que alivian multitud de dolencias gastrointestinales. A pesar de su pequeño tamaño, están consideradas uno de los alimentos más nutritivos del mundo. Las semillas de Chía son muy versátiles y pueden añadirse a cantidad de platos y recetas. Además, son aptas para personas celíacas ya que no contienen gluten.  Éstas están relacionadas con la prevención de enfermedades del colon, disminución de cólicos, tratamientos ante el estreñimiento y regulación del tránsito intestinal.