Cuando se trata de salud, hay quienes echan mano de los suplementos alimenticios, ya sean proteínas, vitaminas e incluso probióticos, pero ¿de verdad es necesario tomarlos a diario? Los suplementos, como su propio nombre indica, son para suplir una carencia o para complementar una alimentación, y lo cierto es que los probióticos son más importantes de lo que muchos podemos llegar a pensar.

En nuestro cuerpo viven miles de millones de bacterias, y lejos de ser algo negativo, es algo bastante positivo, ya que gracias a ellas nuestra salud no se ve comprometida.

Hace unos años, a ese grupo de bacterias que viven en nuestro organismo, se les denominaba flora intestinal, pero ahora se les conoce como microbiota. De ellas depende nuestra salud, ya que cuando surgen alteraciones es cuando empiezan a aparecer algunos problemas de salud.

Sari Arponen, Doctora en Ciencias Biomédicas por la Universidad Complutense de Madrid y especialista en Medicina Interna, ha lanzado un interesante libro, «¡Es la microbiota, idiota!», en el que defiende el papel de los probióticos para tratar ciertos problemas de salud.

 

Doctora Sari Arponen

Ella comenta que las bacterias que habitan en nuestro cuerpo, cuando se desajustan, son las causantes del olor a sudor, el olor de los pies, el estrés, las alergias, el aspecto de nuestro cutis, el sobrepeso, las caries, dermatitis, psoriasis, e incluso los problemas relacionados con la memoria o con la capacidad que cada uno tiene para ligar.

Quienes tienen sobrepeso sufren alteraciones en su microbiota intestinal provocando inflamaciones. En este caso, el uso de probióticos ayuda a la perdida de grasa.

La microbiota se tiene que cuidar de igual forma que cuidamos nuestra piel o nuestro cabello. Para mantener a raya a las más de 100 mil millones de bacterias, hay que llevar una dieta equilibrada y mantener hábitos de vida saludables.

De ahí la importancia del uso de probióticos como suplemento alimenticio, aunque no todos los expertos están de acuerdo en usar este complemento de forma regular.

Los probióticos, un negocio al alza, pero sin ser considerados medicamentos

¿Qué son los probióticos? Se trata de un suplemento alimenticio formulado a base de bacterias para equilibrar nuestra microbiota.

 

pastillas junto a billetes de 20 dólares

Los probióticos son un negocio que cada año capta más atención. Tengamos en cuenta que no es un medicamento, sino que se considera un suplemento alimenticio y se suele recomendar en contadas ocasiones.

De momento la burbuja de los probióticos no ha explotado y no se usa para combatir problemas como el sobrepeso, al menos no de forma regular, pero sí que hay profesionales de la salud que poco a poco van creando escuela.

A los probióticos se les ve como un negocio porque las críticas alegan falta de evidencia científica. Sari Arponen, afirma en su libro que si estamos sanos no es necesario invertir en este suplemento.

Si nuestra microbiota está sana podemos hacer frente a diferentes infecciones, así que, técnicamente, nuestra salud reside en las millones de bacterias que viven en nuestro cuerpo.

Sari Arponen comenta que lo mejor es dormir bien y 8 horas, realizar ejercicio físico con frecuencia, reducir la ingesta de cereales y aumentar la cantidad de frutas y verduras. También nos hace saber que no vale cualquier probiótico, sino que debemos consultar con un especialista.