¿Por qué es importante comer pescado azul?

¿Por qué es importante comer pescado azul?

Sofía Pacheco

Desde pequeños escuchamos eso de «pescado azul», pero muy poca gente sabe exactamente qué es, los tipos que hay, por qué es tan importante y qué beneficios aporta a nuestro organismo. Es por esto por lo que nos hemos propuesto contarlo todo en un mismo texto.

El pescado azul está lleno de beneficios, el problema es que los mares están contaminados de bifenilos policlorados, dioxinas, mercurio y microplásticos, los cuales se acumulan en los peces y después pasan a nosotros.

Dejando a un lado el tema contaminación y la parte negativa, vamos a centrarnos en el pescado azul y vamos a explicar qué variedades de pescados son los que forman parte de este grupo tan selecto y bien valorado, la cantidad semanal que debemos comer, algunas ideas de recetas y sus propiedades y beneficios, para tener claro que es un alimento que nuestro organismo necesita.

¿Qué es el pescado azul? Tipos y dosis

La categoría de pescado azul no es al azar, sino que hace referencia a su especie y a la tonalidad azulada de sus escamas exteriores. Estos peces hacen largos viajes y para completarlos necesitan acumular grasas y esa grasa influye directamente en el color de sus escamas.

Para aprenderlo de una vez por todas, vamos a dar un listado rápido de todos los tipos de peces que están dentro de este grupo:

  • Atún.
  • Sardina.
  • Caballa.
  • Salmón.
  • Angula.
  • Arenque.
  • Boquerón (también conocido como anchoa).
  • Anguila.
  • Jurel.
  • Lubina.
  • Congrio.
  • Rodaballo.
  • Besugo.
  • Salmonete.
  • Verdel.
  • Bonito del norte.
  • Pez espada.
  • Palometa.
  • Cazón.
  • Lamprea.
  • Chicharro.

Según los especialistas, la cantidad recomendada por semana son 2 piezas de pescado azul y 2 piezas de pescado banco en días alternos. En caso de tener problemas de colesterol o enfermedades cardiovasculares, se puede aumentar la ingesta de pescado azul hasta en 4 piezas por semana.

3 platos con pescado azul

¿Por qué es tan importante?

Los nutricionista y médicos insisten en comer pescado azul por su variedad nutritiva y porque contienen algunos nutrientes esenciales que solo se encuentran en este alimento.

Lo mejor de este tipo de alimentos es su grasa, como ya hemos comentado y aparte es una fuente muy rica de proteínas, minerales como hierro, yodo, fósforo, magnesio, zinc, potasio, selenio y calcio, así como vitaminas A, grupo B, D y E.

Volviendo a las grasas, el pescado azul es rico en ácidos grasos, sobre todo Omega 3 que es bueno para la salud de las neuronas, para mantener sano el corazón, bajar la presión arterial, reducir el colesterol y los triglicéridos, propiedades antinflamatorias, disminuye las probabilidades de cáncer, etc.

Beneficios de comer pescado azul todas las semanas

Este grupo de alimentos está lleno de beneficios y su ingesta es recomendada en cualquier etapa de la vida, salvo que cumplamos algunas de las contraindicaciones que diremos en el apartado siguiente. De momento vamos a centrarnos en las propiedades beneficiosas de este grupo de alimentos:

Reduce el colesterol y los triglicéridos

Gracias al ácido graso omega 3, los niveles de colesterol bueno aumentan, mientras el malo disminuye, así como los triglicéridos. Es por esto por lo que tomar estas especies de pescados reducen la incidencia de enfermedades coronarias.

No solo esto, sino que también hay efectos positivos sobre el sistema inmunológico, el sistema nervioso y la salud ocular. Debemos saber que el omega 3 también está presente en otros alimentos como los aceites vegetales, los frutos secos, las semillas, el marisco, el aguacate, los vegetales de hojas verdes, etc.

Perfecto para embarazadas

Las mujeres que están en periodo de gestación y en lactancia tienen que tomar esta variedad de pescados porque favorece el crecimiento y el desarrollo del feto, y el posterior crecimiento y desarrollo cerebral del niño. Esto es gracias a los ácidos grasos esenciales que encontramos en esta variedad de peces y en las proteínas que son de gran riqueza nutricional.

El embarazo y la lactancia conllevan ciertos riesgos en lo que a la alimentación de la madre se refieres, es por esto por lo que aconsejamos preguntar las dudas a un médico especialista antes de tomar cualquier decisión.

Un plato con pescado azul

Previene enfermedades degenerativas

Cuando se habla de enfermedades degenerativas la acción antioxidante de las vitaminas como la A, E y C, son claves. En esta ocasión, el pescado azul no tiene vitamina C, pero sí tiene las otras 3, al menos de forma innata, porque si agregamos limón al pescado, o acompañamos el plato con ensalada de frutas y verduras como naranja, papaya, brócoli, kale, frutos rojos, etc., también estaremos ofreciendo gran cantidad de vitamina C a nuestro organismo.

En definitiva, que la acción antioxidante protege frente a la degradación de las funciones cognitivas, el envejecimiento de las células como las neuronas, problemas culares propios de la edad y la arterioesclerosis. En resumen, que retrasamos el Alzheimer, el envejecimiento, protegemos la vista y favorecemos la vasodilatación.

Ayuda a regenerar el ADN

Esta variedad de pescado es rica en vitaminas del grupo B y que, a su vez, esas vitaminas son las encargadas de regenerar el ADN de todas las células del cuerpo. Asimismo, este grupo vitamínico también favorece la digestión, la absorción de loa nutrientes y los convierte en energía.

En pocas palabras, este tipo de pescado es una oportunidad muy buena, para mejorar nuestra salud cada día. Pero tampoco hay que obsesionarse, ya que las vitaminas del grupo B están en otros alimentos como legumbres, huevos, frutos secos, productos integrales, etc.

Contraindicaciones de este grupo de alimentos

El pescado azul hemos visto lo maravilloso que es, pero sus bondades terminan cuando empiezan ciertos problemas de salud con los que son incompatibles. Es decir, hay ciertas personas que por culpa de sus condiciones médicas tienen prohibido, o al menos no deberían, comer estos pescados que forman parte del grupo de pescado azul.

Estos pescados son buenos para embarazadas, deportistas, enfermos del corazón, niños, ancianos, etc. pero si tenemos gota (niveles altos de ácido úrico) debemos evitar el pescado azul toda costa, así como otros alimentos como el marisco, vísceras, carnes rojas, alcohol, tabaco, etc.

Hay que tener mucho cuidado y no confiar en «por un día no pasa nada», hay que seguir las recomendaciones médicas para no poner en riesgo nuestra salud ni la de quienes nos rodean.