¿Qué diferencias hay entre atún claro y bonito del norte?

Muchas veces se tiende a confundir un concepto con otro y es que, aunque parezca mentira, el bonito del norte y el atún claro no son lo mismo. Son un pescado, sí, pero no son el mismo, ni sus valores nutricionales son iguales, ni su sabor, ni sus beneficios, ni nada. Hoy aprenderemos a diferenciarlos y a saber reconocerlos, además, entenderemos cuál de los dos es el mejor.

Muchas veces vemos conservas de atún claro y conservas de bonito del norte, y creemos que es lo mismo, pero uno es más caro que el otro, por la calidad del producto, la procedencia, el tipo de envasado, etc. Pero, aunque todo eso influye, de base hay varias diferencias más.

Características del atúnAtún claro

El atún, también conocido como atún claro, pertenece a la familia de los túnidos y se establecen en zonas ecuatoriales y tropicales. Este pez es muy similar al bonito, salvo por dos aspectos muy claro. El atún es de mayor tamaño, llegando a pesar hasta 200 kilos y tiene unas aletas más cortas y a veces en tonos amarillos.

La velocidad a la que nada esta especie es asombrosa y es lo que les ayuda a realizar sus largas migraciones y a superar las corrientes marinas. Al atún clásico se le conoce como atún claro, aunque su piel es algo más más que el bonito del norte, pero no tan oscura como el Atún rojo o de almadraba que es el que se pesca en la zona de Cádiz.

El atún blanco, o atún común tiene unos buenos valores nutricionales, pero no al nivel del bonito del norte que veremos en el siguiente apartado. Este atún es muy rico en ácidos grasos omega 3, alto en proteínas de calidad, bajo en grasas saturadas y buena cantidad de vitaminas y minerales esenciales.

Características del bonito

Bonito del norte

Una especie de túnido de menor tamaño y menor peso que el atún claro. El bonito del norte forma parte de la espléndida gastronomía española y esta especie de atún tan valorada en la cocina del mundo entero se pesca en la costa cantábrica, de ahí su nombre de bonito del norte.

Para diferenciarlo del atún normal, tenemos que fijarnos en que sus ojos son más redondeados y sus aletas son muy largas, aparte de que, como ya hemos dicho, es de menor tamaño y menor peso. Además, la parte dorsal del animal es azul oscuro casi negro y el ventral es blanquecino.

En cuanto al valor nutricional de esta especie, su grasa es más saludable y su carne es mucho más jugosa, no tan áspera como el atún claro. La carne se deshace en la boca y tiene un potente sabor con un alto valor culinario en todo el mundo.

La carne de este pescado es rica en omega 3, ayuda a reducir el colesterol malo y los triglicéridos en sangre y reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular. Además, es rico en B3 y B12, dos vitaminas muy importantes para el normal funcionamiento del organismo. Normalmente viene envasado en conservas y tiene un precio más elevado que el atún común.

Diferencias principales

Ahora vamos a ver de cerca las principales diferencias entre uno y otro. Para empezar, el aspecto exterior, el bonito es azul oscuro por arriba y blanquecino por el resto de su cuerpo con largas aletas y ojos muy redondos, mientras que el atún claro es grisáceo y azulado en casi todo su cuerpo con aletas cortas y a veces tiene las puntas amarillas o doradas.

Con respecto a su valor nutricional ambos son buenos productos, siempre y cuando la conserva o el corte sea de calidad. La carne del bonito del norte es muy suave al paladar, y se deshace en la boca con un sabor exquisito, mientras que el atún puede llegar a resultar seco y de poco sabor.

Los mejores cortes para el atún claro son el solomillo y la ventresca. Mientras que del bonito del norte son el solomillo, el lomo y la ventresca, siendo el lomo la carne magra más vendida de este pez y la ventresca la parte más preciada y cotizada.

Cómo diferenciarlos en la pescadería

Para diferenciar ambos peces en una pescadería tenemos, primero que ver al animal de cuerpo presente. Así será realmente fácil con las características que hemos dicho antes, por ejemplo, el color de las escamas del atún claro es grisáceo azulado con aletas amarillas a veces y las aletas laterales son cortas. Además, son peces de gran tamaño y normalmente los veremos cortados en rodajas, ahí hay que fijarse en el color de su carne que debe ser de un color rosado intenso que cuando se acerca a la piel, se vuelve más claro.

En el caso del bonito del norte, ya sabemos que la parte superior del animal es de un color azul oscuro casi negro y el resto del cuerpo es blanquecino. También sabemos que tiene aletas laterales largas y de color oscuro, aparte de unos ojos más grandes y redondeados. Si en la pescadería no vemos al animal en una sola pieza, sino fileteado, en rodajas o algo similar, sabremos que es bonito del norte por su color rojo sangre intenso que se vuelve más claro al acercarse a la piel exterior.

¿Cuál es más saludable?

Ambos son una muy buena opción, pero a nivel nutricional, el auténtico bonito del norte tiene mejores valores y conseguiremos obtener mejores nutrientes y beneficios con su consumo que con el consumo del atún claro de lata. Por ejemplo, su grasa es buena ayudando a reducir la presión arterial, bajar el colesterol y a disminuir el riesgo de accidente cardíaco. También se obtienen vitaminas esenciales como B3, B12, B9, A, D, entre otras y minerales como calcio, magnesio, selenio, hierro, sodio, potasio, fósforo y yodo.

En cuanto a saludable, también hay que tener en cuenta cómo lo cocinamos, si le ponemos muchas salsas, especias y demás, perderá su sabor auténtico y solo estaremos agregando calorías innecesarias. Sin embargo, si lo cocinamos al vapor en su jugo con verduras o salsa de verduras, ganamos en valor nutricional.

¡Sé el primero en comentar!