¿Es mejor el aceite de canola (colza) o el vegetal?

En España tenemos bastante claro que el aceite que debe albergar nuestras despensas es el de oliva virgen extra. Sin embargo, existen tendencias que nos llevan a plantearnos si es interesante consumir otros tipos de aceite, como el de coco, girasol o aguacate. Incluso, en los últimos años hemos visto un aumento del consumo de aceite de canola (colza). Este último es una variedad vegetal, apta para veganos, ¿pero es tan saludable como parece o deberías huir de él?

Al buscar diferentes tipos de aceite, hay que tener en cuenta su punto de humeo (la temperatura a la que el aceite comienza a descomponerse, haciéndolo nocivo para la salud), el tipo de grasa que contiene y su sabor.

¿Qué es el aceite de canola?

El aceite de canola se puede calentar a una variedad de temperaturas y tiene un sabor neutro. Esto lo convierte en el aceite de cocina favorito de muchos. El aceite de canola es ampliamente considerado como un aceite saludable, ya que es bajo en grasas saturadas y alto en grasas monoinsaturadas.

Tanto las grasas monoinsaturadas como las poliinsaturadas pueden mejorar los niveles de colesterol y reducir el riesgo de enfermedades cardíacas. La grasa saturada, que es más frecuente en los productos de origen animal y también se encuentra en el aceite de coco y de palma, eleva los niveles de colesterol en la sangre.

Es mejor limitar la cantidad de grasas saturadas en la dieta. Uno de los principales inconvenientes del aceite de canola es que no proviene de una planta natural. Es híbrido y la mayor parte del aceite de canola se produce a partir de plantas modificadas genéticamente. Aunque esto no necesariamente hace que el aceite sea una opción poco saludable, algunos se rocían con productos químicos que pueden ser dañinos para las personas, incluidas aquellas con sensibilidad.

¿Qué es el aceite vegetal?

El aceite vegetal suele ser una mezcla de diferentes tipos de aceites. Es un tipo de aceite más genérico que mucha gente usa en su cocina diaria. El aceite vegetal suele ser una opción económica que se puede utilizar para todo tipo de cocina. Y como el aceite de canola, tiene un sabor neutro.

El problema con este tipo de aceite genérico es que es menos probable que se sepa exactamente qué contiene el aceite. Esto incluye cómo se cultivaron las plantas de las que se extrajo el aceite y cómo se procesó el aceite. La proporción de grasas saturadas, grasas poliinsaturadas y grasas monoinsaturadas varía según los aceites que se hayan incluido en la mezcla (girasol, maíz, soja, cártamo, etc.), por lo que no tendremos tanto control sobre los tipos de grasas que estamos comiendo.

aceite de canola

Diferencias

El aceite de canola también es un tipo vegetal que proviene de la famosa colza. Cuando acudimos a mirar las etiquetas de los aceites vegetales en un supermercado, el contenido de la botella es muy variado. Podemos encontrar una mezcla de diferentes tipos de aceites vegetales, como aceite de girasol, de maíz y de oliva; de hecho, también podría contener algo de aceite de canola. Si bien es cierto que la mayoría de las veces se compone principalmente de aceite de soja.

El aceite de canola es un tipo de aceite vegetal y ambos se pueden usar indistintamente. Ambos tienen puntos de humo altos y sabores neutros. Casi siempre puede sustituir el aceite de canola por aceite vegetal y viceversa, aunque algunos pueden optar por el contenido de grasa potencialmente más bajo del aceite de canola.

Las principales diferencias se reducen a la nutrición. Aunque el aceite de canola y el aceite vegetal son aceites de origen vegetal (el aceite de canola proviene de la planta de colza y el aceite vegetal suele ser a base de soja o está hecho de una mezcla de aceites vegetales), difieren en su composición de grasas.

A pesar de que las grasas de origen vegetal se consideran más saludables para el corazón que las grasas animales, generalmente se cree que el aceite de canola es una opción más saludable porque tiene menos grasas saturadas que el aceite vegetal.

Consejos

Hay algunas recomendaciones que deberíamos tener en cuenta al elegir un tipo de aceite u otro.

¿Cuándo usar cada aceite?

La canola tiene un sabor neutro y se puede usar en la mayoría de recetas de cocción y horneado. Pero es especialmente bueno para cosas dulces, como tortitas y bollería. También es un buen ingrediente para asar, saltear o freír, ya que tiene un punto de humo particularmente alto (la temperatura a la que el aceite comienza a descomponerse y emitir gases tóxicos). Si estás aumentando la potencia del fuego, el aceite de canola es una apuesta segura.

El sabor neutro del aceite vegetal también lo convierte en un gran candidato cuando no quieres que una receta tenga sabor a aceite. Por ejemplo, las verduras asadas o patatas fritas. No obstante, dependiendo de la mezcla de aceite vegetal, puede que no sea tan positivo usarlo a fuego alto.

¿Cuál es más saludable?

Aceite de canola:

  • Calorías por cucharada: 124
  • Grasa: 14 gramos
  • Grasa saturada: 1 gramo

Aceite vegetal:

  • Calorías por cucharada: 117
  • Grasa: 13’6 gramos
  • Grasa saturada: 11 gramos

A simple vista, podemos ver que las informaciones nutricionales no son muy similares. Sin embargo, el aceite de canola es más alto en grasas monoinsaturadas y omega-3 que el aceite vegetal normal. En cambio, el aceite vegetal tiende a contener más grasa saturada que la canola. Con lo cual, un consumo elevado se relaciona enfermedades cardiovasculares.

Además, existen muchos aceites vegetales que se hidrogenan para alargar la vida útil y les añaden grasas trans. Incluso, suelen tener un alto contenido de ácidos grasos omega-6 que, si se consumen en exceso, favorece al aumento del riesgo de cáncer y enfermedades autoinmunes.
Al ser el aceite de canola es más bajo en grasas saturadas y más alto en grasas monoinsaturadas, parece no ser una opción peligrosa para la salud.

Leer la etiqueta antes de comprar

Siempre debemos decantarnos por el aceite de oliva virgen extra. Pero independientemente del aceite que escojas, lo primero que tienes que hacer es mirar la etiqueta nutricional. Los expertos recomiendan elegir los que tienen menos de cuatro gramos de grasa saturada por cucharada.

Las variedades de aceites vegetales más saludables son los aceites de oliva y aguacate extra vírgenes, así que opta por ellos siempre que puedas.

¡Sé el primero en comentar!