¿Qué es el queso kosher y cómo se elabora?

¿Qué es el queso kosher y cómo se elabora?

Sofía Pacheco

Hoy vamos a tratar el tema de los productos kosher y más concretamente el queso. Vamos a explicar por qué solo pueden comer esto quienes están dentro de la ley judía, además, explicaremos cómo se elaboran los alimentos y los quesos. También veremos que hay varios tipos de queso y que realmente todos podemos comerlos, salvo que no estemos muy de acuerdo con la forma en la que se sacrifican estos animales.

La ley judía señala una serie de alimentos de forma concreta que no pueden ser consumidos, ya sea por la época del año o porque no cumplen con los requisitos. El proceso kosher se suele respetar en la industria actual en muchos alimentos sin que lo sepamos, luego, aparte, están los productos certificados kosher.

Esta certificación sigue a rajatabla las exigencias con las que se tienen que preparar los alimentos y eso lo veremos en el siguiente apartado y a lo largo de todo el texto. Es un proceso que puede poner los pelos de punta a más de uno, así que desde ya avisamos que cierta información puede herir sensibilidades.

¿Qué son los productos kosher?

Para empezar, kosher significa apto, o también que algo es adecuado o conveniente para la alimentación según las normas dietéticas judías. Esta ley regula dos aspectos claves, por un lado, los alimentos permitidos y, por otro lado, cómo se deben preparar, ya que deben estar supervisados en todo momento y hasta el más mínimo detalle ha de ser apto, es decir, kosher.

Hay regulaciones que cuenta qué productos se pueden comer, cuales no y cómo han de ser elaborados para obtener el certificado. Eso incluye la carne, el pescado y los lácteos, por ejemplo, en cuanto a la carne, solo se admiten aquellos mamíferos que mastican su comida (rumiantes) y con pezuñas partidas (vaca, buey, cabra, oveja, cordero, ciervo y búfalo), así como el pollo, pavo, pato y ganso. Con respecto al pescado, solo aquellos que tiene aletas y escamas, por lo que el marisco está prohibido.

También existe la posibilidad de ser vegetariano o vegano, solo que aquí se lo toman muy en serio y no hacen la vista gorda a nada. En este casi se trata de la certificación Kosher Pareve, es decir que es neutro y aquí se cumplen todas las exigencias de este tipo de dietas vegetales. Esta certificación asegura al 100% que los productos no contienen nada que no deberían, lo cual ofrece paz y tranquilidad a los consumidores.

¿Por qué se come queso kosher?

Porque cumple con las normas dietéticas judías, es decir, cumple con el proceso de sacrificio animal según la ley judía para que el alimento sea puro y de máxima calidad. En el siguiente apartado explicaremos cómo se elabora, pero ahora vamos a explicar por qué comer queso kosher y no queso normal.

El queso kosher tiene una serie de beneficios frente al normal como, por ejemplo, para elaborar el queso hace falta cuajo y este se obtiene de los revestimientos estomacales de los animales y esto puede dar pie a que no se considere kosher. Por lo tanto, solo puede hacerse con animales kosher o con opciones vegetales o microbianas para que obtengan el certificado.

Así que, en pocas palabras, se consume este tipo de alimentos por la seguridad del proceso, por la calidad de los alimentos y porque cumple con las exigencias de las normas dietéticas judías. Las cuales no son obligatorias para todos los judíos, además, son muchos consumidores los que optan por este tipo de alimentación por la calidad del proceso.

Queso kosher certificado

Cómo se hace el queso

Para empezar todos los instrumentos para la elaboración del producto han de ser kosher y no puede haber derivados cárnicos, por eso está mal visto mezclar queso y embutidos, en un bocadillo, por ejemplo.

Las técnicas de sacrificio animal son un tanto desagradables, pero se trata de un sistema tradicional que promueve el sacrificio religioso, donde, sin anestesia ni nada, se secciona la garganta con un corte seco llegando hasta la columna vertebral y el animal muere desangrado mientras está colgado de las patas de atrás.

En el caso de los lácteos, la leche se obtiene con el animal vivo como viene siendo costumbre, es decir, que la leche proviene de la vaca, cabra u oveja (animales kosher) directamente de la granja. A partir de ahí, cada paso ha sido supervisado para obtener el certificado.

Una vez se lleva a la planta de elaboración, todos los instrumentos, ingredientes y el equipo han de ser kosher, para que cumplan con las normas, así como estar supervisados por un rabino o alguna figura que represente las normas dietéticas judías. No siempre es así, pero en algunos tipos de quesos se requiere la presencia de un rabino, de lo contrario podría no considerarse apto, es decir, kosher.

Tipos de queso

Hay varios tipos de queso kosher, porque hay algo que queremos dejar claro. El queso kosher no es un tipo diferente de queso, no, es el mismo que podemos comer nosotros sin ser judíos, solo que su método de elaboración es más cuidado, mimado y controlado (salvo el sacrificio animal que nos parece algo salvaje, aunque fuera del método kosher, la industria tampoco es que lo haga bien).

Con esto queremos decir que los tipos de queso aptos para las normas dietéticas judías son mozzarella, cheddar y queso suizo, siempre que tenga el certificado kosher, de lo contrario no es apto para este tipo de alimentación. Se trata de un símbolo que es fácil de identificar. El más común es una K con estrellas y pone Kosher, después hay dos sellos más, uno con letras en israelí y otro que es una U grande dentro de un círculo.

Este tipo de quesos, suelen estar, o bien en las secciones especiales por países del mundo, o bien en los pasillos de comidas especiales, o en el pasillo de lácteos con el resto de quesos, yogures y leches. Depende de cada supermercado, pero si donde vivimos hay comunidades judías, seguro que en los supermercados hay productos aptos para las normas dietéticas judías.

¡Sé el primero en comentar!