¿Se puede comer la cáscara de los huevos?

Además de no ser peligroso comer huevos a diario, la cáscara de los huevos también se toma. Hasta ahora, lo normal era tomar el huevo completo, o dividirlo en clara y yema para hacer algunas recetas dependiendo de nuestros objetivos. Pero puede ser beneficioso ingerir también las cáscaras.

Si queremos aprovechar del todo este alimento, parece que la cáscara está cogiendo cierto protagonismo en el mundo de la nutrición. Aunque muchos temen tocarla, por su posible contagio de salmonelosis, es rica en calcio y la ciencia alardea de numerosos beneficios.

Nutrientes

Una cáscara de huevo es la cubierta exterior dura. Se compone principalmente de carbonato de calcio, una forma común de calcio. El resto está formado por proteínas y otros minerales. El calcio es un mineral esencial que abunda en muchos alimentos, incluidos los productos lácteos. También se encuentran cantidades más bajas en muchas hortalizas de hoja y raíz.

En las últimas décadas, el polvo de las cáscaras de los huevos procesado a partir de huevos de gallina se ha utilizado como suplemento de calcio natural. Las cáscaras de huevo contienen aproximadamente un 40 % de calcio, y cada gramo proporciona entre 381 y 401 mg. De hecho, la mitad de una cáscara puede proporcionar suficiente calcio para cumplir con los requisitos diarios de los adultos, que es de 1000 mg por día.

Tiene una membrana blanca que se suele pegar a la clara del huevo cocido y que tenemos que retirar; pues esta es también rica en colágeno, queratina y glucosamina.

Ventajas de su consumo

Comer cáscara de los huevos puede tener grandes efectos positivos en la salud. Algunos de sus beneficios están íntimamente relacionados con el aporte de calcio.

Evita la osteoporosis

Para algunos no es más que una simple cubierta que protege el contenido, pero es interesante saber que contiene un 95% de carbonato cálcico, así como proteínas y minerales. Aunque es bastante dura, es una membrana semi permeable que permite el paso del aire y la humedad a través de los 17.000 poros que cubren la superficie. Por eso, es conocida por tener un alto riesgo de contaminación de bacterias, tanto en el interior como en el exterior.

Se piensa que ingerir la cáscara de huevo triturada, con las membranas incluidas, es uno de los remedios más eficaces contra la descalcificación y osteoporosis. En una sola cáscara encontramos unos 2 gramos de calcio. Es cierto que existen muchos alimentos que tienen la fama de ser ricos en este mineral, como los lácteos o algunos vegetales, pero pueden no ser tan eficaces.

Desde hace tiempo, el polvo de esta parte del huevo procesado se ha utilizado como suplemento natural de calcio y se vende en tiendas. Muchos científicos se han adentrado en este llamativo alimento, sacando conclusiones muy positivas en la osteoporosis. Uno de ellos muestra que el calcio extra, el estroncio y la fluorina actúan positivamente sobre el metabolismo óseo y estimulan el crecimiento.

Mejora las articulaciones

Otras investigaciones también apuntan a que se reducen los dolores de las enfermedades relacionadas con los huesos, y que mejora la movilidad de los pacientes. No obstante, parece que no es el único beneficio que aporta al organismo, también se le atribuyen efectos positivos en la acidez del estómago y la indigestión.

La membrana de la cáscara de huevo se encuentra entre la cáscara y la clara de huevo. Es fácilmente visible cuando pelamos un huevo cocido. Aunque técnicamente no forma parte de la cáscara del huevo, por lo general se adjunta a ella. Al hacer polvo de cáscara en casa, no es necesario que retirar la membrana.

La membrana se compone principalmente de proteínas en forma de colágeno. También contiene pequeñas cantidades de sulfato de condroitina, glucosamina y otros nutrientes. Es poco probable que las pequeñas cantidades de estos compuestos beneficiosos en la membrana de la cáscara de huevo tengan efectos significativos en la salud. Sin embargo, algunos estudios muestran que la ingesta regular de suplementos de membrana de la cáscara puede beneficiar a las articulaciones. Se necesitan más estudios para confirmar su eficacia potencial

muchas cáscaras de los huevos

Posibles peligros

Cuando se prepara correctamente, el polvo de cáscara de huevo se considera seguro. Solo hay algunas cosas que debe tener en cuenta.

En primer lugar, no intentaremos tragar fragmentos grandes de cáscara de huevo, ya que podrían lesionar la garganta y el esófago. Además, la cáscara de los huevos pueden estar contaminadas con bacterias, como Salmonella enteritidis. Para evitar el riesgo de intoxicación alimentaria, asegúrese de hervir los huevos antes de comer la cáscara.

A pesar de que las membranas hacen lo posible para proteger el huevo, pueden depositarse bacterias que causan problemas gastrointestinales, como la gastroenteritis. Por tanto, la higiene tiene un papel importante si vamos a tomar en casa la cáscara de los huevos. Lo primero que debes hacer es hervir las cáscaras limpias, durante unos minutos. Déjalas secar y mételas en el horno durante una hora. Después, machácalas y añade el polvo al yogur, a tu batido o a cualquier receta. Lo único que debes evitar es comértelo a cucharadas, porque es bastante desagradable.

Por otra parte, los suplementos de calcio natural pueden contener cantidades relativamente altas de metales tóxicos, incluidos plomo, aluminio, cadmio y mercurio. Sin embargo, las cantidades de estos elementos tóxicos en las cáscaras de huevo tienden a ser más bajas que en otras fuentes naturales de calcio, como las conchas de ostras, y generalmente no son motivo de preocupación.

¿Cómo se comen?

Puede hacer nuestros propios suplementos de cáscara de los huevos en casa o comprar polvo de cáscara de huevo prefabricado en tiendas naturistas.

El polvo de cáscara de huevo se puede hacer en casa usando una maja y un mortero. Hay quienes también usan un rodillo o una licuadora y un tamiz para filtrar las partículas más grandes. Solo nos aseguraremos de molerlas hasta convertirlas en polvo o en fragmentos muy pequeños antes de comerlas. Si queremos guardar el polvo para usarlo más tarde, es una buena idea secar las cáscaras antes de triturarlas.

Luego podemos agregar el polvo a la comida o mezclarlo con agua o jugo. Un estudio concluyó que algunos de los mejores alimentos para agregar polvo de cáscara de huevo son el pan, los espaguetis, la pizza y la carne empanada o frita.

Aproximadamente 2,5 gramos de cáscaras de huevo deberían ser suficientes para satisfacer las necesidades diarias de calcio de un adulto. Para estar seguros, moderaremos su consumo y no tomaremos suplementos de calcio a menos que lo recomiende un profesional de la salud.

Otros usos

Si preferimos no comer cáscaras de los huevos o si tenemos demasiadas, aquí hay algunos consejos más para darle un buen uso:

  • Uso para compost. Si hacemos abono en casa, el calcio y los minerales en las cáscaras pueden hacer que el abono sea mucho más rico.
  • Tratamiento para la piel seca. Se cree que la membrana en las cáscaras es un buen tratamiento para la piel seca. Simplemente colocaremos la membrana sobre la piel donde se sienta seca y déjela allí hasta que la membrana se seque. También se supone que ayuda a curar pequeños cortes en la piel.
  • Control natural de plagas. Aparentemente las cáscaras no son muy populares entre las plagas del jardín. Espolvorearemos cáscaras alrededor de las plantas y mantendremos a los visitantes no deseados alejados.
  • Cultivar tomates más saludables. Añadiremos un puñado de cáscaras de huevo trituradas al suelo antes de plantar plantas de tomate y dejaremos que se disuelva lentamente. Esto agregará calcio muy necesario al suelo que beneficiará a las plantas.
  • Café con un sabor más dulce. Si añadimos cáscaras trituradas al café molido antes de prepararlo, esto reducirá la amargura del café.
¡Sé el primero en comentar!