¿Por qué deberías introducir alcaravea en tus recetas?

La alcaravea es una especia única que se ha utilizado durante mucho tiempo en la cocina y la medicina basada en plantas. Aunque a menudo se confunde con una semilla, esta pequeña vaina marrón es en realidad el fruto seco de la planta de alcaravea.

Su sabor terroso, ligeramente amargo, recuerda al regaliz, el cilantro, el anís y el hinojo. Se puede utilizar entero o molido tanto en platos dulces como salados, como panes, bollería, curry y guisos. Incluso, se puede ver en bebidas espirituosas y licores.

Cuando se usa con fines medicinales, se puede convertir en un té o tomar como suplemento. Aunque también puedes aplicar sus aceites esenciales en la piel. De hecho, la investigación emergente sugiere que los compuestos aromáticos responsables de su sabor también pueden proporcionar beneficios para la salud, como una mejor digestión.

¿Qué es la alcaravea?

Esta es una planta es una planta aromática que se asemeja a otros miembros de la familia de la zanahoria, con hojas plumosas y pequeñas flores blancas que producen pequeñas semillas duras de color marrón en forma de media luna. Las supersticiones decían que la alcaravea tenía el poder de evitar el robo de cualquier objeto que contuviera la semilla y evitar que los amantes perdieran el interés el uno por el otro. En la actualidad, algunas personas piensan que tiene un poder curativo y usan el aceite, la fruta y las semillas como medicina.

Se suele usar para problemas digestivos que incluyen acidez, hinchazón, gases, pérdida de apetito y espasmos leves del estómago e intestinos. Su aceite esencial también se usa para ayudar a las personas a expectorar la flema, mejorar el control de la micción, matar las bacterias en el cuerpo y aliviar el estreñimiento. Hay mujeres que usan el aceite para comenzar la menstruación y aliviar los cólicos menstruales. Por otra parte, las madres lactantes lo utilizan para aumentar el flujo de leche materna.

También se usa en enjuagues bucales y en frotaciones cutáneas para mejorar el flujo sanguíneo local. Aunque cuando hablamos de cocina, la alcaravea se utiliza como especia para cocinar.

Propiedades y valor nutricional

La alcaravea cuenta con una amplia variedad de nutrientes esenciales, varios de los cuales faltan en las dietas occidentales. Estos incluyen hierro, zinc, calcio y fibra. En solo una cucharada (6,7 gramos) de esta semilla, obtenemos:

  • Calorías: 22
  • Proteína: 1,3 gramos
  • Grasa: 0,9 gramos
  • Carbohidratos: 3,34 gramos
  • Fibra: 2,6 gramos
  • Cobre: 6,7% de la cantidad diaria recomendada
  • Hierro: 6,1% para las mujeres
  • Magnesio: 5,4% de la cantidad diaria recomendada
  • Manganeso: 4.8% para mujeres
  • Calcio: 3,6% de la cantidad diaria recomendada
  • Zinc: 4,6% para mujeres

Como puedes observar, las semillas de alcaravea son una rica fuente de fibra dietética, en 100 g de semillas aportan 38 g de fibra; que es aproximadamente el 100% de la ingesta diaria recomendada de fibra. El consumo de esta sustancia es importante porque aumenta la masa de los alimentos y ayuda a prevenir los problemas de estreñimiento al acelerar el movimiento a través del intestino.

La alcaravea contiene numerosos aceites esenciales beneficiosos para la salud. Algunos de los compuestos volátiles que contienen son carvona, limoneno, carveol, pineno, aldehído cumunínico, furfural y tuyona. Estos principios activos de las semillas de alcaravea tienen propiedades antioxidantes, digestivas, carminativas y antiflatulentas.
Los antioxidantes flavonoides como luteína, caroteno, criptoxantina y zeaxantina están presentes de manera abundante. De hecho, estos compuestos juegan un papel importante como poderosos antioxidantes al eliminar los radicales libres dañinos del cuerpo y, por lo tanto, protegen contra el cáncer, las infecciones, el envejecimiento y las enfermedades neurológicas degenerativas.

Esta planta también es una excelente fuente de minerales como hierro, cobre, calcio, potasio, manganeso, selenio, zinc y magnesio. El cobre es necesario para la producción de glóbulos rojos; el hierro es esencial para la síntesis de glóbulos rojos; el zinc es importante para regular el crecimiento y el desarrollo, la digestión y la síntesis de ácidos nucleicos; el potasio es un componente importante de las células y los fluidos corporales que ayuda a regular la frecuencia cardíaca y la presión arterial; y, por último, el manganeso es utilizado por el cuerpo como cofactor de una poderosa enzima antioxidante.

semillas de alcaravea en una cuchara

Beneficios de la alcaravea en la salud

Esta planta se ha utilizado en la medicina tradicional y popular durante siglos. Curiosamente, la ciencia preliminar respalda varios de estas ventajas en su consumo. A continuación descubrirás la importancia de introducirla en tu dieta habitual, más allá de favorecer a la digestión.

Reduce la inflamación

Varios compuestos de alcaravea demuestran fuertes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

Aunque la inflamación es una respuesta corporal natural, la inflamación crónica puede provocar diversas dolencias, como la enfermedad inflamatoria intestinal. Sus síntomas pueden incluir úlceras, calambres, gases, diarrea, urgencia intestinal e irritación del tejido digestivo.

En un estudio en ratones con enfermedad inflamatoria intestinal, tanto el extracto de alcaravea como el aceite esencial redujeron la inflamación en el tejido del colon tan eficazmente como los medicamentos comunes a base de esteroides.

A pesar de estos resultados prometedores, se necesita investigación en humanos.

Fomenta una digestión saludable

Esta semilla se ha utilizado históricamente para tratar varias afecciones digestivas, incluidas la indigestión y las úlceras de estómago.

Algunos pequeños estudios en humanos muestran que el aceite de esta planta relaja el tejido muscular liso del tracto digestivo, aliviando así los síntomas de indigestión como gases, calambres e hinchazón. Aunque se desconoce el mecanismo preciso, la capacidad antimicrobiana puede ser responsable.

Un estudio de probeta reveló que el aceite esencial de alcaravea bloqueaba el crecimiento de bacterias intestinales dañinas y dejaba intactas las bacterias beneficiosas. Estas buenas bacterias producen nutrientes, reducen la inflamación, mejoran la digestión y apoyan su salud inmunológica.

Otra investigación de probeta encontró que el extracto de alcaravea combatió a H. pylori , una bacteria conocida por causar úlceras de estómago e inflamación digestiva.

Es un buen antiséptico y desinfectante

La semilla de alcaravea es un maravilloso desinfectante y antiséptico capaz de tratar numerosas infecciones que van desde irritaciones de la piel hasta infecciones de órganos corporales como los del sistema digestivo, colon, respiratorio, excretor y también urinario. Además, los expertos aseguran que la semilla de esta especia es eficaz para evitar el desarrollo de hongos y bacterias, evitando así el desarrollo de úlceras y llagas. También puede proteger a las personas con heridas contra el tétanos.

Promueve la pérdida de peso

La alcaravea puede favorecer la pérdida de peso y la composición corporal.

En un estudio de 90 días en 70 mujeres, las que tomaron 1 onza (30 ml) de una solución de aceite de alcaravea al 10% al día experimentaron reducciones significativamente mayores en el peso, el índice de masa corporal y el porcentaje de grasa corporal que las que recibieron una placebo.

También vieron disminuciones significativas en la ingesta total de calorías y carbohidratos, en comparación con el grupo de placebo. Los científicos especulan que estos efectos pueden deberse a cambios positivos en las bacterias intestinales que afectan la regulación hormonal, el metabolismo de las grasas y el apetito.

semillas de alcaravea en una mesa

¿Cómo usar la alcaravea?

Esta planta se cultiva en todo el mundo y es relativamente barata. La encuentras disponible en la mayoría de las tiendas supermercados, herboristerías y de manera online. Lo normal es usarla en formato de semilla para condimentar platos, aunque también puedes obtener aceite esencial de esta planta.

Aplicaciones culinarias

La alcaravea es conocida como ingrediente en pan de centeno, pero también se puede usar en otros productos horneados, como muffins, galletas, picatostes, panecillos y tostadas francesas. Añade un sabor picante y tibio a los postres y dulces a base de frutas como tartas, tartas, mermeladas, jaleas y natillas.

También se puede utilizar en alimentos salados, como curry, guisos, sopas, potajes y salsas. Además, puedes probarlo como condimento para verduras asadas o agregarla a alimentos en escabeche o fermentados, como el chucrut. Si te gustan los tés relajantes, sumerge la alcaravea en agua caliente y disfruta de su aroma.

Otras maneras de usar esta planta serían:

  • Usar la semilla de alcaravea como especia salada. Se agrega principalmente en la cocina como condimento y base aromatizante. Se presenta en platos salados, como sopas de repollo, chucrut y ensaladas.
  • La alcaravea da un aroma agradable al pan, pasteles, galletas y quesos. En Francia, las semillas se ofrecen en un platillo para espolvorear sobre el queso Munster antes de comer.
  • El queso cheddar con semillas de alcaravea es un queso duro mezclado con especias muy popular en el Reino Unido. Añadir estas semillas le da a este queso cheddar un sabor sabroso.
  • Las infusiones de semillas trituradas en una taza de agua hirviendo también es una gran opción. No es necesario que añadas mucha cantidad, y deja que repose unos diez minutos.
  • Junto con otros platos picantes, se utilizan para condimentar salchichas y otras preparaciones de carne. En Europa Central (Polonia), las salchichas condimentadas con alcaravea son un plato muy popular.

Suplementos de alcaravea

La alcaravea viene en varias formas, incluida el fruto entero (o semilla), cápsulas, aceites esenciales y extractos. La mayoría de los tipos se ingieren, pero las formulaciones de aceite diluidas al 2% se pueden aplicar con seguridad sobre la piel intacta¡.

No se ha establecido una recomendación de dosis clara, pero algunas investigaciones sugieren que 1/2 cucharadita a 1 cucharada (1 a 6,7 gramos) de alcaravea entera dividida en 3 dosis diarias probablemente sea segura y efectiva. De todos modos, si estás considerando el uso de suplementos de alcaravea para el tratamiento de una condición de salud específica, asegúrate de consultar a tu médico antes de comenzar tu régimen de suplementos.

semillas de especias en una cuchara

Posibles efectos secundarios

La mayoría de las personas sanas toleran bien la alcaravea y no se han informado de muchos efectos secundarios. Sin embargo, como no existe demasiada investigación de seguridad, no debe ser consumido por niños o mujeres que están embarazadas o amamantando.

Además, cualquier persona con disfunción hepática o de la vesícula biliar debe evitar la alcaravea, ya que algunas pruebas sugieren que puede inhibir el vaciado de la vesícula biliar.

Las mujeres usan tradicionalmente la alcaravea para aumentar el flujo de leche materna, pero no se recomienda su uso durante la lactancia debido a la falta de datos. Del mismo modo, las mujeres embarazadas deben tener precaución, ya que se ha utilizado para promover la menstruación.

Dado que la alcaravea puede reducir el azúcar en sangre, las personas con diabetes deben tener cuidado al consumir grandes cantidades. Dado el potencial de esta semilla para afectar los niveles de azúcar en sangre, también es importante evitar consumirla durante al menos dos semanas antes de someterse a la cirugía.

Tampoco se recomienda si existe demasiado hierro en el cuerpo (hemocromatosis). El extracto de esta semilla puede aumentar la absorción de hierro. El uso excesivo de extracto con suplementos de hierro o alimentos que contengan hierro podría aumentar los niveles de hierro en el organismo. Esto puede ser un problema para las personas que ya tienen demasiada cantidad de este mineral en el cuerpo.