Todo sobre los pimientos

Todo sobre los pimientos

Carol Álvarez

Los pimientos crujientes y dulces contienen una gran cantidad de nutrientes en cada bocado. Estas verduras versátiles se originaron en América del Sur y, debido a su capacidad de adaptarse bien a diferentes climas, se cultivaron rápidamente y se adoptaron en varias cocinas de todo el mundo.

Los pimientos están disponibles en una variedad de colores. Los rojos, naranjas y amarillos son más dulces, mientras que los verdes y morados tienen un sabor ligeramente amargo. Los pimientos son en realidad verdes a los que se les ha permitido madurar en la vid, ¡haciéndolos más dulces! Las especias, pimentón y pimienta muy utilizados, se preparan a partir de este alimento también.

¿Qué son?

A menudo se cree que es un vegetal, los pimientos son técnicamente frutas, ya que se producen a partir de una planta con flores y contienen semillas. Independientemente de cómo elijas llamarlos, los pimientos son una forma inteligente y deliciosa de obtener un aumento de nutrientes, ya que incluyen una impresionante variedad de beneficios para la salud en cada bocado.

Aunque la mayoría de las variedades de pimientos, especialmente los verdes, suelen estar disponibles todo el año, los rojos son más frescos durante el verano y el otoño. Se recomienda elegir pimientos frescos que sean de colores brillantes y gruesos con una piel suave y sin imperfecciones: cuanto más intenso sea el color, mejor. La viveza del color es un indicador de madurez, sabor y una alta concentración de nutrientes.

Evitaremos los que tengan puntos blandos, muescas, arrugas o hoyos. También es importante buscar un tallo de color verde brillante, que indique frescura.

Tipos

Todos los tipos de pimientos forman parte de la familia Capsicum, que incluye tanto los pimientos dulces como los picantes. El picante de un pimiento se mide utilizando unidades de calor Scoville (SHU), y esta escala va desde 0 hasta de 3,000,000.

Los tipos de pimientos más comunes son:

  • Morrón: Estos grandes pimientos dulces vienen en un arcoíris de colores (verde, rojo, naranja, amarillo, morado, etc). Debido a su tamaño y sabor dulce, son perfectos para rellenar, pero también son increíblemente versátiles y agregan sabor a cualquier plato en el que se usen.
  • Mini: Estos diminutos tienen un aspecto y un sabor similares a los pimientos morrones, pero son más pequeños, tienen menos semillas que extraer y suelen ser un poco más dulces. Los podemos usar para hacer nuestra salsa favorita, asados o salteados.
  • Italiano: También conocido como el pimiento para freír, tiene un toque picante. Este pimiento de color amarillo verdoso claro es largo, tiene una ligera arruga en su fina piel y es ampliamente utilizado en las cocinas de Cuba, Puerto Rico y República Dominicana. Debido a la piel fina, son ideales para freír rápidamente, pero también se pueden asar.
  • Plátano: Estos obtuvieron su nombre por su forma larga y curva y su tono amarillento. Son picantes pero suaves y normalmente se encuentran en escabeche para poner en sándwiches.
  • Cherry: Los pimientos cherry son rojos con forma de corazón, dulces y huelen como un pimiento rojo sobrealimentado. Se encuentran con mayor frecuencia en frascos y pueden agregar sabor a pimiento dulce.
  • Jalapeño: Los jalapeños son el rey de los pimientos picantes. No porque sean los más picantes, sino por su popularidad y disponibilidad. Aportan algo de calor, pero son del tipo apetecible. El guacamole no estaría completo sin él.
  • Fresno: Pueden parecer un jalapeño rojo, pero en general son un poco más complejos y tienen un poco más de calor. Fresnos se vuelven un poco más afrutados y ahumados en términos de sabor a medida que maduran.
  • Cayena: Este pimiento rojo brillante generalmente se consume en su forma seca y en polvo, conocida como pimienta de cayena. Cuando están maduros y frescos, los chiles de cayena son largos, delgados y muy picantes.
  • Padrón: Este es una especialidad que se cultiva en Galicia, en el norte de España. Se come tradicionalmente como una simple tapa, frita en aceite de oliva y salpimentada. Se cosecha joven y pequeña, con una piel tierna y sin semillas maduras, por lo que es perfecta para comer entera, mordida desde el tallo.

tipos de pimientos

Información nutricional

Una porción de pimientos es 1 taza de pimiento crudo, picado o cocido, o 1 crudo medio. Una porción contiene:

  • Energía: 31 calorías
  • Grasa total: 0.4 gramos
  • Colesterol: 0 mg
  • Sodio: 4.8 mg
  • Carbohidratos totales: 7.2 gramos
  • Fibra dietética: 2.5 gramos
  • Azúcar: 5 gramos
    • Azúcar añadido: 0 gramos
  • Proteína: 1.2 gramos

Los pimientos están compuestos principalmente de carbohidratos, que representan la mayor parte de su contenido calórico, con 100 gramos que contienen 6 gramos de carbohidratos. Los hidratos son en su mayoría azúcares, como la glucosa y la fructosa, que son responsables del sabor dulce de los pimientos morrones maduros. También contienen pequeñas cantidades de fibra: 2% por peso fresco.

Los pimientos son muy bajos en grasa, y la mayor parte de esa grasa es grasa poliinsaturada. Como es típico de las verduras y las frutas, los pimientos tienen solo una pequeña cantidad de proteína. Para una dieta balanceada, debemos asegurarnos de incluir fuentes de proteínas como legumbres, nueces, lácteos, carne o pescado en la dieta.

Vitaminas, minerales y otros micronutrientes

Los pimientos están repletos de nutrientes, que incluyen vitamina C, vitamina A y vitamina B6. La vitamina C, quizás uno de los antioxidantes más conocidos, ofrece una variedad de beneficios para la salud: apoya la función inmunológica, facilita la reparación celular, ayuda en la absorción de folato y ayuda en la producción de colágeno para huesos, piel y cabello saludables.

La vitamina C también facilita la absorción de hierro, por lo que puede ayudar a prevenir la anemia por deficiencia de hierro (construyendo las reservas de hierro del cuerpo) o ayudar en la recuperación de una anemia leve. Los pimientos también contienen algo de hierro.

Por otra parte, brindan otros antioxidantes clave que ayudan a proteger las células del daño oxidativo. Estos incluyen carotenoides como licopeno, betacaroteno, luteína y zeaxantina. Y, por supuesto, son una fuente de vitamina E, vitamina K, ácido fólico, potasio y manganeso.

Beneficios

Los pimientos contienen muchos nutrientes, desde vitamina C hasta fibra y fitonutrientes.

Fuente de vitamina C

La vitamina C tiene muchos propósitos en todo el cuerpo humano y sus funciones más vitales están relacionadas con su capacidad antioxidante y sinergia de nutrientes, según un artículo de noviembre de 2017 publicado en Nutrients. Con un 169% de nuestro valor diario de C, una porción de pimiento te proporciona más de la cantidad asignada de esta vitamina fundamental.

Esta vitamina actúa como antioxidante en el cuerpo, protegiendo contra los efectos negativos de los radicales libres y protegiendo el ADN, las proteínas y los lípidos del daño oxidativo. De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud (NIH), comer alimentos ricos en vitamina C se asocia con la prevención y/o el tratamiento de una variedad de afecciones de salud, como enfermedades cardíacas, cáncer y resfriado común.

Otro beneficio sorprendente de la vitamina C es su capacidad para ayudar a absorber el hierro no hemo. El hierro no hemo se encuentra en alimentos vegetales, como frijoles, lentejas, verduras de hoja verde y granos enteros. Los seres humanos no pueden absorber fácilmente el hierro no hemo y la vitamina C actúa sinérgicamente para reducir la forma no hemo de férrico a ferroso, lo que nos permite absorber más fácilmente el nutriente, según la edición de octubre de 2019 de Antioxidants.

Esto es particularmente importante para los veganos y vegetarianos que comen principalmente hierro no hemo frente al hierro hemo de origen animal y son más propensos a experimentar anemia.

Contribuir a una vista saludable

Los pimientos son una excelente fuente de vitamina A, además de una gama de carotenoides, que son esenciales para la salud ocular. La vitamina A es crítica para nuestra visión y es un componente importante de la proteína rodopsina, que apoya la retina y la córnea. Tanto es así que la deficiencia de vitamina A puede conducir a la ceguera.

Muchos de nosotros hemos escuchado que el betacaroteno es bueno para nuestros ojos. Los pimientos contienen altos niveles de este carotenoide de visión vital, que el cuerpo puede convertir en vitamina A. Los carotenoides, que son pigmentos amarillos, rojos y naranjas producidos por las plantas, le dan su color a los pimientos.

Los pimientos también contienen los carotenoides luteína y zeaxantina, que protegen la retina y están relacionados con un menor riesgo de cataratas y degeneración macular a medida que envejecemos, según un artículo publicado en abril de 2013 en Nutrients.

Ayudar a perder peso

La combinación de fibra dietética, bajas calorías y alto contenido de agua te ayuda a sentirte saciado por un período de tiempo más largo. También te permite agregar volumen a tu plato sin agregar calorías adicionales.

En términos generales, es preferible comer alimentos enteros como los pimientos, en lugar de los alimentos procesados ​​y envasados, especialmente cuando se trata de perder peso.

La textura crujiente de los pimientos también requiere más masticación, lo que puede disminuir la velocidad a la que comes. Comer más despacio y con mayor atención le permite a tu cuerpo reconocer cuando está lleno y puede ayudarte a evitar comer en exceso.

Prevención anemia

La anemia es una afección común caracterizada por una capacidad reducida de la sangre para transportar oxígeno. Una de las causas más comunes de anemia es la deficiencia de hierro, cuyos principales síntomas son la debilidad y el cansancio.

Los pimientos rojos no solo son una fuente decente de hierro, sino que también son excepcionalmente ricos en vitamina C, lo que aumenta la absorción de hierro en el intestino. De hecho, un pimiento rojo de tamaño mediano puede contener el 169 % de la cantidad diaria recomendada de vitamina C.

La absorción de hierro en la dieta aumenta significativamente cuando se consumen frutas o verduras ricas en vitamina C. Por esta razón, comer pimientos morrones crudos junto con alimentos ricos en hierro, como carne o espinacas, puede ayudar a aumentar las reservas de hierro de su cuerpo, lo que reduce el riesgo de anemia.

beneficios del pimiento

Contraindicaciones

El pimiento generalmente se considera seguro para la mayoría de las personas. Sin embargo, existe la posibilidad de que una persona con alergia alimentaria relacionada con el polen pueda ser sensible a los pimientos, según un artículo publicado en la edición de mayo de 2017 de Allergo Journal International.

La mayoría de las alergias alimentarias mediadas provienen de una sensibilidad al polen y aparecen en una variedad de alimentos, incluidas manzanas, frutas de hueso, avellanas, soja, tomates y pimientos. Sin embargo, muchos de estos síntomas se eliminan o reducen si los alimentos se cocinan, un proceso que descompone la estructura celular.

Otra área de preocupación es el zumbido alrededor de los productos de la familia de las solanáceas y si aumentan o no la inflamación en algunas personas. Los casos anecdóticos vinculan la mejora en la artritis cuando se eliminan, sin embargo, no hay estudios científicos de casos controlados para confirmar estas observaciones.

Las solanáceas son una rica fuente de nutrientes y un beneficio para la mayoría de las dietas, así que ten cuidado al ver afirmaciones negativas sin fundamento sobre estas frutas y verduras.

Aunque no se conoce que los pimientos interactúen con ningún medicamento, asegúrate de discutir cualquier interacción alimentaria con tu médico.

Preparación de pimientos y consejos útiles

Los pimientos están disponibles durante todo el año, pero generalmente son más abundantes durante los meses de verano. Sigue estos consejos para ayudar a recoger y almacenar tus pimientos:

  • Elige aquellos que sean firmes, frescos y de apariencia brillante.
  • Evita los que parecen secos, tienen arrugas o muestran signos de descomposición, como áreas empapadas de agua o lesiones en la piel.
  • Deben sentirse pesados ​​para su tamaño y ser lo suficientemente firmes como para ceder suavemente a una ligera presión. (La forma del pimiento no afecta la calidad de ninguna manera).
  • Lava bien los pimientos bajo agua fría antes de sacar el corazón o cortarlos.
  • Guarda los pimientos sin lavar en el cajón para verduras del refrigerador; deberían mantenerse bien durante una semana.
  • Los pimientos se pueden congelar crudos y enteros.

Los pimientos tienen un excelente sabor crudo o cocido y tienen una lista interminable de posibilidades culinarias. Disfrútalos crudos, a la parrilla, asados o salteados.

¡Sé el primero en comentar!