Principales ventajas de añadir lima en tus recetas

La lima es una fruta cítrica agria, redonda y de color verde brillante que combina bien con cualquier bebida refrescante. A pesar de no ser muy consumidas por la presencia de otros cítricos, como las naranjas y el limón, esta fruta tiene numerosos beneficios nutricionales, son ricas en vitamina C, antioxidantes y otros nutrientes.

Hay muchas especies de limas como la lima Key (Citrus aurantifolia), la persa (Citrus latifolia), la del desierto (Citrus glauca) y la kaffir (Citrus hystrix). Cada una de estas especies tiene características únicas. Por ejemplo, la Key es más pequeña, tiene un sabor más ácido y es más aromática que el tipo más común.

Como las limas están cargadas de nutrientes, pueden ayudar a fortalecer la inmunidad, reducir los factores de riesgo de enfermedades cardíacas, prevenir los cálculos renales, ayudar a la absorción de hierro y promover una piel sana.

Datos nutricionales de la lima

Aunque son pequeñas, esta fruta cítrica está cargada de nutrientes, sobre todo de vitamina C. Una lima entera, mediana (unos 67 gramos) proporciona:

  • Calorías: 20
  • Carbohidratos: 7 gramos
  • Proteína: 0,5 gramos
  • Grasa: 0,1 gramos
  • Fibra: 1,9 gramos
  • Vitamina C: el 22% de la ingesta diaria de referencia (IDR)
  • Hierro: 2% de la IDR
  • Calcio: 2 %% de la IDR
  • Vitamina B6: 2% de la IDR
  • Tiamina: 2% de la IDR
  • Potasio: 1% de la IDR

Las limas también contienen pequeñas cantidades de riboflavina, niacina, ácido fólico , fósforo y magnesio. Como podemos observar, en una fruta entera solo encontramos 7 gramos de carbohidratos, de los cuales aproximadamente 2 gramos son fibra y 1 gramo es azúcar (natural). El jugo de una lima no tiene fibra y equivale aproximadamente a la mitad de las calorías y carbohidratos de una lima entera.

Como ocurre con la mayoría de las frutas, solo hay una pequeña cantidad de grasa en este alimento. Al igual que ocurre con el aporte de proteínas. En cambio, las limas y los limones, como todas las frutas cítricas, son una excelente fuente de vitamina C. Solo una lima contiene poco menos de 20 miligramos, un tercio de la cantidad diaria recomendada de vitamina C para adultos. Esta vitamina es necesaria porque ayuda con el crecimiento y la reparación de las células, como la cicatrización de heridas, y es compatible con el sistema inmunológico.

¿Qué beneficios aportan?

Comer esta fruta o beber su jugo proporciona una buena variedad de puntos positivos en la salud. A continuación terminaremos de convencerte para introducir habitualmente la lima en tus recetas.

Buena fuente de antioxidantes

Los antioxidantes son compuestos importantes que defienden a las células contra moléculas llamadas radicales libres. En grandes cantidades, los radicales libres pueden dañar las células, y este daño se ha relacionado con afecciones crónicas como enfermedades cardíacas, diabetes y muchos tipos de cáncer.

Las limas son ricas en compuestos activos que funcionan como antioxidantes en su cuerpo, incluidos flavonoides, limonoides, kaempferol, quercetina y ácido ascórbico. Siempre es mejor consumir alimentos que aporten estas sustancias, en vez de suplementarnos para conseguir más antioxidantes.

Puede aumentar la inmunidad

Como hemos comentado anteriormente, las limas tienen un alto contenido de vitamina C, un nutriente que puede ayudar a estimular tu sistema inmunológico. Algunos estudios aseguran que este micronutriente ayuda a aumentar la producción de glóbulos blancos, que protegen el cuerpo contra infecciones y enfermedades.

Además, la vitamina C podría ayudar a que las heridas se recuperen más rápido al reducir la inflamación y estimular la producción de colágeno. El colágeno es una proteína esencial que ayuda a reparar heridas.

Mejora la piel

Al tener un alto contenido de vitamina C, se produce colágeno, que es una proteína que mantiene la piel firme y fuerte. Una lima mediana (67 gramos) proporciona más del 20% de la cantidad diaria recomendada de este nutriente.

Además, estas frutas son ricas en antioxidantes, que pueden ayudar a combatir los cambios cutáneos relacionados con la edad. El estrés oxidativo es una condición que resulta de un desequilibrio entre los radicales libres y los antioxidantes en tu cuerpo. Puede provocar signos de envejecimiento prematuro.

lima cortada en una jarra

Puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca

La enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte en todo el mundo. Las investigaciones muestran que las limas pueden reducir varios factores de riesgo de enfermedades cardíacas. Para empezar, tienen un alto contenido de vitamina C, que puede ayudar a reducir la presión arterial alta, un factor de riesgo importante para las enfermedades cardíacas.

Además, esta vitamina puede proteger contra la aterosclerosis, una enfermedad en la que se acumula placa en las arterias, haciéndolas demasiado estrechas.

La lima puede prevenir los cálculos renales

Los cálculos renales son pequeños cristales minerales que a menudo son dolorosos al pasar. Pueden formarse dentro de los riñones cuando la orina está muy concentrada o cuando tiene niveles altos de minerales formadores de cálculos, como calcio, en la orina.

Las frutas cítricas como las limas tienen un alto contenido de ácido cítrico, que puede prevenir los cálculos renales al elevar los niveles de citrato y unir los minerales formadores de cálculos en la orina.

Aumenta la absorción de hierro

El hierro es un nutriente esencial necesario para producir glóbulos rojos y transportar oxígeno por todo el cuerpo. Los niveles bajos de hierro en sangre pueden causar anemia por deficiencia de hierro. Los signos de anemia por deficiencia de hierro incluyen fatiga, dificultad para respirar durante el ejercicio, palidez y piel y cabello secos.

Las personas que siguen una dieta vegana o vegetariana tienen un mayor riesgo de sufrir anemia por deficiencia de hierro, ya que los alimentos vegetales contienen una forma de hierro que no se absorbe tan bien como el hierro de la carne y otros productos animales.

Los alimentos con alto contenido de vitamina C, como las limas, pueden ayudar a prevenir la anemia por deficiencia de hierro al mejorar la absorción del hierro de los alimentos de origen vegetal.

¿Cómo utilizar las limas?

Hay infinitas formas de utilizar las limas dentro y fuera de tu cocina. Son valorados por su jugo y el aroma floral de su ralladura, que es una de las razones por las que se les considera un ingrediente básico en la cocina mexicana y del sudeste asiático.

En otras partes del mundo, como India, las limas a menudo se conservan en escabeche para aumentar su vida útil y luego se agregan a los platos para realzar el sabor. La ralladura y el jugo de lima son ingredientes comunes en los postres y productos horneados, como la tarta de lima, las galletas y el helado.

Esta fruta cítrica también se puede utilizar en platos salados y para dar sabor a bebidas alcohólicas y no alcohólicas.

Fuera de la cocina, las limas se utilizan como agente limpiador natural y para neutralizar los olores. Algunos estudios muestran que tienen propiedades antimicrobianas. Si el jugo se mezcla con vinagre y agua y usarse como un aerosol de superficie para una opción de limpieza no tóxica.

lima verde en rodajas

¿Existen peligros al comerlas?

Las limas son generalmente seguras para consumir con pocos o ningún efecto secundario. Sin embargo, si es alérgico a otras frutas cítricas, evita consumirlas, ya que pueden causar síntomas de alergia alimentaria, como hinchazón, urticaria y dificultad para respirar. Si esto ocurre, busca ayuda médica de inmediato.

Además, algunas personas pueden experimentar reflujo ácido por comerlas o beber su jugo debido a la acidez. Otros síntomas digestivos pueden incluir acidez, náuseas, vómitos y dificultad para tragar.

Las limas son muy ácidas y se disfrutan mejor con moderación. Comer mucha cantidad puede aumentar el riesgo de caries, ya que el ácido de las limas y otras frutas cítricas puede erosionar el esmalte de los dientes. Para proteger los dientes, asegúrate de enjuagarte la boca con agua corriente después de comer limones o beber el jugo.