¿Sabes que el higo chumbo es beneficioso para tu salud?

El higo chumbo, también conocido como higo de Berbería o tunas (en Canarias), es el fruto de un cactus llamado chumbera propia de terrenos desérticos y climas calurosos. Las chumberas se encuentran en México, Brasil, Chile y América tropical, sin embargo, también está muy extendida en zonas del mediterráneo como España, Italia, Israel, Arabia Saudí, Etiopía y Eritrea, así como también en Egipto, Marruecos y otras zonas del norte de África.

Este higo pasó de ser un simple fruto a convertirse en un ingrediente gourmet y se le considera un superalimento ya que está cargado de beneficios para nuestro organismo. Se puede comer verde, naranja y rosa, son sus 3 estados de maduración.

Propiedades nutricionales

De este fruto se puede comer todo hasta los tallos y las semillas, salvo la piel gruesa que tiene (la interna sí puede comerse) y las púas, obviamente. Una fruta un tanto peculiar que cuenta solo con 14,3 gramos de carbohidratos, 5,4 gramos de fibra, 23% de la vitamina C recomendada para un día, 90% de agua y menos de 1 gramo de grasa.

Un dato curioso, este higo se le ha considerado siempre un alimento astringente (es apto para frenar diarreas), sin embargo, cuenta con casi 4 gramos de fibra por cada 100 gramos de producto. Otro dato curioso sobre sus propiedades nutricionales es que con 50 gramos de higo chumbo ya se completan las necesidades diarias de vitamina B3.

También dispone de 14 mg de vitamina C, 6 mg de vitamina B9 (ácido fólico), 56 mg de calcio, 220 mg de potasio, 24 mg de fósforo y 5mg de sodio. Unas cantidades calculadas para 100 gramos de tunas que es la cantidad máxima que se recomienda para comer en un día, aunque tiene una letra pequeña que descubriremos al final del artículo.

Hay que conocer las propiedades del higo de Berbería, ya que un exceso de vitaminas puede ser contraproducente para el organismo dando lugar a diarreas, vómitos, mareos, piel seca y áspera, pérdida de cabello, enfermedad hepática, coágulos en la sangre, etc.

Tal vez nunca hemos escuchado en una frutería «póngame 2 higos chumbos», pero aun así se venden y son baratos, ya que no llega ni a 1,80 euros el kilo. Es más, podemos plantarlos en un campo o jardín y los tendremos gratis. Eso sí, mucho cuidado con las espinas que son grandes y pequeñas, y las pequeñas son casi invisibles.

Varios higos chumbo sobre una mesa de madera

Diyetasistan

Beneficios de añadir el higo de Berbería a nuestra dieta

Esta fruta cuenta con varios beneficios casi inmediatos cuando nos acostumbramos a comerla de forma asidua. Tampoco hay que obsesionarse, podemos comerlo de ver en cuando, y si no nos gusta, elegir otra fruta. Lo importante es tener una dieta equilibrada y muy variada.

Hidratación, vitaminas y minerales

Este alimento es mayoritariamente agua en toda su composición alcanzando el 90% por lo que su principal beneficio es la hidratación que aporta, también dispone de minerales como magnesio, calcio, potasio y fósforo. Asimismo, tiene vitamina C en grandes cantidades, vitamina A y B3 y fibra.

En el caso de la vitamina B3, unas 3 cucharadas de este alimento y cubrimos el total de las necesidades diarias que nuestro cuerpo requiere. La B3 es buena para el funcionamiento de las proteínas, para la división celular, para que el cerebro funcione adecuadamente, para los neurotransmisores, para prevenir enfermedades cardíacas, etc.

Efecto saciante

La fibra que continente esta curiosa fruta es fibra soluble como las pectinas y el mucílago que le otorgan ese efecto gelatinoso que presenta la fruta en su interior. Se trata de una fibra muy saludable y que tiene efecto saciante, aparte de ayudar a la flora intestinal, combatir el estreñimiento y reducir el colesterol.

Debido a esto, la mejor hora para comerlos es o por la mañana (y la media mañana) o a media tarde, para evitar los picoteos entre horas y no consumir calorías de más con la consiguiente subida de peso y empeoramiento de la salud. Podemos mezclar esta fruta con zumos naturales o comerla junto con zanahorias, o con otras frutas y verduras crujientes y sabrosas, hacer pudin con semillas de chía, etc. La cuestión es crear un tentempié perfecto y saludable.

Apto para diabéticos

El higo de Berbería es muy dulce desde el primer bocado, y eso se debe a que incluye fructosa, glucosa, galactosa y sacarosa que son naturales del fruto. A pesar de eso, también cuenta con reguladores metabólicos que actúan sobre los lípidos y la glucosa, ayudando a regular el azúcar en la sangre.

Al comer tunas, evitamos esos picos elevados en los marcadores de azúcar en sangre, ya que tiene un leve efecto hipoglucemiante, y de ahí que esta fruta sea apta para personas con diabetes tipo 2.

Un higo chumbo de color rosa partido por la mitad

Gastronosfera

Reduce el colesterol

Al comer esta fruta se reduce el colesterol LDL (colesterol malo), y ayuda a regular los niveles de colesterol en general. Pero antes de volvernos locos comiendo tunos para bajar el colesterol, lo mejor es consultar a un médico especialista.

Otro dato interesante del higo chumbo es que, aparte de reducir el colesterol dado que no tiene nada de grasa, también mejora el sistema circulatorio por lo que los flavonoides que hay entre sus propiedades ayudan a mantener nuestras arterias sanas y a pleno rendimiento.

Protege el hígado

La fruta es saludable, pero pocas son capaces de proteger el hígado al nivel de los tunos, por algo se le considera un superalimento. Esta fruta tan curiosa cuenta con propiedades que protegen al hígado de sustancias hepatotóxicas.

Aquí, el alto aporte de fibra también se considera un aliado, eso, junto al nulo aporte de grasa, hacen del higo chumbo un ingrediente perfecto para las dietas donde hay que cuidar el hígado, o en dietas de depuración hepática, o en simples dietas para perder peso de forma saludable.

Adiós a la resaca

El higo de Berbería es tan completo que nos ayuda a luchar contra la odiosa resaca. Al comer este fruto conseguimos reducir los efectos de la resaca tras una gran ingesta de alcohol, por ejemplo, reduce las náuseas y la falta de hidratación.

El 90% de la composición de las tunas es agua, por lo que ayuda a la hidratación. Además, su efecto saciante hará que no ingiramos comida, o al menos no de forma abundante, ya que podría tener consecuencias como vómitos, dolor estomacal y diarreas.

Antioxidantes

En numerosas ocasiones hemos dicho lo importantes que son los antioxidantes, no solo para retrasar el envejecimiento de la piel, sino también para los órganos y las neuronas. Ahora, si añadimos higo chumbo a nuestra dieta, estaremos agregando un efecto antioxidante a nuestro organismo gracias a las betalaínas que se encargan de atrapar los radicales libres y detener la cadena oxidativa de las células.

Otros aliados excepciones del higo de Berbería es la gran cantidad de vitamina C, carotenoides, flavonoides y ácidos fenólicos. Todos estos disminuyen la inflamación, previene de enfermedades degenerativas, mejoran la salud intestinal, luchan contra la diabetes, etc.

Un higo chumbo de color amarillo partido por la mitad

¿Cuántos gramos de higo chumbo puedo comer al día?

Este fruto es de época otoñal, más concretamente, entre agosto y octubre. Durante ese tiempo podemos comer higo chumbo si nos gusta, pero sin excedernos, ya que tiene ciertos efectos secundarios.

La cantidad máxima permitida, por día, es de 100 gramos, aproximadamente un higo entero si es de los grandes. Recordemos que se come sin piel, solo el interior, pepitas incluidas.

El problema llega por el exceso de vitaminas y minerales. Por ejemplo, con solo 50 gramos de esta fruta, ya se obtiene el 100% de la vitamina B3 que ser recomienda en un día.

Un exceso de vitamina B3 provoca nauseas, diarreas, dolor abdominal, vómitos, mareos, picores, ritmo cardíaco acelerado, enrojecimiento de la piel, etc. Un exceso de vitamina C, también tiene sus inconvenientes, por ejemplo, acidez estomacal, diarrea, dolores de cabeza, insomnio, diarrea, vómitos, malestar generalizado, etc.

Contraindicaciones del higo de Berbería

A pesar de considerarse un superalimento, hay que tener cuidado, ya que algunas personas pueden sufrir efectos secundarios al ingerir esta fruta. Entre los efectos adversos más comunes entre las personas que comen higos chumbos por primera vez se encuentran las diarreas leves, náuseas, mayor frecuencia y volumen de las heces, dolor de estómago y sensación de saciedad.

Otra contraindicación es el estreñimiento, ya que este fruto es altamente astringente, aunque dispone de casi 4 gramos de fibra por cada 100 gramos de producto como hemos dicho unos párrafos más arriba. Suele usarse para procesos de diarreas, ya que es más fuerte su poder de estreñimiento que el poder de la fibra.