¿Existen frutas con proteínas?

¿Existen frutas con proteínas?

Sofía Pacheco

Las frutas también tienen proteínas, es cierto que esos valores no son comparables a la soja, el seitán, la carne animal, etc. pero sí pueden servir como complemento a una dieta rica en proteínas, sobre todo cuando estamos inmersos en un proceso de creación de masa muscular. Vamos a conocer qué frutas sin las que tienen más proteínas, y seguro que en nuestra despensa tenemos algunas de ellas.

Comer frutas es de vital importancia en una dieta equilibrada y variada, ya que de ellas obtenemos vitaminas y minerales importantes para nuestro día a día, como vitamina A, grupo B, E, F, K y minerales como hierro, magnesio, potasio, sodio, zinc, entre otros.

¿Son fuente de proteínas?

Dejando claro que no están al nivel del huevo, la soja, la carne, e incluso algunos frutos secos, el pescado azul, etc. las frutas son el complemento perfecto para una dieta rica en proteínas. Las frutas en general deben verse así, como un complemento para las comidas o para picar entre horas.

No hay frutas con mucho porcentaje de proteínas. Si es cierto que hay algunas que aportan hasta 2 gramos de proteínas por cada 100 gramos, pero es una cantidad muy elevada de este alimento. Antes de fijarnos solo en las proteínas, debemos saber que las frutas tienen mucho contenido en agua, fibra y vitaminas, principalmente la vitamina A. Por lo que, la hidratación es muy positiva, pero un exceso de fibra y un exceso de vitamina A, da lugar a efectos adversos poco deseables.

Frutas proteicas

Vamos a ver un listado de las frutas más proteicas que tenemos a nuestro alcance. Es más, seguro que más de una la tenemos ahora mismo en nuestra cocina.

Fresas

Las fresas son muy fáciles de encontrar en los supermercados y son muy fáciles de consumir, ya que solo hay que limpiarlas e ir cogiendo una a una. Las fresas se comen enteras y se combina bien con potras frutas, e incluso con leche o helado para hacer batidos.

Lo bueno de esta fruta es que nos aporta 1,03 gramos de proteínas. Una cantidad casi irrisoria si la comparamos con un trozo de queso, un huevo, una hamburguesa de seitán, o algo similar, pero no deja de ser un buen componente en nuestras comidas por su alto valor nutricional.

Naranjas

Las naranjas son ricas en vitamina C, una vitamina muy importante para el organismo y poder luchar contra agentes oxidativos que dañan las células de todo nuestro cuerpo, desde la piel hasta las neuronas. Por eso las naranjas son tan esenciales en la dieta diaria, y en este caso tienen un plus, ya que disponen de 1 gramo de proteínas por cada taza de naranjas. Lo suyo es mezclarlo con otros alimentos como frutos secos u otras frutas, pero cuidado con los efectos adverso.

Una rodaja de kiwi

Kiwi

Los kiwis no suelen gustar mucho, pero es de las mejores frutas que podemos consumir a diario, sobre todo en el desayuno. Los kiwis tienen fibra y vitaminas tan esenciales como la A y la C. Ahora también sabemos que tienen casi 1,15 gramos de proteínas.

Lo bueno del kiwi es que podemos combinarlo con otras frutas y con frutos secos, pero mucho cuidado con el exceso de fibra y de vitaminas A y C, que pueden provocarnos efectos adversos molestos como diarreas, por ejemplo.

Plátano

Es de las frutas más sencillas de consumir, la que más gusta a grandes y pequeños, pero también de las que más alergias provocan como el melocotón. Hoy no estamos hablamos de alergias, eso será otro día. Los plátanos o bananas tienen 1,20 gramos de proteínas, y lo podemos mezclar con infinidad de frutos secos como las cremas de cacahuetes o en bizcochos con nueces.

Frambuesas 1,2

Las frambuesas son de las frutas más caras de todas las que vamos a poner en este listado, y es que los furtos rojos como frambuesas y los arándanos tiene un precio muy elevado en el mercado, aun así merece la pena. Los frutos rojos son ricos en antioxidantes y eso protege a las células de nuestro cuerpo de la acción oxidativa.

Las frambuesas, o, mejor dicho, una taza de esta fruta, aporta a nuestro cuerpo 1,20 gramos de proteínas. Esta fruta la podemos combinar con otras, e incluso con otros alimentos creando una salsa de frambuesas o una mermelada.

Albaricoque

El albaricoque es de las frutas que más sabor aportan a los zumos naturales, también es perfecta para decorar pasteles y para crear salsas y mermeladas. Esta fruta tan deliciosa y que tanto se parece al melocotón, nos aporta 1,4 gramos de proteínas por cada taza.

Es perfecta para combinar con otros alimentos, y crear mezclas de sabores que, si nunca las hemos probado, no sé a qué estamos esperando. De hecho, es una fruta muy usada en la comida hindú y nosotros podemos seguir esas recetas e intentarlo en casa si se nos apetece.

Aguacate

El aguacate es una fruta, aunque nos cueste creerlo, ya que normalmente lo usamos en cremas, salsas, ensaladas, tostadas y similares, pero sí es una fruta igual que pasa con el tomate, que lo consideramos verdura, pero realmente es una fruta.

El aguacate o, mejor dicho, una taza de aguacates, nos aporta 2 gramos de proteínas. Lo bueno de este alimento es que su versatilidad nos da la oportunidad de mezclarlo con multitud de alimentos, como panes multicereales, verduras, frutas, carnes, etc.

Coco 3,3

El coco es de las frutas que más proteínas tienen. Tanto es así que una taza de coco nos porta más de 3 gramos de proteínas. El coco se puede consumir de varias formas, pero lo más habitual es en trozos, de hecho, en el Mercadona lo venden, aunque es muy poca cantidad a un precio algo elevado.

Con el coco también podemos cocinar diferentes platos, desde repostería hasta platos salados. La cuestión es introducirlo en nuestra dieta diaria si queremos ese plus de proteínas en nuestra alimentación. Otra opción es crear un bol de frutas con cereales, semillas y frutos secos, y tomarlo como merienda o desayuno.

¡Sé el primero en comentar!