La técnica definitiva para madurar plátanos rápido

Los plátanos son una fruta versátil que puede ser el aperitivo más simple o la estrella en una variedad de recetas. Y no importa cómo lo cortemos, saben mejor cuando están maduros. Pero, ¿se pueden madurar plátanos rápidamente?

La corteza debe ser de color amarillo brillante, firme al tacto y despegarse suavemente para revelar una pulpa de olor dulce en el interior. Aunque comer esta fruta es fácil, saber cuándo está lo suficientemente madura puede ser más complicado.

Es posible que hayamos notado que la mayoría de los plátanos que encuentra en el supermercado todavía están un poco verdes. Esto se debe a que los plátanos, como muchas frutas y verduras, continúan madurando después de ser recolectados.

¿Cómo saber si está maduro?

Idealmente, los plátanos maduros deben tener una cáscara de color amarillo brillante y ser un poco firmes. Es fácil identificar uno perfectamente maduro. Sin embargo, es un poco más difícil notar la diferencia entre un plátano demasiado maduro y uno que se ha echado a perder.

Uno demasiado maduro puede tener manchas marrones o rayas de color marrón y negro en la cáscara o incluso ser mayormente negro en el exterior. Una banana blanda que tiene algunos puntos blandos también puede estar demasiado madura. Además de ser un poco más blandas que las frutas maduras, las demasiado maduras pueden tener puntos blandos debido a las magulladuras. También tienen a no ser tan bonitos como los perfectamente amarillos, pero aun así son perfectamente seguros para comer. Los demasiado maduros pueden saber mejor que las más jóvenes porque el azúcar está más concentrada y tendrá un sabor más dulce.

Hay una línea muy fina entre un plátano demasiado maduro y un plátano que se ha echado a perder, y la transición puede ocurrir muy rápidamente. Dado que un plátano demasiado maduro pero seguro para comer puede tener una gran cantidad de negro en la cáscara, es difícil saber si un plátano está demasiado maduro para comer solo con la vista .Normalmente, un plátano podrido tendrá moho en la cáscara o en el tallo. Ocasionalmente, una cáscara de plátano se abrirá y crecerá moho en la raja. Este moho puede ser difícil de ver porque se confunde con el color de la pulpa dentro de la cáscara.

Aparte del moho, hay algunos otros indicios de que un plátano se está pudriendo. Por lo general, el signo más evidente es un olor a moho o descomposición. Cualquier signo de descomposición debe interpretarse como que no es seguro para comer. También puede perder líquido o sentirse como si hubiera líquido debajo de la piel.

Una vez pelado, un plátano puede tener aún más señales de que se ha echado a perder. Debe tener una pulpa blanca o de color crema. Uno que está demasiado maduro para comerlo o que se ha echado a perder puede que se dore por dentro.

platanos maduros

¿Por qué se vuelven marrones?

Como muchas otras frutas tropicales, se ven significativamente afectadas por el gas etileno. El etileno es una hormona vegetal natural, pero también se usa en la industria agrícola para estimular la maduración. A medida que los plátanos envejecen, la cantidad de gas etileno que liberan aumenta, lo que genera manchas y rayas marrones y eventualmente negras. Aunque el gas etileno es esencial para la maduración con el tiempo, hace que se ablanden y se pudran. Podemos retrasar este proceso colocando los plátanos en el frigorífico. El clima frío suprime el gas etileno y da a los plátanos una vida más larga.

En general, los plátanos demasiado maduros son seguros para comer. Contienen más vitamina C y antioxidantes que las frutas verdes o maduras. Sin embargo, los demasiado maduros contienen una gran cantidad de azúcar y pueden causar malestar estomacal a algunas personas.

Técnicas para madurar plátanos

Si queremos madurar plátanos hay distintas técnicas que dependen de la cantidad de tiempo que dispongamos.

Bolsa de papel

A medida que los plátanos maduran naturalmente, las cáscaras emiten gas etileno. Cuanto mayor sea la concentración de etileno en el aire que rodea al plátano, más rápido madurará. Podemos aprovechar las propiedades de maduración del etileno en casa poniendo el plátano en una bolsa de papel cerrada; el papel atrapará el etileno mientras deja entrar suficiente oxígeno para ayudar a que el proceso avance. Para una maduración aún más rápida, añadiremos una manzana, una pera, un albaricoque o un aguacate; ya que también liberan etileno.

Al probar esta técnica, es importante no usar una bolsa de plástico porque no permitirá que entre suficiente oxígeno y, de hecho, puede inhibir la maduración. Es por eso que los plátanos en la tienda de comestibles a menudo se envasan en plástico, para evitar que maduren demasiado pronto.

Dependiendo de cómo de poco maduros estuvieran los plátanos al principio, la maduración en bolsa de papel llevará de 1 a 3 días ; poner la bolsa encima del frigorífico u otro lugar cálido puede acelerarlo aún más. Se recomienda revisar a diario, y cuando los plátanos estén firmes y de color amarillo brillante sin rastro de verde, son buenos para comer crudos.

Horno

Si queremos hacer una receta con plátano y no tenemos ninguno maduro, podemos hacer una maduración rápida en el horno.

  1. Precalentar el horno a 150ºC y cubrir una bandeja para hornear con silicona o pergamino. Los plátanos pueden gotear un poco durante la cocción.
  2. Colocar los plátanos sin pelar en la bandeja para hornear dejando un poco de espacio entre ellos y hornear durante aproximadamente media hora. Revisar cada 15 minutos para ver si están lo suficientemente suaves. Cuanto menos maduros estén los plátanos para empezar, más tiempo tardarán.
  3. Las cáscaras se volverán negras cuando estén listas y la fruta estará suave, demasiado blanda para comerla cruda, pero excelente para hornear.

Microondas

Podemos llevar plátanos amarillos firmes a una madurez suave en solo unos minutos. La técnica de madurar plátanos en el microondas es:

  1. Pinchar los plátanos sin pelar por todas partes con un tenedor o un cuchillo.
  2. Luego, colocarlos en una toalla de papel o en un plato y calentarlos en el microondas a temperatura alta durante 30 segundos a la vez, repitiendo hasta que estén tan suaves como queramos.

Estos plátanos no serán tan dulces como las versiones maduradas al horno, pero se podrán machacar para hacer tortitas y panes de plátano rápidos.

racimo de platanos maduros

¿Cómo evitar que maduren rápido?

Pero no siempre nos interesa madurar plátanos rápido. Quizá hemos comprado una gran cantidad o bien queremos consumirlos a final de la semana. Para eso hay algunos consejos que hacen que la maduración se ralentice.

Sacarlos de la bolsa

Si los plátanos vienen en una bolsa de plástico o papel, retiraremos la bolsa inmediatamente después de volver de la tienda. Los plátanos almacenados dentro de una bolsa solo madurarán más rápido, ya que el etileno, o el gas emitido por las bananas para acelerar la maduración, se acumulará en la bolsa.

El etileno es producido por muchas frutas, incluidas las manzanas, los melocotones y los tomates. Es excelente si queremos madurar rápidamente los productos, no tanto si queremos conservarlos el mayor tiempo posible.

Envolver los tallos

Es posible que hayamos notado que los plátanos en el supermercado a menudo vienen en racimos con una envoltura de plástico alrededor del tallo. Esto se debe a que, sin envolver, el etileno emitido por el tallo puede viajar hacia abajo y madurar la fruta.

Si los plátanos vienen pre envueltos, lo dejaremos así. De lo contrario, podemos envolver todo el grupo de tallos en una envoltura de plástico o separar los plátanos y envolver cada tallo individual en una envoltura de plástico.

Dividir

Envolver los tallos como un racimo es un buen comienzo, pero debido a que hay espacios entre ellos, es posible que parte del etileno se escape cuando los plátanos se envuelven como un racimo.

Separar las bananas y envolverlas individualmente es la mejor manera de evitar que el etileno se desplace por la fruta. Además, cuando estemos listos para comer los plátanos, no hay necesidad de desenvolver los tallos. Simplemente pelaremos el plátano desde el extremo opuesto y lo sostendremos por el tallo envuelto.

Meterlos en el frigorífico

Si notamos que los plátanos están llegando al punto de no retorno, los meteremos en el frigorífico sin bolsa. Como maduran mejor a temperatura ambiente, los guardaremos en frío para ralentizar el proceso de maduración.

Si sabemos que no consumiremos esos plátanos antes de que se echen a perder, podemos recurrir al congelador. Se deben pelar antes de congelarlos. Incluso, podemos congelarlos en rodajas, trozos grandes, triturados e incluso enteros, según cómo queramos usarlos en el futuro.

¡Sé el primero en comentar!