Así puedes madurar un aguacate en pocos segundos

Así puedes madurar un aguacate en pocos segundos

Carol Álvarez

Elegir un aguacate maduro puede ser un atrevimiento. Pueden pasar pocas horas desde que esta fruta está dura hasta que se pone totalmente blanda. ¿Existe alguna forma de hacerlo madurar para evitar que se ponga malo?

Dependiendo de cómo queramos usar el aguacate, comprobaremos qué etapa de madurez es la mejor. Si la fruta no está lo suficientemente madura, nunca podremos pelarla o triturarla. Sin embargo, demasiada madurez aporta un sabor amargo y una textura harinosa.

Etapas de un aguacate maduro

Puede ser difícil saber cuándo un aguacate está maduro porque pasa de duro a demasiado blando muy rápidamente. Una buena regla general es observar la piel. Si es de color verde muy brillante y firme al tacto, es probable que aún no esté maduro. Sin embargo, si la piel es de color negruzco y al presionarla ligeramente por fuera deja una hendidura profunda, la fruta está demasiado madura.

Un aguacate maduro debe tener una piel casi negra y ser un poco firme pero también un poco flexible, como el área de la mano justo debajo de donde el pulgar se conecta con la palma. Otra forma de verificar la madurez es quitar el pequeño resto del tallo que se encuentra en la parte superior. Si el color que ve debajo del tallo es verde suave y brillante, la fruta está lista para comer. Si es marrón, está demasiado maduro o aún no está maduro.

Los aguacates duros y de color verde brillante están a 4-7 días de estar maduros. Los de color verde brillante que son muy duros cuando se palmean aún no están maduros y tendrán de 4 días a 1 semana antes de que estén listos para comer. Ni siquiera se deben intentar comer, ya que estarán duros y no tendrán sabor.

Los que son muy oscuros con motas verdes ya están listos. Si comemos aguacates de inmediato, buscaremos aquellos de color verde oscuro, casi negros, que estén firmes con una ligera flexión al apretarlos. El interior de estos será de color verde brillante contra la piel y cremoso por dentro, y se desprenderá fácilmente del hueso.

Los negros con piel moteada han pasado su mejor momento. Estos tendrán una piel seca y arrugada que es blanda al tacto. El interior suele tener manchas marrones en la fruta y tendrá un sabor amargo. No tiene sentido tratar de salvarlos, simplemente debemos tirarlos.

¿Cómo saber si un aguacate está maduro?

Si debajo del tallo nudoso está verde, el aguacate está listo para abrirse, pero si está marrón, lo dejaremos. Al igual que muchas frutas y verduras, debemos saber si un aguacate está maduro, pero una identificación visual también puede ayudar.

  • Echaremos un vistazo a su color. Uno maduro será muy oscuro con motas verdes.
  • Apretaremos suavemente y sentiremos un poco de suavidad.
  • Echaremos un vistazo a la protuberancia marrón del tallo y lo arrancaremos. Si el tallo se desprende con facilidad y se ve verde por debajo, el aguacate está maduro y listo para comer.
  • Revisaremos debajo del tallo, si está marrón, es probable que el aguacate esté demasiado maduro y podría tener manchas oscuras en el interior.
  • Si el tallo está duro y no se mueve, aún no está listo.

mujer con aguacate maduro

¿Cómo madurar aguacates?

La forma más fácil de madurar los aguacates es dejarlos en a temperatura ambiente durante unos días para que maduren de forma natural. Los más verdes pueden durar de 3 a 5 días antes de volverse perfectos, mientras que los de piel más oscura maduran más rápido.

  • Para madurar un aguacate rápidamente en la encimera, lo colocaremos en un tazón o bolsa de papel con una manzana o un plátano. Los plátanos, el kiwi, las manzanas y los aguacates producen gas eteno que, cuando se coloca junto a una fruta dura, la ablanda. Este gas natural rompe las paredes celulares internas y convierte los almidones en azúcar, madurando la fruta de forma natural.
  • Para hacer que el aguacate madure en 1 o 2 días, lo colocaremos en una bolsa de papel con una o dos bananas. Este método concentra el gas que rodea a la fruta pero permite que la fruta respire. Evitaremos el uso de bolsas de plástico que sofocan la fruta. Este método también se puede hacer con frutas de hueso, melones, etc.
  • Lo pondremos en el frigorífico una vez que esté maduro. Si no podemos comerlo una vez que esté maduro, lo guardaremos en frío para ralentizar el proceso de maduración. Los aguacates sin cortar deben durar entre uno y tres días en el frigorífico.

Trucos para hacerlo rápido

Hay quienes creen que los aguacates se pueden madurar de forma rápida con dos trucos: el horno y el microondas.

  • En el microondas: cortaremos el aguacate por la mitad y retiraremos el hueso. Luego envolveremos cada mitad en una envoltura de plástico. Cocinaremos en el microondas a temperatura alta durante dos minutos y luego colocaremos los aguacates envueltos en agua fría para detener la cocción.
  • En el horno: Envolveremos el aguacate en papel aluminio y lo colocaremos en un horno a 100ºC durante 10 a 30 minutos, dependiendo de qué cómo de duro esté el aguacate y de la potencia del horno.

Cuando ya no los queramos usar, guardaremos los aguacates partidos por la mitad en el frigorífico durante uno o dos días como máximo. Si lo envolvemos bien apretado en la piel y con el hueso dura más. Podemos juntar las dos mitades y luego las envolveremos bien con una envoltura de plástico. Esto evita que el aire se filtre para oxidar la fruta y, con suerte, no se decolorará. Si lo hacemos, cortaremos la porción dorada y esperaremos que esté verde debajo.

aguacate maduro

¿Cómo evitar que madure?

Aunque puede ser difícil saber exactamente cómo de maduro está un aguacate, es más fácil evitar que madure que hacer que uno maduro permanezca intacto en vez de echarse a perder. Cuando compramos aguacates en la tienda y nos damos cuenta de que aún no ha madurado, podemos poner el aguacate en el frigorífico para retrasar su maduración durante unos dos o tres días.

Una vez que lo hayamos dejado en el frigorífico durante un tiempo, lo sacaremos y esperaremos alrededor de un día para que madure perfectamente. Podemos controlarlo periódicamente probando su firmeza y observando la piel debajo del tallo. Pero no debemos perder esa ventana, porque una vez que un aguacate madura, no hay vuelta atrás.

Si ya está maduro, ponerlo en el frigorífico no ayudará mucho. Básicamente, estaremos abandonando un aguacate maduro para que madure más lentamente. Es mejor emplear el frigorifico como un dispositivo de ralentización de la maduración solo para la fruta que aún no ha alcanzado su punto máximo de madurez.

¡Sé el primero en comentar!