¿El coco es bueno para la salud?

¿El coco es bueno para la salud?

Sofía Pacheco

El coco es una fruta que poco a poco se ha ido introduciendo en nuestra dieta mediterránea. Hay quien tiene super asumido esta deliciosa fruta y la mezcla con batidos, frutas, yogures y cereales, y hay quien aún está reacio a conocerla y dale una oportunidad.

Del coco se sabe poco, por eso nos hemos propuesto descubrir todos los secretos que esconde esta sabrosa, nutritiva y refrescante fruta. Su aspecto robusto y duro, y su interior crujiente, blanco puro y su agua fresquita, la convierten es una fruta esencial para el verano y a partir de aquí empieza todo lo que podemos conseguir si la añadimos a nuestra dieta diaria.

Valores nutricionales del coco

Esta inconfundible fruta es de las más calóricas del mercado, pero bueno, podría compensarse teniendo en cuenta el esfuerzo que hay que hacer para romper un coco. Bromas aparte, el coco cuenta con 354 calorías por 100 gramos de producto, casi 34 gramos de grasas, 15,23 gramos de carbohidratos y 3,3 gramos de proteínas por cada 100 gramos de producto.

La fibra que se absorbe con esta fruta es saludable, y en total tiene unos 9 gramos de fibra por cada 100 gramos de producto. También tenemos que tener en cuenta que es una fruta muy dulce y tiene más de 6 gramos de azúcar por cada 100 de producto. Eso sí es azúcar natural, saludable, no azúcar libre y añadida que es la que tenemos que eliminar de nuestra dieta.

A su vez, este curioso fruto del cocotero, tiene multitud de vitaminas y minerales entre los que destacamos sodio, potasio, hierro y calcio, vitamina C, B1 y E. No es de las frutas con las vitaminas y minerales, pero es cierto que las que trae son muy importantes para el organismo.

¿La grasa del coco es buena o mala? Responder a esto no es fácil, ya que por un lado el coco es muy saludable pero su grasa no lo es tanto y se trata de grasa saturada con un porcentaje superior a la mantequilla. Siempre y cuando no nos excedamos, podremos usar aceite de coco en nuestros platos. No se recomienda para personas con problemas de colesterol y cardiovasculares.

Un hombre echando agua de coco en su mano

Principales beneficios

El coco está lleno de beneficios para nuestro organismo. Unos nos sonaran más que otros, pero todos son igual de importante y notaremos la ayuda de esta fruta a los pocos días de introducirla en nuestra dieta de forma asidua.

Cardiosaludable

El agua del coco y su carne blanca en sí, pero sobre todo el agua, ayudan a reducir la presión arterial gracias a la presencia de potasio en el agua del interior del coco, baja el colesterol malo y los triglicéridos y aumenta el colesterol bueno, regula los niveles de azúcar en sangre y ayuda a regular la tonicidad de los músculos, incluido el corazón, mantiene a raya la obesidad, reduce los infartos cardíacos y los accidentes cerebrovasculares.

Unas lascas o unos trozos de coco al día y tendremos el corazón siempre sano y capaz de estar a pleno rendimiento, sobre todo en el caso de deportistas.

Antimicrobiano

¿Cuántas veces hemos oído y leído que algo que comemos es antimicrobiano? Eso suena más para cremas, por ejemplo, pero en este caso también hace referencia al aceite de coco, tanto para tomar como para untar en nuestra piel.

Un coco maduro dispone de algo más del 30% de aceite de coco puro. De ese porcentaje, la mitad son ácidos grasos que se digieren fácilmente.

Su acción microbiana, antiviral y antiséptica es perfecta cuando usamos el aceite de coco tanto externa como interna (ingerida) para solucionar problemas de infecciones y bacterias u hongos.

Una mano sujetando un coco verde

Isotónico natural

Normalmente cuando volvemos de entrenar o mientras entrenamos solemos beber algún tipo de bebida cargada de sales minerales para ayudar al cuerpo a recomponerse mejor y más rápido. Pues bien, si tenemos a mano agua de coco, no necesitaremos hacer uso de Gatorade, Aquarius y similares.

El agua natural de los cocos es rehidratante y nutritiva por eso se usa como isotónico natural. Ahora llega el truco, y es que el agua de coco que es verdaderamente buena es la del fruto verde, el joven, que está cargado de azúcares sanos, grasas saludables, vitaminas y minerales.

Detox

El coco y, sobre todo su agua, ayudan al organismo a desintoxicarse limpiando los riñones reduciendo los cálculos renales. Las dietas detox no se pueden hacer muy seguidas, ya que se puede volver contra nosotros y causar serios problemas de salud.

Esta fruta es desintoxicante porque ayuda al organismo a eliminar los desechos que se crean a lo largo del día, promueve la eliminación de líquidos, contiene muchos minerales esenciales y puede aliviar los vómitos, los gases y tiene efecto laxante si se toma mucha cantidad.

Cantidad máxima diaria

Si alguna vez nos hemos preguntado ¿qué cantidad de coco puedo comer en un día? Entonces hemos llegado al lugar indicado. Diferenciamos 3 posibilidades, la carne del coco, el agua y el aceite.

La carne blanca se puede comer a cucharadas si está blanda (muy madura) o a bocados. En estas circunstancias se pueden comer unos 80 o 100 gramos de coco. Lo ideal es acompañarlo de otros alimentos como otras frutas, yogures, cereales, etc.

Con respeto al agua de coco se calcula que la cantidad máxima diaria está entorno a los 200 ml. Por último, el aceite de coco. Este ingrediente se usa mucho en cocina y en repostería, es por eso que mejor no excederse de los 40 ml al día.

Cómo introducirlo en la dieta

Tengamos en cuenta que el coco se divide en muchos subproductos de la misma fruta como es su carne, su agua y su aceite. La grasa del coco es saturada, así que mejor usarla muy de vez en cuando.

El agua de coco se puede usar para agregarla a nuestra dieta diaria, ya que un vaso al día puedes ayudarnos a reducir la diabetes, la hipertensión, los problemas de riñones, y demás.

Por otro lado, tenemos su carne que la podemos añadir a zumos de frutas, bol de frutas (combina especialmente bien con frutos rojos que son ricos en antioxidantes), en pasteles y repostería como palmeras, bizcochos, hojaldres, tabletas de chocolate negro caseras con nueces y coco, también los trozos crujientes de coco quedan perfectos en ensaladas frías y salmorejo de frutas.

El aceite de coco se usa para cocinar y dar textura a mezclas como los helados veganos. A la hora de cocinar con aceite de coco tenemos que tener cuidado con la cantidad, ya que es un ingrediente con un intenso sabor que puede camuflar todo lo demás.

El coco rallado es una delicia y tanto es así que se usa más allá de la repostería como galletas, tartas, bombones, bolitas de coco, brownie, etc. llegando a platos salados como pastas, ensaladas, croquetas veganas de coco y zanahoria, pollo, albóndigas de marisco, salsas, etc.

Un coco partido por la mitad relleno de helado y fresas

Contraindicaciones del coco

Este fruto peludo tiene algunas contraindicaciones, pero son muy poquitas ya que no es tóxico ni pasa nada grave si un día comemos más coco de la cuenta.

Por ejemplo, una de sus contraindicaciones más famosas es su efecto laxante por su alto contenido en fibra e hidratación, también puede dar dolor de estómago si comemos muchísima cantidad.

No es muy recomendable su consumo si tenemos exceso de peso, ya que es una fruta muy calórica y con grasas, aunque son buenas, ya que el coco dispone de ácido láurico y consiguen reducir el colesterol.

Evidentemente si sufrimos de diarreas, mejor no tomar esta fruta, ni agua, ni aceite, ni en trozos. Así como tampoco es recomendable si tenemos algún tipo de alergia al coco o padecemos de hiperfunciones de la glándula tiroides.