¿Qué son las bayas de Goji?

¿Qué son las bayas de Goji?

Sofía Pacheco

Es bastante probable que hayamos oído hablar sobre las bayas de Goji, pero nunca las hayamos comido. Es más, es probable que las hayamos visto en algún supermercado y hayamos tenido curiosidad por comprarlas. Hoy sabremos todo sobre ellas, hasta el cómo se comen y si todos podemos comerlas o tiene contraindicaciones importantes.

Las bayas de Goji parecen un fruto extraño y hasta venenosos, pero realmente, es un fruto milenario al que se le atribuyen propiedades beneficiosas y viene del lejano oriente. Es interesante ampliar nuestra cultura culinaria, y animarnos a probar otros alimentos, pero en este caso, mucho cuidado si somos diabéticos, alérgicos al polen o estamos embarazadas.

¿Qué son?

En pocas palabras, estas bayas son el fruto del árbol llamado Lycium barbarum que crece en el Tíbet y en Mongolia. Un árbol que crece a más de 4.000 metros de altura y que da como resultado este fruto de color rojo intenso, aunque se comercializa en un estado parecido a la uva pasa y con un sabor dulce.

Un fruto al que se le han atribuido multitud de nombres, ya que se le considera un superalimento capaz de retrasar el envejecimiento de la piel, pero no nos alegremos tanto, ya que no es el milagro de la eterna juventud.

Desde los años 90 pulula por todo el mundo y en España es común verla. Se hizo muy popular hace un tiempo, pero no había tantas redes sociales. Ahora, multitud de influencers hablan de ellas y se está volviendo a comercializar con mucha frecuencia.

Estas bayas se integraron dentro de la medicina tradicional china y apareció en la cultura de Asia hace más de 2.000 años, por lo que en el lejano oriente se usan con mucha normalidad.

Bayas de Goji

Valor nutricional

Estas bayas tan particulares no son muy bajas en calorías, pero no nos alarmemos, eso es si comemos 100 gramos. Los expertos aconsejan no superar los 15 gramos al día, ya que solo se debe usar para picotear o para añadir a un yogur, por ejemplo. Además, en el apartado de contraindicaciones entenderemos por qué no debemos comer muchas, ni tampoco por qué no todos debemos consumir este alimento.

100 gramos de estas bayas tienen 370 kilocalorías, 63 gramos de carbohidratos, casi 12 gramos de proteínas, 8 gramos de fibra y 0,5 gramos de grasas. Pero hay otra serie de nutrientes muy importantes, como son las vitaminas y los minerales, que es lo que de verdad le aporta al organismo.

A decir verdad, este alimento no es muy rico en cuanto a nutrientes, ya que solo tiene 112 mg de calcio, 9 mg de hierro (más del 110% de la cantidad diaria recomendada) y 1.132 mg de potasio. Vitamina A 8 mg que supone casi el 900% de la cantidad diaria recomendada y vitamina C con 310 mg que supone casi el 350% de la cantidad diaria recomendada.

Cómo se consumen

Estas bayas se comercializan secas para aumentar su durabilidad, aunque también podemos ver batidos con este ingrediente, yogures e incluso algunos frutos decorando un pastel. Ya depende de donde estemos, es decir, en qué país nos encontremos.

La OCU ya advirtió una vez de la toxicidad de estas bayas, pero eso se debe a los productos químicos que se usan al cultivar el árbol, es decir, a los pesticidas. Es por esto, que mejor comprarlas en sitios de confianza, nunca al peso y siempre con paquetes cerrados.

Para comerlas, solo hay que abrir la bolsa y servirnos unas 10 bayas como máximo para un bol grande de yogur, cereales, coco, chocolate, y otras frutas como naranja o arándanos. Lo mejor es solo comer, 5 o 6 por días, ya que el exceso de vitamina A y C puede llegar a ser grave en el organismo.

Beneficios

Las bayas de Goji hemos visto que tiene unos valores nutricionales algo desproporcionados, es decir, muy pocas vitaminas, pero con valores muy altos y muy pocos minerales, pero con valores bajos salvo el hierro que es muy alto. Esto hace que los beneficios sean escasos o muy concretos y es lo que vamos a ver a continuación:

Bayas de Goji con yogur

Rico en antioxidantes

Antienvejecimiento celular, es de las principales propiedades de estas bayas, de hecho, los expertos recomiendan 20 gramos diarios para retrasar el envejecimiento de las células del cuerpo. Pero es que los antioxidantes no solo sirven para rejuvenecer nuestra piel, sino para todas las células del cuerpo, incluso las neuronas, así que ayuda también a retrasar la llegada del Alzheimer.

Bueno para la falta de hierro

Su alto porcentaje de hierro es muy bueno para aquellas personas que tienden a tener el hierro bajo o incluso llegan a sufrir anemia ferropénica. El hierro es un mineral vital para el transporte del oxígeno por todo el cuerpo, y tenerlo bajo afecta a muchísimas funciones importantes del organismo como la concentración, la respiración, el ritmo cardíaco, etc.

Regula el tránsito intestinal

Su contenido en fibra, mezclado con otras frutas y verduras, ayuda a regular el tránsito intestinal, por lo que podremos decir adiós al estreñimiento ocasional. El organismo necesita una media de 40 gramos de fibra diaria para funcionar adecuadamente. Recordemos que la fibra no solo sirve para evacuar, también ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre.

Contraindicaciones

Entre las contraindicaciones principales está la prohibición de su consumo en embarazadas y lactantes. Así mismo, estas bayas de Goji no sientan bien a los diabéticos, ya que pueden disparar los niveles de azúcar en sangre.

Quienes padezcan de tensión arterial alta, tampoco deberían consumirlas, o en todo caso preguntar antes a un especialista. Esto se debe a la incompatibilidad con algunos fármacos, cosa que también sucede con los diabéticos que se pinchan insulina.

Aquellas personas alérgicas al polén, no deberían consumir este alimento, ya que podrían experimentar efectos adversos graves. Lo mismo sucede con aquellas personas que tengan problemas de corazón o estén tomando medicamentos anticoagulantes como el sintrom.

El exceso vitamina A y C también es muy negativo para el organismo. Está claro que no vamos a consumir 100 gramos de bayas de Goji, pero si en un día nos pasamos del 100% de vitamina A y C, debemos saber que podremos experimentar algunas consecuencias como mareos, fatiga, dolores de cabeza o diarreas.

¡Sé el primero en comentar!